dissabte, 27 de novembre de 2010

Una il·lusió que s'encomana


Tac, tac, tac. Hi ha pocs sorolls tan seductors com el d’una pilota de bàsquet botant. Té ritme, intensitat i fins i tot sona bé, tres característiques que haurien d’aparèixer en qualsevol secció d’esports d’un mitjà de comunicació. Tac, tac, tac. El so s’encomana, convida a moure les cames i a ser actius, a prendre la iniciativa sense esperar veure què fan els altres. Tac, tac, tac. S’ha de ser constant i tenir mètode per mecanitzar l’acció, una virtut que et permet aixecar la vista per comprovar què passa al teu voltant. I explicar-ho. Tac, tac, tac.

Pocs dies abans del bateig de l’ARA, molta gent intenta imaginar-se com serà aquest projecte multiplataforma. Als que tenim la sort de viure el procés des de dins, tothom ens ho pregunta amb curiositat. Poques iniciatives, comunicatives o d’altres àmbits, han estat capaces d’engrescar últimament tanta gent bona i de generar tanta expectativa. Deu ser veritat que la il·lusió s’encomana, perquè al número 119 del carrer Diputació n’hi ha molta, però fora, encara n’hi ha més.

Tac, tac, tac. El tacte rugós de la pilota és addictiu i ens incita a repetir l’experiència com més aviat millor. Un necessita tornar-hi una vegada i una altra. Sempre. Tac, tac, tac. Sona a mig camí entre el batec d’un cor i els timbals de festa, un ambient ideal per crear coses interessants. I riure. Tac, tac, tac. Els tous dels dits transmeten sensacions que, sense saber com, ens fan sentir millor. Ens canvien l’estat d’ànim. Ha deixat de ploure. Tac, tac, tac.

Consulta aquí l'article en el seu context original.

dijous, 28 d’octubre de 2010

Adiós


Tengo, como en los chistes, una mala y una buena noticia que contar. Ésta es mi última aparición en este rincón de los jueves, que a partir de ahora será ocupado por Roger Lorgeoux, el jefe de Deportes de Levante de Castelló. No conozco sitio mejor en muchos kilómetros a la redonda para hacer periodismo que éste, pero me marcho a vivir fuera y no tendría sentido seguir con La Claca.

Dejo, al menos por los números en las ocho primeras jornadas, al mejor Villarreal CF de la historia, al único equipo capaz de seguir el ritmo impuesto por Real Madrid y FC Barcelona sin perder el aliento. Intuyo que esto no será así todo el año y que, más pronto que tarde, el equipo cederá puntos en la clasificación, pues a los otros les sobran futbolistas y el submarino los tiene contados. No invento nada, pues ese argumento conservador lo ha repetido una y mil veces el presidente, Fernando Roig, quien califica la posición actual de anecdótica.

En cambio, estoy seguro de que el conjunto que ha preparado Juan Carlos Garrido dará muchas alegrías a todos aquellos que, todavía hoy, le discuten su estilo pragmático de llevar los partidos. A diferencia de lo que le gustaría a Johan Cruyff, que como demostró hace unos días en Borriol, pasa más horas viendo golf que fútbol, los tres puntos se continúan dando a quien más goles consigue y no a quien más pases consecutivos da. Algunos han confundido el camino con el destino, el medio con el fin.

Una cosa es que el Bernábeu silbe cuando se aburra o el Camp Nou murmulle cuando hay una cesión al portero, pero otra muy diferente es acudir a El Madrigal pensando que cada vez que el Villarreal CF tenga el balón hay que generar una ocasión de gol. A veces, lo mejor es especular ya sea para mantener un resultado favorable o para sacar al rival de su trinchera. Ocurre en las mejores familias y nadie se avergüenza de ello.

Anoche me senté con bolígrafo y papel delante del televisor para ver el partido que se disputó en el estadio Santo Domingo. Anoté muchas cosas, pero ya no tienen importancia. Al menos por ahora, en un futuro amenazo con volver a mi casa, que es este periódico.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 28 de octubre del 2010.

dijous, 21 d’octubre de 2010

Equilibrio


El chino Adili Wushouer es un legendario equilibrista capaz de completar excentricidades tales como caminar por la cuerda floja sobre un estadio de Pekín durante nada menos que 60 días consecutivos. Cuando tengo momentos de dudas existenciales, acudo al You Tube para recrearme pues el arte de desplazarse por un alambre siempre me ha impresionado, más por la concentración que exige que por su complejidad técnica. Me relaja, como a algunos el tetris.

El equilibrio suele ser la base de todo y de ahí que tanta gente se fascine con el yin, el yang y otras filosofías orientales de medio pelo basadas en el contraste de dos fuerzas aparentemente opuestas y complementarias. Los libros de autoayuda andan llenos de teorías al respecto.

Lo cierto es que algo de razón suelen tener y en el fútbol, como en la vida, todo es cuestión de equilibrio. Los entrenadores suelen resumir así complejas tácticas en las que el equipo debe acoplarse a situaciones concretas del juego. Si un lateral sube, el otro debe quedarse atrás y centrar su posición, piden. Hay una serie de espacios que conviene ocupar con criterio.

Cuando algo está equilibrado, es sencillo hacer el trabajo que a cada uno le corresponde. Incluso una paella parece sencilla de cocinar si se encuentra bien estable. Tiras el aceite y se distribuye por igual. En cambio, cuando no encuentras la simetría, puedes desesperar en el intento, poniendo un cartón aquí y un palito allá.

Algo así es Marchena para este equipo. El futbolista es de gran utilidad para el equilibrio del Villarreal CF. Sin él, Musacchio pareció el lunes un central por formar, cuando el argentino llevaba un inicio de temporada muy sólido y era una de las grandes revelaciones de la Liga BBVA. Los centrocampistas tampoco resguardaron la posición con la misma efectividad que acostumbraban y el equipo pareció más volátil e inestable que nunca.

No es que el mundialista sea el novio perfecto y carezca de defectos, pues siempre le sobran dosis de actuación cuando contacta con un rival (pienso en Málaga), pero es muy útil para ordenar a este equipo desde atrás.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 21 de octubre del 2010.

dijous, 14 d’octubre de 2010

Crónicas


Aproveché el viernes para darme un garbeo por la Ciutat Esportiva. La excusa, una entrevista a Ángel López (menudo arranque el suyo) que salió publicada el lunes, es lo de menos ya que el paseo sirvió para recorrer, de nuevo, unas instalaciones que no paran de mejorar. Ahora, sin ir más lejos, hay maquinaria trabajando en la construcción de un nuevo campo de fútbol, la adecuación del acceso al recinto y la ampliación de la zona de aparcamiento. Un ejemplo.

Algunos de los que hacía tiempo que no me veían por allí entre semana aprovecharon para atizarme por mis últimas crónicas. Nunca se espera uno este tipo de enfados. Pensaba, ingenuo de mí, que andaban contentos con mis divagaciones, pues en este rincón de los jueves se ha defendido como en pocos el trabajo de Juan Carlos Garrido, más todavía tras las dudas iniciales de San Sebastián y Zagreb. Consideran, en cambio, que he menospreciado a algunos de los rivales a los que ha superado el Villarreal CF. Incluso comparé la movilidad de algún defensa del Racing con la de los muñecotes que sirven para ensayar las faltas.

Como me ruboriza ir en contra dirección, haré caso de los consejos y me abonaré a la teoría mayoritaria, ésa que hace semanas criticaba, por injusta con el técnico.

Me costará. “No sé hasta cuándo seré el entrenador del Villarreal CF, me gustaría serlo durante muchos años, sí que sé que el tiempo que lo sea haré todo lo posible por ganarme la confianza, el apoyo y el cariño de mi afición”, escribe Garrido en su web. Hace días hubiera alabado el texto, pues me parece sincero y cercano, más todavía si va acompañado del pago de un autocar para que los seguidores se puedan desplazar este lunes a Alicante. Ahora que quiero dejarme llevar por la corriente, en cambio, supongo que deberé criticarlo.

Se me hará extraño. Prefiero pensar sólo en clave de fútbol y sentarme este lunes a disfrutar delante del televisor. El derbi es una buena prueba de fuego, aunque el Hércules CF tampoco quedó la temporada pasada entre los nueve primeros. Como el resto de los rivales con los que el Villarreal CF ha jugado hasta la fecha.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 14 de octubre del 2010.

dijous, 7 d’octubre de 2010

Selección


España, que como día aquel es un concepto ambiguo, ha seleccionado a cinco futbolistas del Villarreal CF para sus dos próximos bolos. No hay mejor reconocimiento al fútbol que propone Juan Carlos Garrido que ése. Lo que importa no es que Vicente del Bosque elogie el juego del submarino sino que confíe en sus jugadores cuando necesita ganar partidos y, a día de hoy, Marchena, Capdevila, Cazorla, Bruno y Borja Valero son útiles para eso.

Le preguntaron el lunes en Madrid a Fernando Roig, a quien sentaron en el Ritz entre Ángel Torres y Manuel Llorente, por el secreto de este equipo, que ya acumula cinco victorias consecutivas en la Liga BBVA. El proyecto es fiel a la filosofía de la entidad, pero ha añadido algunas mejoras. Al fútbol de toque y el gusto por la combinación, ha sumado efectividad y practicidad, dos adjetivos que nunca sobran a la hora de buscar puntos.

Al principio tales virtudes fueron criticadas, pues hubo quien las confundió con cierto conservadurismo. Lo de dar un paso atrás para poder dar dos hacia delante fue considerado algo así como de cobardes. Ahora, en cambio, se habla de pegada. Diferentes palabras para explicar las mismas cosas.

A diferencia de otros técnicos, que han criticado el parón por si les corta la racha, como si los buenos resultados tuvieran más que ver con la superstición que con el quehacer diario, el entrenador del Villarreal CF anda contento porque podrá trabajar con tranquilidad durante unos días. Serán, aunque con múltiples bajas, entrenamientos de calidad, que permitirán asentar algunos conceptos básicos.

Atrás el equipo es estable y de medio campo hacia delante sabe leer diferentes tiempos, según interese en cada momento. A veces es muy vertical y otras, duerme el partido. Funciona el método, tanto que nueve técnicos del Wolfsburgo alemán, encabezados por Jens Todt, han visitado esta semana la Ciutat Esportiva del Villarreal CF para estudiar el estilo de trabajo del club, tanto en su cantera como en el primer equipo. Incluso, quién sabe, a lo mejor la prensa estatal le entra la curiosidad y también se anima a ver el por qué de tanto éxito.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 7 de octubre del 2010.

dijous, 30 de setembre de 2010

Sonetos


Hace apenas unos días la gente nos paraba por la calle para demandarnos algún objeto punzante que lanzarle al entrenador y ahora, en cambio, todos nos solicitan flores para regalarle a Juan Carlos Garrido. Creen, y demasiadas veces no van mal encaminados, que los periodistas nos asemejamos a aquellos poetas y dramaturgos del siglo pasado, que escribían sonetos a cambio de un puñado de monedas. Somos, así nos ven, una especie de Félix Lope de Vega modernos.

Lo cierto es que la mayoría ni tenemos el mismo talento, ni pasamos la misma hambre, lo cual nos permite escribir a nuestro antojo, sin guiones preestablecidos. Dejaremos, pues, para otro jueves los motivos por los que el Villarreal CF ha ganado cuatro partidos consecutivos, aunque en esta esquina en la que los buenos resultados no nos han sorprendido tanto adelantamos que quizás conviene fijarse en qué hacen los futbolistas del submarino cuando no tienen el balón. Es algo que cuesta de observar en el televisor, un ente perverso que sólo enfoca al que habla con un micrófono delante o, en este caso, al que conduce una pelota.

Son dos movimientos sencillos que el año pasado fueron difíciles de ver, esta vez no por la realización televisiva sino por los gustos del ex entrenador. Algunas preguntas a modo de pistas. ¿Dónde van los jugadores tras desprenderse del balón? ¿Qué espacios ocupan y, sobre todo, qué espacios generan? ¿Cuál es su prioridad cuando pierden la pelota? Más fácil que un examen de la ESO, ¿no? Pues eso.

Prefiero hoy hablar de una opinión que creo necesaria corregir y tiene que ver con las rotaciones. Todos tenemos claro cuál es, a día de hoy, el once que mejor resultado le da al entrenador y para ello basta con repasar las alineaciones de los últimos partidos. En cambio, no podemos exigirle al técnico que actúe con ellos cada tres días, pues, entre otras cosas, el equipo se vendría abajo físicamente. Los cambios se me antojan imprescindibles, incluso aunque ello conlleve una disminución de las opciones de ganar.

Lo digo antes de que pase. Si hay cambios esta noche ante el Brujas y el resultado no es el esperado, no será aquí de donde salgan las críticas. Esto, conviene recordarlo, es una temporada, no una final.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 30 de septiembre del 2010.

dijous, 23 de setembre de 2010

Entrenador


Tenía cronometrado que a Juan Carlos Garrido le llegarían las primeras críticas al poco de asomar algún resultado contrario. Conté hace un par de semanas la fábula del novio y el marido para tratar de explicar por qué. Me equivoqué. Las piedras han llegado antes de tiempo, sin esperar a traspiés importantes o, al menos, definitivos. Algo extraño en un entorno dócil que acostumbra a aplaudir todas las decisiones del club.

El entrenador del Villarreal CF no ha caído en gracia a una parte de la prensa y la afición, que, por su trayectoria humilde, se esperaba a alguien cercano y se ha encontrado, dicen, con un tipo más distante. Habían llamado a Pep y les han traído a Mou. Algunas de las últimas ruedas de prensa, las posteriores a las victorias ante el RCD Espanyol y el Levante UD, han sido más tensas de lo que el resultado sugería.

El técnico, que ha sido cocinero antes que fraile, es consciente de que su relación con los medios de comunicación no es tan fluida como desearía, pero cualquier paso que da para limar asperezas es descifrado en el sentido contrario, como una agresión. La charla táctica de este verano con los periodistas es un buen ejemplo. La presentación de su web personal, otro. “Es una página que intenta llegar a la gente de una manera positiva”, tuvo que excusarse el martes.

Hay cosas que, llegados a este punto, no le ayudan al entrenador, como que los amigos le hagan pancartas comparándolo con Dios cuando apenas lleva un puñado de partidos en un banquillo de la Liga BBVA, pero tampoco es para tanto. Manuel Pellegrini era mucho más arisco y, al menos en Vila-real, nunca fue criticado por ello. ¿Cuál es la diferencia? ¿Le reímos las mismas excentricidades a un chileno que luego le criticamos a un valenciano? Sería un extraño caso de chovinismo inverso, que es algo que ni siquiera estoy seguro de que exista.

A los entrenadores hay que analizarlos por el rendimiento de sus equipos y no por el personaje que, a modo de careta, se han creado para sobrevivir a cuatro ruedas de prensa semanales. Si el Villarreal CF no funciona, habrá que pedirle cuentas, pero a uno le da la sensación de que por aquel entonces será difícil encontrarlo. Como no paren de lanzarle piedras, yo les recomiendo buscarlo bajo una montaña de escombros.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 23 de septiembre del 2010.

dimarts, 21 de setembre de 2010

La tormenta perfecta


A los norteamericanos les encanta encontrar paralelismos cinematográficos en el mundo del deporte. A los pocos segundos de ver cómo Seattle Storm ganaba el anillo ya tenían el suyo para este año; ‘La tormenta perfecta’.

Los tres partidos de la final fueron más ajustados de lo esperado y ninguno se decidió por más de tres puntos de diferencia, pero la sensación es que Seattle Storm barrió a Atlanta Dream en las series por el título. 3-0 y una nueva eliminatoria perfecta, sin ceder ni un encuentro, lo mismo que en la Conferencia Oeste ante Los Angeles Sparks (2-0) y Phoenix Mercury (2-0). Son la tercera franquicia que consigue unos playoffs perfectos. Antes sólo lo lograron Houston Comets (1997 y 2000) y Los Angeles Sparks (2002).

Cuando la bocina sonó, Sue Bird y Lauren Jackson empezaron a saltar juntas. Ellas son lo más parecido a John Stockton y Karl Malone que ha encontrado la WNBA, aunque los chicos se quedaron sin anillo y ellas acumulan dos en apenas seis temporadas. Las diferencias entre el equipo que ganó el título en el 2004 y el que lo logró la semana pasada son evidentes, pero lo esencial se mantiene intacto.

“Los dos anillos son completamente diferentes. Hemos tardado seis años en volver a conseguirlo y ahora no puedo creerme que el círculo se haya completado”, asegura Lauren Jackson. “No hay nada como desear algo y conseguirlo. Pocas personas se sentirán tan realizadas como me siento yo tras el segundo anillo”, explica Sue Bird.

Eso sí, en este tiempo, las Storm han evolucionado y ya no dependen tanto de Bird y Jackson. Hace seis años, por ejemplo, Swin Cash estaba en Detroit y la alero ha tenido un papel decisivo en este anillo, especialmente en un tercer partido en el que las Storm necesitaron de 18 puntos suyos (con dos triples en momentos críticos) para doblegar a las Dream y a sus 10.522 espectadores. Otras de las jugadoras que han sido importantes en la serie por el título, como Tanisha Wright, ni siquiera habían salido todavía de la universidad.

Durante este período sin títulos, las Storm no han vivido alejadas de hacia dónde ha evolucionado el baloncesto. Brian Agler ha construido un equipo más físico y defensivo que el que logró el anillo hace seis años y ha introducido cambios que hace unos años hubieran sido criticados como frivolidades, como la aportación de dos europeas, Abrosimova y Veselá. Su intensidad saliendo desde el banquillo no tiene precio y también ha ayudado a ganar este anillo.

Tras el anillo del 2004, Seattle cayó eliminado en primera ronda de los playoffs durante cinco temporadas consecutivas. Una y otra vez. Hasta la semana pasada, cuando por fin volvió a sonreír de nuevo.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

Para toda una generación de aficionados de la WNBA, Lauren Jackson había sido, sin discusión, la mejor jugadora… Para la gente más joven, en cambio, era una australiana que cobraba demasiado dinero en Europa y de la cual se podían encontrar fotos picantes en internet… Su doble MVP ha servido para unirlos… Le’Coe Willingham ganó el anillo hace un año con Phoenix y lo ha ganado ahora con Seattle… Prometemos preguntar dónde jugará la próxima temporada antes de emitir nuestras apuestas… Brian Agler fue empapado de bebida al entrar al vestuario… Su horrenda corbata lo merecía… Se está convirtiendo en una costumbre; la WNBA es el banco de pruebas de la NBA… La publicidad de BBVA pasará de una competición a otra… Con algún cero de diferencia…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 21 de septiembre del 2010.

dijous, 16 de setembre de 2010

Modelo


Ahora que, 65 años después, hay cuatro equipos valencianos en Primera División son muchos los ojos que se fijan en un modelo a seguir. El Levante UD y el Hércules CF quieren parecerse a alguien y han tardado poco en escoger al Villarreal CF, no tanto como modelo futbolístico sino como club. “¿Por qué otras ciudades tienen que ser más que Alicante?”, se preguntaba hace unos días Enrique Ortiz, máximo accionista del Hércules CF.

Miguel Gonzálvez, colaborador de NCI Radio, le respondía ayer en una columna del diario Información, explicándole los “cuatro grandes pilares” sobre los que se ha consolidado el Villarreal CF. A saber: campo municipal y apoyo económico de las instituciones locales, personas válidas que conocen la casa (José Manuel Llaneza era el ejemplo que ponía), especial cuidado de la afición y decidida apuesta por la cantera.

Pese a los elogios, el Villarreal CF sigue trabajando para mantener el proyecto en la elite en un contexto económico complicado. Tres son los pasos imperiosos. El primero, asegurarse la continuidad del patrocinador principal. Ayer, en el vuelo matinal entre Manises y Zagreb, uno de los temas de conversación que se escuchó en el avión fue, precisamente, el contrato con Aerocas y su posible renovación. El año pasado el Aeroport de Castelló se gastó seis millones de euros en promocionar a cuatro equipos y dos pilotos. Todos anhelan renovarlo.

Otro de los frentes abiertos es el de la negociación del contrato televisivo, cuya primera toma de contacto fue el lunes. Los clubes han presentado su propuesta de reparto, que se basa en una asignación fija y una serie de variables en función de audiencias y resultados deportivos. No lo tiene fácil la Comisión de Derechos Audiovisuales ya que todos los clubes pretenden cobrar más de lo que perciben ahora.

El tercer paso es llegar tan lejos como sea posible en la UEFA Europa League, una competición de la que, sin ser la Liga de Campeones, uno se puede llevar un buen pellizco a poco que esté atento. El Villarreal CF arranca hoy en el estadio del NK Dínamo de Zagreb, donde deberá estar concentrado para no repetir algunos de los errores que cometió en la primera fase del partido ante el RCD Espanyol. Esos estuvieron cerca de costar puntos; los de hoy, dinero.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 16 de septiembre del 2010.

dimarts, 14 de setembre de 2010

EEUU desea un nuevo milagro


Nueve victorias de diferencia en apenas 34 partidos parecen muchas, pero Atlanta Dream tratará de romper todos los pronósticos e imponerse a Seattle Storm en la final de la WNBA.

Tres años lleva Atlanta Dream en la WNBA y ya ha conseguido plantarse en las finales. Marynell Meadors ha metido a un equipo que sólo cuenta con Angel McCoughtry como estrella de relumbrón en la serie por el título. Enfrente tendrá a Seattle Storm, el unánime favorito de esta campaña. Detrás, a todo un país al que le gusta emocionarse con las gestas de las franquicias pequeñas. Todos ansían asistir a un nuevo milagro, al enésimo ejemplo de superación.

Hay mucho que explicar para analizar cómo una franquicia que logró un registro de 4-30 hace apenas dos años se ha plantado en la pelea por el anillo, sobreponiéndose en el camino a dos severas eliminatorias (Mystics y Liberty) con el factor pista en contra. Esta vez la gesta deberá ser mayor, pues la serie es a cinco partidos y tres de ellos se disputarán en Seattle, donde las Storm no han perdido esta temporada.

Los analistas recuerdan que Seattle Storm recorrió un camino similar hasta llegar a su primer anillo. De un 6-26 en su primer año pasó a ganar el título en cuatro años. Atlanta pretende recortar el tiempo y lograrlo en apenas dos. “Sé que para la gente es difícil de entender lo que hemos logrado en tan poco tiempo, pero llevo mucho tiempo en este deporte y conozco lo que mis jugadoras pueden ofrecer. Traté de encajarlas en un sistema y parece que ha funcionado”, relata una inalterable Marynell Meadors.

¿Las bazas de Atlanta? “Seguramente son el equipo más atlético de la competición. Lo que hace que sean un conjunto muy difícil de defender es su envergadura cerca del aro, lo que les permite rebotear muy bien. Además, cuentan con gente que puede anotar desde el perímetro y eso limita las ayudas interiores que puedes plantear”, asegura Brian Agler. El técnico de las Storm, que sigue soñando con entrenar algún día en Europa, pretende repetir sobre Angel McCoughtry e Iziane Castro la defensa que sufrieron en la final de la Conferencia Oeste Diana Taurasi y Penny Taylor.

Los dos precedentes de esta temporada favorecen a Seattle, que se impuso cómodamente tanto en el Key Arena (90-72) como en el Philips Arena (70-80). La contundente defensa de Agler logró dejar a Atlanta Dream en 70 puntos, 25 menos que su media en estos playoffs.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

Más unanimidad imposible… Tina Charles fue nombrada rookie del año con todos los votos a su favor… Otro de los galardones se lo ha llevado Tamika Catchings, que ha sido ratificada como mejor defensora de la WNBA por cuarta vez… Contenta a medias, pues prefería el MVP de Lauren Jackson y llegar, al menos, a la final de conferencia… Las New York Liberty dejan un Madison en reformas y jugarán las tres próximas temporadas en New Jersey, concretamente en el Prudential Center de Newark… Más vale que las jugadoras cambien el seguro de sus coches a todo riesgo…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 14 de septiembre del 2010.

dimarts, 7 de setembre de 2010

Propietarias por accidente


Los nombres de Dawn Trudeau, Lisa Brummel, Ginny Gilder y Anne Levinson no le suenan ni al aficionado más fiel de la WNBA y, en cambio, Seattle Storm anda cerca de ganar el anillo gracias a ellas.

La pelea por el anillo de la WNBA ha quedado reducida ya a cuatro equipos. En el Oeste, Seattle Storm trata de destronar a Phoenix Mercury. En el Este, New York Liberty no se fía de Atlanta Dream. Las Storm van acumulando distinciones; Lauren Jackson ha sido nombrada MVP de la WNBA por tercera vez en su carrera (las anteriores fueron en 2003 y 2007) y Brian Agler se ha hecho con el galardón a mejor entrenador de la temporada. Poca cosa comparado con las aspiraciones reales de la franquicia, un anillo que se les resiste desde el 2004.

Las Seattle Storm llegaron a la liga en la expansión del año 2000 y han atravesado no pocas dificultades, la mayoría de ellas relacionadas de su la mala relación con los Sonics (NBA) y con la ausencia de un pabellón fijo para jugar sus partidos. La franquicia ha estado cerca varias veces de abandonar la ciudad e incluso de desaparecer.

La decadencia se frenó en enero de hace un par de años, cuando el equipo fue vendido a un grupo local de mujeres llamado Force 10 Hoops. El nombre, que proviene de la fuerza que puede adoptar el viento en la escala de Beaufort cuando hay tormenta en Seattle, no ha hecho mucha fortuna, pero su aportación ha sido clave a la transformación del equipo.

Brian Agler lo repite una y otra vez, la clave de los éxitos actuales hay que buscarla en ellas, un grupo de emprendedoras unidas por su pasión por el baloncesto. “Desde que ellas están, el resto sólo nos tenemos que preocupar por el baloncesto”, opina el técnico.

“Ésta es una rara victoria del pueblo sobre las multinacionales en el deporte. Es un recordatorio que demuestra que, si hay bastante gente dispuesta a hacer ruido y conocen a personas con el dinero suficiente, una franquicia puede ser salvada”, explica Steve Kelley, columnista del Seattle Times.

“Esta gente ha trasladado su experiencia exitosa en los negocios a la franquicia de sus amores, aportando mucho entusiasmo al proyecto. Algo me dice que aquí se van a escribir muchos capítulos de éxito”, asegura Danna Orender, presidenta de la WNBA.

De momento, Seattle Storm anda compitiendo con Phoenix Mercury por un puesto en la final. No son pocos los analistas que, despreciando a New York Liberty y Atlanta Dream, califican la serie de final anticipada. En el primer partido de la eliminatoria, prevista al mejor de tres encuentros, las Storm se impusieron por 82-74, dejando a una desquiciada Diana Taurasi en apenas nueve puntos (técnica incluida) en un Key Arena que reunió a casi 10.000 aficionados. Mezcladas entre ellos, cuatro hinchas un tanto peculiares disfrutaron más que nadie; Dawn Trudeau, Lisa Brummel, Ginny Gilder y Anne Levinson.

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 7 de septiembre del 2010.

dijous, 2 de setembre de 2010

Azul


Los cinco euros que cuesta la Guía de la Liga que este diario ha editado conjuntamente con Superdeporte están muy bien invertidos. Son 210 páginas cargadas de datos interesantes, como el que recuerda que desde 65 años no se reunían cuatro equipos autonómicos en la máxima categoría del fútbol español. Valencia CF y Hércules CF repiten mientras que Villarreal CF y Levante UD ocupan los puestos del CD Castellón y el Alcoyano.

Mucho han cambiado las cosas desde aquella época, en la que el conjunto albinegro tenía a Emilio Vidal como entrenador y el Villarreal CF malvivía por los campos de Segunda Regional. A finales de aquella temporada, la 1945-46, el club decidió comprar unas equipaciones amarillas y azules, tradición que se mantuvo hasta hace unos años, cuando la estética le ganó el pulso a la historia.

En un verano en el que Ernesto Valverde ha demostrado ser mejor columnista que entrenador y Juan Carlos Garrido ha tratado de hacer pedagogía futbolística con un colectivo poco acostumbrado a aprender, el de los periodistas, la noticia más destacada es la recuperación del color azul en el pantalón del Villarreal CF. De momento, la iniciativa es casi clandestina, ya que sólo afecta a la tercera equipación, pero a mí me ilusiona más que cualquier fichaje, el de Nicki Bille Nielsen incluido.

Sólo utilizarán ese pantalón para entrenar, me advirtieron al verme dar saltos de alegría en pretemporada. No importa, me gusta el gesto. Tanto que ayer acudí a Vinaròs y mañana me pienso plantar en Peñíscola para ver si suena la flauta. El fútbol vive de sentimientos y el día que lo olvide estará muerto porque para seguir viendo sin amotinarse como los futbolistas cobran salarios millonarios en tiempos de crisis, la gente necesita utilizar la parte irracional de su cerebro.

Ésta no será una temporada sencilla y una visita a Anoeta bastó para demostrarlo. El proyecto garantiza buen fútbol y es toda una inversión de futuro, pero necesitará puntos para huir de las críticas. De fútbol, en todo caso, ya hablaremos otro día, que ayer volvió al trabajo María Encarnación González, la jueza en la que el RCD Mallorca ha depositado todas sus esperanzas.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 2 de septiembre del 2010.

dimarts, 31 d’agost de 2010

Tres reinas para una silla


Es cosa de tres. Lauren Jackson, Tamika Catchings y Cappie Pondexter aspiran a suceder a Diana Taurasi como MVP de la WNBA.

Phoenix es como un reloj. Un año gana el anillo y al siguiente, pasa desapercibido. Seguramente por eso Diana Taurasi no aparece en las quinielas de los especialistas a MVP de la temporada. La jugadora está anotando más (22,6 por 20,4) y repartiendo más asistencias (4,7 por 3,5) que la temporada pasada, pero su influencia en la competición parece menor.

Las Mercury no acaban de funcionar como en la campaña anterior y la carrera a la MVP parece reducida a tres jugadoras. Ni siquiera Angel McCoughtry, cuya campaña en Atlanta Dream es notable, le permite acercarse al nivel de Lauren Jackson, Tamika Catchings y Cappie Pondexter.

Después de un tiempo alejada de los grandes focos, con lesiones que le impidieron disputar los playoffs de las últimas dos temporadas, Lauren Jackson (21 puntos y 8,4 rebotes) ha regresado a su mejor nivel. Buenos porcentajes en el tiro y liderazgo en una franquicia, Seattle Storm, que ha llegado a las eliminatorias por el título como un tiro.

Tamika Catchings (18,1 puntos, 7 rebotes y 4,1 asistencias) ha compartido protagonismo durante muchos años con Katie Douglas en Indiana Fever, pero esta temporada está seleccionado mejor sus lanzamientos y su ascendencia en el juego es mayor. Completa como pocas, brilla en más apartados estadísticos que nadie. Además, no ha perdido sus dotes como defensora.

Eligió Cappie Pondexter (21,1 puntos y 4,6 asistencias) alejarse de la sombra de Diana Taurasi para ganar protagonismo en New York Liberty y, a falta de ver cómo responde el equipo en los playoffs, lo está consiguiendo. A veces peca de individualista, facilitando el trabajo defensivo del rival, pero está con ganas de completar una buena campaña y eso se nota. El impacto mediático de la Gran Manzana favorece su popularidad y este verano ha logrado varias canastas ganadoras.

“Admitámoslo, Lauren Jackson ha estado en mi votación mental de MVP durante toda la campaña. Si su entrenador le ha restado protagonismo en la recta final de la temporada regular en beneficio del equipo, eso no debería tener impacto negativo sobre su candidatura”, explica Mechelle Voepel, la gran voz autorizada de ESPN, que también apuesta como Tina Charles (Connecticut Sunn) como rookie del año, Julie Plank (Washignton Mystics) como mejor entrenadora y DeWanna Bonner (Phoenix Mercury) como mejor reserva de la competición. No suele fallar.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

Adiós a los rumores, Diana Taurasi acaba de renovar con las Mercury… Las finales de conferencia de la WNBA arrancan este jueves 2... En el Este las semifinales arrancaron con victorias de Atlanta y New York sobre Washington y Indiana... Las Dream dieron la sorpresa fuera de casa… En el Oeste, en cambio, no hubo tropiezos iniciales con triunfos de Seattle y Phoenix sobre Los Angeles y San Antonio... Atención porque pueden ser unos playoffs espectaculares ya que éste es el campeonato más ofensivo de la historia...

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 31 de agosto del 2010.

dimarts, 17 d’agost de 2010

Las Storm preparan la tormenta


Este domingo finaliza la temporada regular de la WBA y, apenas tres días más tarde, arrancan los playoffs. Seattle Storm parte en la pole position de los pronósticos.

Los playoffs les encantan a los estadounidenses, que dirigen su mirada hacia una u otra competición según la fase en la que se encuentren. En una cultura desmemoriada y más dirigible que la europea, las eliminatorias son como un aviso para recordar la importancia del momento. Así que, aunque apenas sea por unos días, el gran público del país dirigirá su mirada hacia las canchas de la WNBA.

La WNBA ha cambiado este año el formato de los playoffs. Las semifinales de conferencia, que se jugarán del 25 al 30 de agosto con el formato 1-1-1, reunirán a los ocho mejores equipos de la temporada. En el Este, con Atlanta Dream perdiendo fuerza a la carrera, la batalla parece centrarse en Indiana Fever y unas New York Liberty muy mejoradas que han llegado a enlazar hasta seis victorias consecutivas. En el Oeste, la incógnita es conocer si alguien podrá poner freno a Seattle Storm. Dicen las estadísticas que Phoenix Mercury siempre fracasa al año siguiente de ganar el anillo y San Antonio, Minnesota y Los Angeles bastante tienen con cerrar su clasificación como para pensar e metas mayores.

Las finales de conferencia también se jugarán con el formato 1-1-1, otra concesión a los mejores equipos ya que en las últimas ediciones se disputaron con un agresivo 1-2 que no permitía errores iniciales. Las fechas previstas son del 2 al 8 de septiembre.

Ya con la vista puesta en el Mundial de la República Checa, las finales arrancarán el 12 de septiembre al mejor de cinco partidos (2-2-1).

Brian Agler es el único técnico que llega a las eliminatorias por el título en la posición que los otros 11 entrenadores desearían. Con Seattle Storm clasificado desde hace semanas, su pizarra lleva días dibujando tácticas para los partidos decisivos. Agler ha ampliado la rotación de jugadoras, dando más descanso a las titulares. ¿No le preocupa que puedan perder el ritmo o la concentración? “No, eso no debería ocurrir”, responde, consciente de que la motivación de ganar el anillo es lo bastante sólida como para evitar distracciones.

El otro día, ninguna de sus jugadoras titulares disputó más de 25 minutos en Atanta. No hizo falta y la franquicia se impuso con solvencia. No es una concesión. Agler pretende que gente como Svetlana Abrosimova, Le’Coe Willingham o incluso Jana Veselá tengan su protagonismo en momentos puntuales de los playoffs. Es algo que el resto de equipos, cuyo rendimiento va más estrechamente ligado a sus principales estrellas, no pueden ofrecer. Los 34 partidos, piensa el técnico de las Storm, pesarán en las piernas de sus rivales.

Seattle partirá, además, con otra gran ventaja ya que tiene el factor pista garantizado en las tres rondas de playoffs. Todo un lujo.


ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

La escena ocurrió e un partido entre Indiana y Nueva York y no le hace mucho bien al basket femenino… La pelota quedó enganchada en el aro y las jugadoras saltaron una y otra vez para descolgarla… Ninguna llegó tan arriba y al final fue el chico de la mopa quien la bajó de allí… Mejor noticia es que, mientras Michelle veraneaba por España, Barack Obama acudió a ver un partido de las Mystics… Lo hizo acompañado por su hija Sasha… Roger Griffith ha conseguido finalmente ampliar el contrato de Lindsay Whalen por varios años… La política interna de Minnesota Lynx, en cambio, no permite saber las condiciones del acuerdo… Sin Candace Parker ni Betty Lennox en juego, la propuesta de Los Angeles Sparks depende exclusivamente de dos veteranas; DeLisha Milton-Jones y Tina Thompson… La segunda lleva días saliendo en los grandes medios de comunicación, una vez superado el récord de puntos de la WNBA…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 17 de agosto del 2010.

dimarts, 10 d’agost de 2010

Tina Charles, dominar sin apodo



No hay discusión. Tina Charles será la rookie del año en la WNBA. Es fuerte como una roca, dicen de ella. Aquí descubriás por qué.

Pasarán muchos años hasta que una elección de rookies pueda resistir la comparación con el draft del 2008, pero la camada de este año deja apuntes interesantes, sobre todo por la presencia de Tina Charles. La jugadora de Connecticut Sun lleva cinco años jugando al máximo nivel, primero en la NCAA y ahora en la WNBA.

La pívot, que promedia 15,3 puntos y 12,1 puntos en su año como debutante, apenas se ha perdido partidos en las últimas temporadas. El periodista Ben York asegura que su fortaleza física tiene que ver con la mental, su origen. Charles, que ha vivido varias situaciones terribles relacionadas con el cáncer en su familia, se ha endurezido hasta hacerse prácticamente infranqueable.

“He tenido un montón de experiencias con el cáncer de mama. En mi familia mi tía, mi abuela y mi bisabuela tuvieron que combatir esta enfermedad”, dice Charles. “Yo era muy joven cuando ellas tuvieron que luchar contra la quimioterapia y ese tipo de cosas, pero entendí el sentido de cómo de extrema era su lucha”, apunta.

Lo más importante es que estas vivencias han incitado a Tina Charles a apreciar, todavía más, la vida y a permanecer positiva ante cualquier adversidad. “Es más fácil decirlo que hacerlo, pero nunca hay que perder la fe y venirse abajo. Nada puede derrotarnos”, dice, trasladándo al parquet este lema vital.

Una jugadora como Tina Charles debería necesitar un apodo, pero nadie parece encontrarle el ideal. Mark Bodenrader puso en marcha hace unos meses un concurso en la web de la WNBA para encontrarle el mejor mote posible, pero la mitad de los aficionados explicitaron que no les gustaba ninguno. Buscan, sin suerte, palabras relacionadas con el cristal, el dinero o la pintura. Ninguna parece funcionar y es que, ni siquiera en eso, Tina Charles es una jugadora como las demás.

Tras disputar el All Star, Tina Charles tendrá este verano un nuevo reto en su carrera, al formar parte de la selección que debe restituir el orgullo de un país herido y devolver a Estados Unidos al primer escalafón del baloncesto mundial.

La sorprendente mejoría exhibida en las últimas fechas por Monica Wright (Minnesota Lynx) y la solvencia de jugadoras como Epiphanny Price (Chicago Sky) y Kelsey Griffin (Connecticut Sun) hacen de este draft un acontecimiento interesante para garantizar el crecimiento de la WNBA a medio plazo a la espera de que las bestias que ya inundan You Tube con sus vídeos de mates en el instituto aterricen en la WNBA.


ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO


Núria Martínez adelantó la semana pasada su vuelta a España tras llegar a un acuerdo con Minnesota Lynx... La base tenía previsto regresar el día 15, pero la franquicia vio con buenos ojos acelerar su desvinculación para poder contratar a Kristen Mann... Atrás queda una media de 8,5 minutos y 1,8 puntos por encuentro... Otra jugadora, en cambio, puede alcanzar esta semana el récord de puntos en la WNBA... Se trata de Tina Thompson, que está a un paso de superar los 6.263 tantos de Lisa Leslie... Todo eso mientras la casa de zumos Jamba ha llegado a un acuerdo para patrocinar la competición durante las próximas temporadas...

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 10 de agosto del 2010.

dimarts, 3 d’agost de 2010

El peor equipo jamás visto


Desde 1997, la WNBA no había conocido equipo peor que Tulsa Shock. Apenas ha ganado cuatro partidos, los mismos que Atlanta Dream hace dos años. Un drama.

Ivory Latta y Jennifer Lacy vivieron hace un par de temporadas la pesadilla de Atlanta Dream, que en el año de su debut apenas pudo ganar cuatro partidos. El destino ha sido cruel con ellas, obligándolas a revivir la experiencia con Tulsa Shock. A estas alturas de la temporada regular vuelven a sumar cuatro triunfos y necesitan al menos una victoria para no pasar a la historia como el peor equipo jamás visto.

Los números no mienten y los registros de Tulsa Shock compiten con los peores de todos los tiempos; los de las Dream del 2008, las Silver Stars del 2004 o las Rockers de 1999. La racha actual, con cinco derrotas consecutivas, no invita al optimismo.

“El otro día el entrenador dijo en el vestuario que posiblemente había vivido más derrotas en unos meses que en toda mi carrera como deportista y quizás tenía razón”, asume Marion Jones, que apenas promedia 2,7 puntos por partido. “Pero él también dijo que el primer año nunca es sencillo y que, por ejemplo, el equipo que ahora lidera la competición, Seattle Storm, sólo logró cinco victorias en la temporada de su debut”, concluye.

“Para ser honesta, es muy duro”, dice Shanna Crossley. “Lo peor y lo más duro es tener unas jugadoras que no son buenas en los momentos de dificultad y eso es lo primero que debemos construir, para luego crecer como equipo”, apunta un sincero Nolan Richardson.

De momento, Tulsa Shock ya tiene un récord negativo. Perdió por 32 puntos de diferencia ante Phoenix Mercury el día en que Taurasi y compañía batieron el récord de puntos anotados en la WNBA (123). Ahora buscan evitar un mal mayor. La franquicia ha realizado algún cambio de jugadoras de última hora (Hornbuckle por McCants) para evitar el sonrojo, pero Nolan Richardson sigue sin encontrar la clave. Ocho partidos le restan hasta el 21 de agosto para evitar el desaguisado.

En el polo opuesto se encuentra Seattle Storm, a quien sus 21 victorias le llevan a competir con las Sparks del 2001 o las Comets de 1999 por el mejor balance de la historia en una temporada regular de la WNBA. Según Nate Parham (SB Nation), la clave hay que buscarla en el equilibrio que ha aportado Jana Veselá.

“Algunos de los rebotes que ella consigue, de los tiros que mete o de los tapones que hace ya los había visto al enfrentarme a ella en Europa y ahora ella se está destapando en la WNBA. Su versatilidad es muy buena para nosotras”, reconoce Sue Bird. “Lo mejor de Veselá es que puede jugar en múltiples posiciones y siempre suma para el equipo”, argumenta Swin Cash.

Esto no pasa en el baloncesto masculino

Lejos de lo que pagan los clubes rusos y turcos, el salario máximo de la WNBA se sitúa en 101.500 dólares… Thomas Kaplan cifraba en el New York Times en cinco veces más lo que algunas cobran en la Euroliga… Se queda corto… Quizás por eso Diana Taurasi ha anunciado que se plantea descanar la próxima temporada… La WNBA ha anunciado las fechas de los playoffs, que cambian de formato… Las semifinales de conferencia se jugarán del 25 al 30 de agosto y las finales, del 2 al 8 de septiembre… La final, ya a cinco partidos, arrancará el 12 de septiembre…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 3 de agosto del 2010.

dimarts, 27 de juliol de 2010

Lady Huskies


Connecticut es el tercer estado más pequeño de Estados Unidos y, seguramente, el más aburrido. Como bien saben las Huskies, sólo el baloncesto femenino parece una distracción fiable.

El habitante tipo de Connecticut suele llevar una vida entre aburrida y monótona. Su principal preocupación es acudir puntual a una empresa de servicios financieros o inmobiliarios con el traje bien planchado. Hace frío en invierno y calor en verano, por lo que apetece poco visitar sus idílicos paisajes.

Una de las pocas válvulas de escape de la gente es el baloncesto femenino. Acuden a ver los partidos de las Sun, pero sobre todo los de la Universidad de Connecticut. Más últimamente, cuando el equipo ha cerrado dos temporadas sin perder ni un partido de la mano de Geno Auriemma.

El técnico recibió hace unos meses el encargo de trasladar su exitoso método de trabajo a una selección de Estados Unidos necesitada de recuperar la medalla de oro en el Mundial. Auriemma lo tuvo claro; era necesario imitar la filosofía de trabajo que tantos éxitos le había dado en la Universidad y qué mejor manera de hacerlo que seleccionar a seis de sus ex jugadoras.

Diana Taurasi, Sue Bird, Swin Cash, Tina Charles, Renee Montgomery y Maya Moore forman el esqueleto del combinado con el que Estados Unidos pretende recuperar el trono en la República Checa. ¿Coto cerrado? ¿Aroma a Connecticut? La prensa estadounidense lleva semanas tratando el tema e incluso analiza la actualidad de la WNBA desde ese punto de vista. Phoenix Mercury perdió la semana pasada en casa contra Seattle Storm y, lejos de ver en el enfrentamiento una posible final de la Conferencia Oeste, los analistas se centraron en la actuación de Diana Taursai, Sue Bird y Swin Cash.

Entre los grandes aspirantes al título de la WNBA, todos tienen a ex jugadoras de Universidad de Connecticut, aunque en Indiana Jessica Moore apenas tiene protagonismo. Nadie parece atreverse a competir por el título sin tener a alguien de UConn de su lado.

Las Huskies ya cuentan con una jugadora, Rebecca Lobo, en el Hall of Fame. La ex pívot, dedicada ahora a labores televisivas para la ESPN, ha abierto un camino que, sin duda, tendrá más tráfico en las próximas temporadas. “Es divertido ser la primera jugadora de la Universidad de Connecticut que lo consigue porque estoy segura de que a partir de ahora habrá muchas más”, dice. ¿La clave? “La huella de Auriemma”, reconoce sin tapujos.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

Récord de anotación para Phoenix Mercury, que sumó 126 puntos ante Tulsa Shock… Sin duda, una buena manera de festejar la recepción que Barack Obama les preparó en la Casa Blanca por el título del año pasado… El anterior registro databa de hace un mes, cuando el mismo equipo anotó 116 tantos ante el mismo rival… Wayne Stehlik y Tammy Bagby pueden olvidarse de un ascenso por su trabajo como ‘scouters’… La WNBA ha cerrado un acuerdo de patrocinio con Pirate's Booty… El snack no está mal, pero los bailes de su mascota necesitan una profunda revisión…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 27 de julio del 2010.

dimarts, 20 de juliol de 2010

Eclipse total en el All Star


No había tiempo para la diversión y el espectáculo quedó, esta vez, en un segundo lugar. El All Star de la WNBA disputado en el Mohegan Sun fue un campamento de entrenamiento más para una selección de Estados Unidos, que se impuso por 99-72.

Paradojas de la vida. El All Star de la WNBA que atrajo a más periodistas españoles fue, casualmente, el más aburrido de los últimos años. “The Stars at the Sun” situó a menos de 10.000 espectadores en la grada y quedó eclipsado por la figura de Geno Auriemma, que sustituyó el tradicional partido de exhibición por algo así como un Training Camp de la selección de Estados Unidos.

El encuentro sirvió, eso sí, para catapultar, definitivamente, a Sylvia Fowles a la primera línea del baloncesto mundial. La pívot fue designada MVP tras anotar 23 puntos (13 de ellos en un tercer cuarto demoledor) y capturar 8 rebotes. A la espera de que las próximas promesas del baloncesto universitario aterricen en la WNBA, la jugadora de Chicago Sky es la pieza interior más determinante del planeta. Literalmente, nadie puede detenerla.

Tras una presentación a la altura de la NBA sobre una gigantesca lona que sirvió para proyectar imágenes espectaculares, lo intentaron Michel Snow y Rebekkah Brunson, dos portentos físicos, pero no hubo manera. Fowles dominó el juego desde dentro de la zona, demostrando que tanto ella como sus compañeras de selección iban a tomarse el compromiso muy en serio. Como si fuera un amistoso para el Mundial de la República Checa o, más todavía, como si fuera el propio Mundial.

Las bajas por lesión limitaron la calidad del banquillo de la selección de Estados Unidos, pero la actitud impuesta por Geno Auriemma bastó para mantener alejado al combinado de jugadoras de la WNBA.

El único momento no planificado en la pizarra de Geno Auriemma llegó en la recta final cuando Tina Charles, que no había intentado ni un solo triple en toda su carrera en la Universidad de Connecticut, retó al técnico: “Coach, si la meto de tres, me das 50 dólares”, dijo. Al final, pese a que ni siquiera lo intentó, la anécdota se convirtió en la única disposición táctica no prevista por un entrenador obsesionado con ganar la medalla de oro de la mano de la perfección.

“El entrenador nos dijo que nos tomáramos el partido como una Final Four de la Euroliga Femenina o como un partido de las finales de la WNBA, no como un encuentro de exhibición, y eso hicimos”, confiesa Diana Taurasi, que acabó con 9 puntos y muchas menos excentricidades de las que acostumbraría en un All Star.

Ante tan poca dosis de espectáculo, el público del Mogehan Sun se tomó el debut de Maya Moore como el gran acontecimiento de la noche. La jugadora universitaria, que alternó todas las posiciones exteriores en el campo, demostró estar preparada para dar el salto a la WNBA y concluyó el partido con 12 puntos.

Por cierto, para aquellos espectadores de ESPN que se aburrieron y cambiaron de canal, al final ganó la selección de Estados Unidos por 99 a 72.

Despedida a lo grande de Katie Douglas

Con dos rondas de lanzamiento casi perfectas (logró 47 de 60 puntos posibles), Katie Douglas logró imponerse en el concurso de triples del All Star de la WNBA. “Creo que era mi cuarta participación en el concurso y, sin duda, fue mi mejor actuación”, asegura Katie Douglas, que se impuso Sue Bird, Swin Cash, Monique Currie, Angel McCoughtry y Lindsay Whalen. Los 24 puntos de Douglas en la primera ronda se quedaron a un punto del histórico récord del concurso. En la ronda final, la jugadora de Indiana necesitaba sólo 12 puntos para superar a Swin Cash y Lindsay Whalen, pero se fue hasta los 23. Katie Douglas anunció tras levantar el trofeo que ya no participará en el concurso nunca más.

El concurso de habilidades, un evento creado para desperezar al público o darle tiempo de que se compre comida mientras localiza su butaca, fue ganado por la local Renee Montgomer, que se mostró más rápida que Iziane Castro, Lindsey Harding, Angel McCoughtry, Cappie Pondexter y Lindsay Whalen.

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 20 de julio del 2010.

dilluns, 12 de juliol de 2010

El camino a la perfección de Auriemma



El pasado fin de semana se disputó el All Star de la WNBA. Esta vez los focos se olvidaron de las jugadoras y todas las miradas estuvieron puestas sobre Geno Auriemma, un atípico técnico obsesionado con alcanzar la perfección.

Siete títulos de la NCAA, 14 campeonatos de la Big East y un récord de 78 partidos sin perder. No hay duda, Geno Auriemma es un ganador y por eso Estados Unidos le ha confiado el mando de la selección de cara a los próximos tres años. Su debut se produjo en la madrugada del sábado al domingo en un atípico All Star del cual les informaremos la próxima semana.

En Estados Unidos, donde el baloncesto universitario se sigue con la misma pasión que el profesional, la fama del técnico es evidente. Así, a nadie sorprendió que ESPN se lo llevará de invitado al Sports Center junto a Diana Taurassi para promocionar “The Stars at the Sun” a golpe de látigo: “Vamos a asesinar a nuestros rivales en el Mundial. Si tú coges a las mejores 24 jugadoras de la WNBA y yo consigo entrenar a las 11 que yo quiero, está claro lo que va a pasar”.

Según el entrenador de la Universidad de Connecticut, “la clave es la atmósfera de trabajo. Seguro que hay jugadoras de primera línea que no entienden por qué no están en la lista, pero ése es mi trabajo”, argumenta sin reparos. Tras ver como Estados Unidos se quedaba fuera de la final del Mundial de Brasil hace cuatro años, Geno Auriemma quiere recuperar el orgullo de una selección herida. Ha nacido la versión femenina del “Road to Redemption”.

No hay distracción posible. Las conversaciones con agentes están prohibidas en una concentración en la que Geno Auriemma quiere recuperar las líneas maestras de una manera de trabajar que le ha llevado a ganar dos títulos consecutivos con las Huskies sin perder ni un partido, algo que sólo ha sucedido seis veces en la NCAA.

Italiano de nacimiento, Geno Auriemma emigró con su familia a Pennsylvania cuando apenas tenía siete años. En 1994, cuando ya empezaba a tener una carrera exitosa en el baloncesto universitario, se nacionalizó, según le criticaron en varios medios de comunicación, para evitar ser requerido por el servicio militar italiano. Casualidades de la vida, Auriemma se ha convertido ahora en lo más parecido a un sargento.

“¿Quiere azotar a las jugadoras como si fueran reclutas?”, le preguntaron el otro día a Auriemma. “Sí, supongo que estoy bien en ese papel”, respondió un técnico cuyas bases de trabajo aparecen en un libro que Jackie MacMullan escribió hace cuatro años: “Camino a la perfección”. En eso anda.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

Cambios en el campeón de la WNBA… Ann Meyers Drysdale, que apenas llevaba cuatro años en la franquicia, es la nueva general manager de Phoenix Mercury… Después de su tercera experiencia como entrenadora invitada en la WNBA, Carme Lluveras está de vuelta a Valencia... La catalana ha visto como los equipos confían más que nunca en sus jugadoras veteranas, todo un golpe al ideario de marketing que la WNBA lanzó hace un par de años… Un ejemplo: las Sparks de Candace Parker son ahora el equipo de Tina Thompson… Las lesiones han abierto el debate de si una jugadora puede enlazar 12 meses seguidos compitiendo en la Euroliga, la WNBA y con su selección…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 13 de julio del 2010.

dimarts, 6 de juliol de 2010

El All Star pierde la sonrisa


De un partido de exhibición a un campamento de entrenamiento. Este sábado llega el All Star más serio de la historia, un mero entrenamiento para el Mundial de la República Checa.

Este verano hay Mundial de baloncesto femenino y Estados Unidos quiere recuperar el trono. Hace cuatro años tuvo que ver la final de Brasil por televisión y eso todavía escuece. Tanto es así que ha cambiado las tradicionales normas del All Star de la WNBA, que a imagen de la NBA solía enfrentar a las mejores jugadoras distribuidas en dos conferencias, y plantea un sistema nuevo: “The Stars at the Sun”.

La madrugada del sábado al domingo un combinado de jugadoras de la WNBA se enfrentará a la selección de Estados Unidos, que estará entrenada por Geno Auriemma. El técnico de la Universidad de Connecticut tendrá a sus órdenes a: Sue Bird y Swin Cash (Seattle Storm), Tamika Catchings (Indiana Fever), Tina Charles y Renee Montgomery (Connecticut Sun), Candice Dupree y Diana Taurasi (Phoenix Mercury), Sylvia Fowles (Chicago Sky), Angel McCoughtry (Atlanta Dream), Cappie Pondexter (New York Liberty) y, atención, a Maya Moore (Universidad de Connecticut).

“Este Training Camp es la primera y la única oportunidad que voy a tener para trabajar con las jugadoras que forman parte de nuestro grupo principal”, dice Auriemma, que se hará cargo de la selección hasta los Juegos Olímpicos del 2012. Está claro: el técnico se toma el tradicional All Star como un banco de pruebas para el Mundial de la República Checa. Tanto es así que se ha llevado también a Seimone Augustus y Lindsay Whalen (Minnesota Lynx), Shameka Christon (Chicago Sky), Lindsey Harding (Washington Mystics) y Asjha Jones y Kara Lawson (Connecticut Sun) para aprovechar mejor los entrenamientos. No hay tiempo que perder.

ESPN ofrecerá el partido del Mohegan Sun Arena en directo para Estados Unidos, pero no podrá retransmitir el amistoso que la selección disputará contra Australia en la madrugada del domingo al lunes.

Becky Hammon, que fue una de las tres jugadoras que logró recibir más de 100.000 votos, liderará el combinado de la WNBA, que estará entrenado por Brian Agler (Seattle Storm). A su lado tendrá a jugadoras del nivel de Lauren Jackson (Seattle Storm), Jayne Appel, Michelle Snow y Sophia Young (San Antonio Silver Stars).

Las diez jugadoras que más votos recibieron tienen su presencia garantizada en el Mohegan Sun Arena, pero su participación en un combinado u otro ha sido elección de Auriemma, así como su titularidad o no. No hay tiempo para la diversión y el espectáculo queda, esta vez, en un segundo lugar

Antes del partido se disputarán los concursos de triples y de habilidades. Será, seguramente, el único momento del fin de semana en el que los latidos de las mejores jugadoras del mundo no estarán controlados por un pulsómetro.

dimarts, 29 de juny de 2010

La mejor Núria Martínez está de vuelta


Núria Martínez ha vuelto. A la Liga Femenina, a la selección española y, sobre todo, a su mejor nivel. No juega mucho en Minnesota Lynx, pero anda mejor que nunca.

Minutos antes de saltar a la pista del mítico Madison Square Garden para enfrentarse a las New York Liberty, Núria Martínez atendió a Eusebi Sedeño para reconocerle que le gustaría “jugar más, pero con lo que estoy aprendiendo tengo mucho. Todo ello no me desmotiva, me motiva a nivel personal mucho lo que estoy preparándome para lo más cercano e importante que tengo que es la selección”.

Al final, Cheryl Reeve ni siquiera la alineó en la victoria de Minnesota Lynx, pero eso es lo de menos. Pese a promediar alrededor de diez minutos por partido en la WNBA, Núria sabe que llega en plena forma a sus dos grandes retos del verano: el Mundial de la República Checa y su incorporación a Ciudad Ros Casares. “Tengo muchas ganas de volver y de competir”, asegura Núria Martínez.

La base catalana ha caído en un equipo en plena reconstrucción que se ha visto castigado con nueve derrotas a las primeras de cambio. Las lesiones de Seimone Augustus y Candice Wiggins (se perderá lo que queda de temporada por culpa de una rotura en el tendón de Aquiles) han lastrado en exceso a una franquicia que ha empezado muy por debajo de las previsiones.

Da igual. Seis años después de ser fichada por las Minnesota Lynx, Núria Martínez ha hecho realidad su sueño de competir en la WNBA. A dos de sus compañeras, Rebekkah Brunson y Nicky Anosike, las verá durante toda la temporada ya que también compartirán equipo con ella en la Fonteta. “De nuevo en casa, en Valencia. Estoy muy contenta, Ciudad Ros Casares es un gran equipo, con grandes objetivos y mucha ambición. Para mí es un reto personal, después de tanto tiempo fuera, volver ahí. Será muy bonito”, explica.

Su progresión en Minnesota Lynx, en cambio, no será sencilla. Ya son mayoría quienes sostienen que la franquicia está gafada, a imagen y semejanza de lo que le sucede a Los Angeles Clippers en la NBA. Cheryl Reeve, una entrenadora con poca experiencia que se formó a la sombra de Bill Laimbeer en Detroit, no lo tiene sencillo para hacer rendir a un grupo de profesionales que han perdido la ilusión por el juego.

La estatua de George Mikan que se puede ver a la entrada del Target Center espera una reacción que, de momento, no llega. Será difícil que se obre el milagro, aunque Núria Martínez no cae en el desánimo. Su familia le inculcó una pasión irrenunciable por el baloncesto y, al tiempo que continúa fortaleciendo unas cualidades físicas que sorprenderá a más de uno en septiembre, ella parece decidida a exprimir esta experiencia al máximo.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

La NBA sigue tratando de ayudar a su hermana pequeña y, durante la retransmisión televisiva del draft, no paró de lanzar promociones de WNBA Cares… Más todavía ahora que llega el All Star de Mohegan Sun… En la madrugada del martes al miércoles se darán a conocer las jugadoras titulares de un evento que se podrá seguir en Estados Unidos a través de ESPN... Eso sí, tanta promoción de Abi Olajuwon en el Día del Padre resultó hasta un tanto obscena... Tampoco parece un buen reclamo Marion Jones, cuyo regreso al baloncesto era calificado por Philip Hersh en Los Angeles Times de humillación…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 29 de junio del 2010.

dimarts, 22 de juny de 2010

De Sue Bird a Steve Nash


En el 2002, cuando todavía era una ‘rookie’, a Sue Bird le preguntaron cuál era su jugador favorito. Steve Nash respondió, sin saber todavía que con el tiempo heredaría todas sus virtudes.

Un año más, Steve Nash ha sido uno de los mejores pasadores de la NBA. “Las asistencias son el mejor indicador de cómo alguien está contribuyendo al juego de su equipo”, resume el base de Phoenix, a quien muchos encuentran parecido con Sue Bird. La jugadora de Seattle Storm ha promediado 6,7 asistencias en los diez primeros partidos de la WNBA, logrando superar por tercera vez en su carrera los seis pases de media por encuentro.

A Bird le gusta controlar el balón durante los primeros segundos de la posesión y eso le ha valido no pocas críticas a lo largo de su carrera. Su entrenador, en cambio, confía ciegamente en su criterio. “Creo que todavía tiene demasiado poco tiempo la pelota en su poder. Sus compañeras de equipo reconocen que es una gran base y entienden que lo mejor para el juego es que ella se haga cargo de la bola”, explica Brian Agler.

De hecho, Sue Bird siempre ha querido asemejarse a Steve Nash. Primero imitó su dominio del balón. Luego, su habilidad para el uno contra uno y, por último, ha mimetizado su genial manera de pasar la pelota.

El técnico de Seattle Storm tuvo la oportunidad de ver a Steve Nash de cerca en el 2004, cuando ejerció como entrenador ayudante de Phoenix Mercury y coincidía con el base en el US Airways Center. Ahora Brian Agler lleva tres años junto a Sue Bird, con quien, todavía hoy, no deja de sorprenderse. Cada vez se asemejan más.

“Asistir es divertido. No pienso en hacer pases llamativos o cosas por el estilo, sólo busco hacerle llegar a cada jugadora el balón en el momento adecuado. En ese momento es cuando mis compañeras de equipo suelen hacer un gran trabajo desmarcándose y aprovechando los bloqueos. Me facilitan mucho el pase y es sencillo encontrar un camino libre para hacerles llegar la pelota”, explica Sue Bird, que aventaja en asistencias a Penny Taylor, Cappie Pondexter o Becky Hammon.

Según Quentin McCall, analista de Swish Appeal, lo que hace diferente a Steve Nash y Sue Bird del resto es “el momento adecuado” en el que arriesgan con sus pases. Lo que diferencia una asistencia de una pelota interceptada es, muchas veces, el instante escogido. “De largo, es la mejor base de la WNBA”, certifica McCall.

Hay quien todavía va más allá. “Bird resume en su juego lo mejor de Steve Nash y Tony Parker”, asegura Jayda Evans, columnista del Seattle Times Newspaper.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

Mala suerte para Candace Parker, que se puede perder lo que resta de temporada por un hombro dislocado… Plenette Pierson deja Tulsa Shock y se marcha a New York Liberty a cambio de Tiffany Jackson… Eso sí, seguramente ninguna de las dos irá nunca al Hall of Fame, donde acaban de recibir a Teresa Edwards, Teresa Weatherspoon y Rebecca Lobo… Otra que prepara las maletas es Katie Douglas, que regresa a la Liga Femenina… La alero de Indiana lo celebró con 15 puntos y una victoria sobre Seattle Storm… A pesar de eso anda lejos de las mejores en la carrera por el MVP… Lauren Jackson, Cappie Pondexter y Diana Taruasi copan los primeros puestos de una lista con pocas caras nuevas… Apenas Angel McCoughtry y Tina Charles logran sacar la cabeza…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 22 de junio del 2010.

dimarts, 15 de juny de 2010

La cara ordinaria de Los Angeles


Las guías turísticas presentan a Los Angeles como la meca del entretenimiento. Será que las escribieron todas viendo a los Lakers y no a las Sparks.

Kristin Bernert dimitió la semana pasada porque había perdido la pasión por su trabajo. Tras perder seis de los siete primeros partidos de la temporada, la presidenta de Los Angeles Sparks anunció su renuncia a un cargo al que llegó apenas hace un par de años para relanzar la franquicia. Aburrida y abatida dijo basta.

Pese al triunfo ante Phoenix Mercury, con canasta de Candace Parker a falta de tres segundos para la bocina, no ha empezado bien la temporada el equipo angelino. Las optimistas previsiones de todos los especialistas han pesado demasiado en la mochila de un equipo poco acostumbrado a vivir sin Lisa Leslie.

Los habituales del Staples Center se han dado cuenta que no todo es glamour en Los Angeles, donde a las Sparks les cuesta mucho más trabajo que a los Lakers ganar sus partidos. Es la otra cara, la ordinaria, de una ciudad acostumbrada a proporcionar entretenimiento de primera calidad.

La contratación de Jennifer Gillom (una ex pívot) para ocupar el puesto de Michael Cooper (un ex escolta) en el banquillo fue interpretada por los analistas como una declaración de intenciones de hacia qué área iban a decantar más el juego las Sparks. DeLisha Milton-Jones, Tina Thompson y, sobre todo, Candace Parker debían llevar las riendas de un conjunto que, tras llegar hasta la final de la Conferencia Oeste, apenas realizó un par de ajustes (Ticha Penicheiro y Andrea Riley) para esta campaña.

“Cuando el equipo corre, me siento bien como entrenadora y pienso que, pese a las adversidades, nunca nos rendiremos, pero hay veces que los rivales consiguen frenar nuestra salida de balón y eso nos crea dificultades”, reconoce Jennifer Gillom.

La mayoría de ataques buscan a Candace Parker como primera opción. “Todavía estoy adaptándome a los nuevos sistemas”, reconoce la jugadora. “Es de las que se queda tras los entrenamientos a mejorar su tiro y esa capacidad de trabajo será básica para que progrese todavía más”, aplaude la entrenadora. Parker está promediando 22,6 puntos, casi seis tantos más que la media de su carrera. Eso sí, anda más desprotegida que nunca.

Después de visitar el pasado domingo a Minnesota Lynx, las Sparks viajan este viernes a la cancha de Connecticut Sun, donde disputarán uno de los seis partidos como visitantes que deberán jugar de un total de ocho encuentros. Al concluir esa gira, a mediados de julio, será un buen momento para calibrar el estado real de un equipo que la temporada pasada también arrancó con problemas y luego se supo rehacer.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

Un total de 6.026 espectadores se dieron cita en el Home Depot Center para ver el segundo partido de la WNBA al aire libre… ¿Se atreverán aquí en España a copiar la idea?... No sólo en la NBA se emborrachan los jugadores… Alexis Hornbuckle (Tulsa Shock) fue sancionada con dos partidos por conducir, digamos, un poco perjudicada por el alcohol… Tampoco llegan buenas noticias de Minneapolis, donde desde que Angela Taylor se marchó a Washington las Lynx no levantan cabeza… Pocas jugadoras de Minnesota habrá en el All Star de Mohegan Sun para el cual el lunes se cierran las votaciones…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 15 de junio del 2010.

dimarts, 8 de juny de 2010

McCoughtry, un ángel para las Dream


Todo sueño que se precie necesita un ángel que proteja a sus protagonistas, un ser que custodie su legado. Pues bien, Atlanta Dream ya tiene al suyo; Angel McCoughtry.

Ocurrió en el All Star de la Euroliga Femenina que se celebró en Gdynia y la jugada dejó tan atónitas a sus compañeras como a sus rivales. Angel McCoughtry saltó en busca del aro y, todavía en el aire, dio un giro de 360º para finalizar dejando una bandeja sin oposición… que acabó no convirtiéndose en basket.

“Es algo que practico en cada entrenamiento, pero supongo que ese día me puse un poco más nerviosa”, reconoce McCoughtry, que todavía pasa vergüenza al recordarlo. Minutos más tarde, durante un tiempo muerto, trató de desquitarse haciendo una exhibición de mates (con una pelota más pequeña) junto a Candice Dupree. Una vez más, no tuvo suerte.

Así de persistente es, en cambio, Angel McCoughtry, la ‘rookie’ del 2009 sobre la que Atlanta Dream está construyendo su futuro. Se trata de una jugadora con un potencial tremendo, sin miedo al error, a quien Marynell Meadors ha tardado poco en darle los galones que se merece. “Antes ella no sabía qué esperábamos de su juego, pero ahora tiene más experiencia. Se va a convertir en una jugadora realmente importante para esta competición”, reconoce la entrenadora, que ha sabido vestirle un equipo a su medida.

Shalee Lehning dirige con oficio, Iziane Castro todavía es una amenaza de garantías y Sancho Lyttle y Erika de Souza construyen un juego interior solvente, de manera que a McCoughtry sólo le queda aprovechar sus elegantes 185 centímetros para buscar una y otra vez el camino más sencillo hacia el aro rival. No le va mal. En lo personal, lidera la clasificación de anotadoras de la WNBA (22,9 tantos de media) y ha sido escogida como MVP del primer mes de competición. En lo global, las Dream no perdieron su primer partido hasta la séptima jornada.

Ni siquiera la incómoda situación de Chamique Holdsclaw, traspasada al fin a San Antonio Silver Stars, ha enturbiado el ambiente de un equipo que no parece dispuesto a aceptar el rol que todos los analistas pronosticaron.

Los inicios de la franquicia de Atlanta no fueron sencillos. El equipo, propiedad de un magnate del negocio inmobiliario, se vio obligado en sus dos primeros años de vida a alternar casi todas las pistas del estado de Georgia para realizar sus entrenamientos. Apenas pisaba el Phillips Arena para disputar los partidos, con la incomodidad que eso acarrea. Apenas cuatro victorias en el 2008 le acarrearon no pocas críticas.

Poco a poco la franquicia ha solucionado estos temas logísticos y ahora, ya con los resultados a su favor, trata de buscarse el cariño del público. El viernes los niños tenían entrada gratis para ver a Chicago y lo mismo sucederá el domingo con San Antonio como rival.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

A Cappie Pondexter ya la comparan con Lebron James… Y uno no sabe si eso quiere decir que es muy buena o que las Liberty no ganarán ni un anillo… Imaginación le pusieron las Sparks a la imposibilidad de utilizar el sábado el Staples Center, donde se disputó el segundo partido de las finales de la NBA… Lo anunciaron como “baloncesto bajo las estrellas” y se fueron a las pistas de tenis del Home Depot Center… Por cierto, ¿con quién va Candace Parker?... Unos dicen que con el equipo de su ciudad y otros que con el de su marido Shelden Williams... La próxima semana Carme Lluveras viaja de nuevo rumbo a Washington, donde ejercerá una vez más de entrenadora invitada…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 8 de junio del 2010.

dijous, 3 de juny de 2010

Padrenuestro


En el fútbol nuestro hay gente que tiene un salva para quedar indemne de cualquier crítica. Santificado parece estar su nombre y su voluntad se hace tanto en la tierra como en el cielo. Será, intuyo, porque más de uno recibe de ellos el pan de cada día. Ese papel de padre redentor es interpretado por un cargo diferente en cada auca, según sean los usos de la zona.

El Real Madrid, en su camino permanente hacia la excelencia futbolística, tritura entrenadores a una velocidad que asusta. Ninguno sirve para el mesiánico proyecto de Florentino Pérez, que sale impoluto de cualquier salpicadura. A la que amenaza lluvia, Jorge Valdano ejerce de paraguas. La multitarea va en el sueldo. En Barcelona, en cambio, quién nació tocado por la barita mágica es el entrenador. Los consejos de Pep Guardiola a la hora de fichar futbolistas parecen escritos por el enemigo, pero eso no importa y por aquellas latitudes quien se lleva todos los palos es el presidente.

Cuestión de costumbres. Las apuestas estratégicas del Villarreal CF tampoco suelen ser recibidas con contestación ninguna. Suscribo (y aplaudo) la mayoría de ellas, especialmente ésa que ha convertido la Ciutat Esportiva en un granero del que proveerse de futbolistas jóvenes hasta que amaine el temporal económico y se pueda volver a recolectar con normalidad.

El caso es que la obsesión por competir en Europa no me convence tanto. Seguramente es un trauma que me persigue desde hace años porque ya fui de los que no entendió aquello de la Intertoto, aunque los resultados (sobre todo económicos) le dieran la razón al club. Me parecía un intento, legal eso sí, de colarse en una fiesta sin invitación y lo mismo siento ahora, cuando se trata de confiscarle la licencia europea al Real Mallorca.

De niños, llamábamos a todas las puertas con timbre. Eso mismo hace ahora el club, aunque acompañado del mejor especialista en derecho deportivo de Ruiz Huerta y Crespo Abogados. Nosotros salíamos corriendo. Ellos, en cambio, buscan demostrar, artículo 33 en mano, que el Mallorca de la Ley Concursal no puede competir en la UEFA Euroa Legue. Tienen razón, pero a mí no me convencen.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 3 de junio del 2010.

dimarts, 1 de juny de 2010

Seattle ya presume de trinchera


No es ningún secreto que las jugadoras que aterrizan en Seattle tardan semanas en aprender los sistemas defensivos de Brian Agler. Algunas, incluso meses.

Sólo ahora que Seattle Storm ha empezado la temporada con un 4-1, el mundo del baloncesto ha girado la vista hacia el banquillo que ocupa Brian Agler. Los métodos del técnico, conocido por sus elaboradas tácticas defensivas, empiezan a surgir efecto y la franquicia ya se ha impuesto a Sparks, Lynx, Mercury y Mystics en un inicio de campaña muy por encima de las expectativas generadas tras perder a Janell Burse, Shannon Johnson y Katie Gearlds. De momento, sólo una derrota en la pista de Chicago Sky.

Durante el invierno, Agler divide su agenda en dos prioridades; la NCAA y la Euroliga Femenina. En ambos viveros busca jugadoras con buenos hábitos defensivos, capaces de asimilar cuanto antes mejor sus arriesgadas tácticas.

De la liga universitaria ha rescatado esta vez a Alison Lacey. “Debo reconocer que en cuatro años no he practicado nunca en Iowa State este tipo de defensas a media pista”, asegura la base ‘rookie’. Aunque ella no lo sepa todavía, ha sido escogida porque logrará asimilar este tipo de defensas mucho antes que sus compañeras de promoción. “No digo que mis jugadoras sean mejores, simplemente son diferentes”, explica Brian Agler.

De Europa se ha traído a Svetlana Abrosimova, Tijana Krivacevic y Jana Veselá. De la jugadora de Ciudad Ros Casares, Agler tiene claras sus virtudes: “Estoy muy impresionado por su versatilidad ya que puede jugar de tres, de cuatro e incluso de cinco Tiene una actitud defensiva muy buena y además sabe rebotear”.

Al igual que Eric Musselman, Brian Agler es fan de las teorías de Dick DeVenzio, un ex jugador ya fallecido que publicó muchos libros de táctica defensiva. La clave, dejó escrito, está en mecanizar las reacciones hasta mecanizarlas. “Todo depende de cada persona. Hay jugadoras que lo pillan enseguida y otras que tardan años en adoptar buenos hábitos”, resume el técnico de Seattle Storm en una entrevista al ‘Swish appeal’.

Como toda buena defensa, la de Seattle pretende cambiar la manera de atacar de sus rivales hasta conseguir que la jugadora se sienta extraña con la pelota en sus manos. Aprender como conseguirlo no es sencillo ya que los entrenamientos están llenos de detalles y, sobre todo, de ejercicios repetitivos que buscan mecanizar las respuestas para lograr que el cuerpo se mueva antes incluso de que su cerebro se lo ordene.

La defensa es básica para Seattle Storm, que esta semana visita a Atlanta, Los Angeles (en un partido que se disputará en el Home Depot Center de tenis) y Phoenix, pero tampoco conviene olvidar que el equipo no es manco en ataque. Si no, que se lo pregunten a Sue Bird, Swin Cash y una rejuvenecida Lauren Jackson.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Vale que Mike Thibault recomendó escoger en el draft a Magic Johnson y a Michael Jordan en su etapa como ‘scouter’ NBA… Pero el ahora técnico de Connecticut Sun es nefasto escogiendo corbatas... Hablando del draft, ya tenemos el robo de este año… Se llama Natasha Lacy, fue el número 28 y es la única alegría de Tulsa Shock… La Liga Femenina conocía de sobra las habilidades ofensivas de Shay Murphy… Seis años y cuatro franquicias después las han descubierto también en la WNBA…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 1 de junio del 2010.

dijous, 27 de maig de 2010

Dinosaurios


De todas las teorías que explican la desaparición de los dinosaurios, la que más me seduce es la del impacto de un asteroide. Siempre pienso que si alguna vez ocurrió, puede volver a suceder y, de paso, cargarse de golpe todo el hormigón que por esta zona hemos acumulado cerca de las costas. Lo cierto, en cambio, es que la hipótesis que más adeptos tiene es la del cambio climático. Seguramente, me lamento, tuvo un jefe de prensa mejor.

No son pocos quienes ahora, tantos años después, han sacado la silla a la puerta de casa y, mientras charlan “a la fresca”, esperan asistir a la extinción del Villarreal CF. Confían que la crisis y la más que probable no presencia en Europa, ahoguen económicamente el proyecto, condenándolo a una lenta, pero segura decadencia. Imaginan al conjunto descendiendo en una o, a lo sumo, dos temporadas y una vez ahí…

A diferencia de otros clubes, ése no será el camino del Villarreal CF. No lo será porque Fernando Roig, como todo buen empresario, trazó hace años un plan B, un seguro de vida al que aferrarse si la cosa se ponía fea. La Ciutat Esportiva es su salvoconducto para mantenerse en la elite. La utilización de los jóvenes jugadores formados en la cantera será todavía más presente en los próximos tres años, que es el tiempo en el que los hombres del tiempo del presidente predicen lluvia.

Cierto es que Jefferson Montero no se parece en mucho a Pirés y que a Mario todavía le queda un trecho para asemejarse a Javi Venta, pero esta transición “low cost” es toda una garantía de viabilidad ya que los rivales también deberán apretarse el cinturón. Sólo el FC Barcelona y Real Madrid tienen bula papal para reforzarse. El Valencia CF, por ejemplo, ha necesitado vender a Villa y, además, deberá gastarse una parte de lo recaudado en su sustituto.

Será difícil que en El Madrigal se vea jugar al equipo local como lo ha hecho en las últimas temporadas, pero eso no quiere decir que vaya a estar mucho más lejos de los de arriba que ahora. Así que entren ya en casa, suban el cañizo y dejen de esperar la catástrofe, que es tarde y mañana hay que madrugar.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 27 de mayo del 2010.

dimarts, 25 de maig de 2010

El nuevo ‘look’ de las Liberty

Tanto parece haber cambiado la franquicia de las New York Liberty que muchos de sus aficionados le han cambiado el nombre. Ha llegado la hora de las ‘New-Look’ Liberty.

El verano pasado New York Liberty sólo logró ganar 13 de sus 34 partidos. Fue la señal definitiva: había que adoptar medidas drásticas en el cruce de la calle 33 con la 7ª Avenida. La franquicia así lo entendió e implicó a Chicago y Phoenix en uno de los mayores intercambios de los últimos tiempos. Al menos, el más importante por la calidad de las jugadoras implicadas.

“Perdimos a Shameka Christon, Cathrine Kraayeveld y Loree Moore, pero el entusiasmo por añadir a Taj McWilliams-Franklin, Nicole Powell y, sobre todo, Cappie Pondexter es realmente apasionante”, asegura Anne Donovan, que el año pasado ocupó el banquillo de Patty Coyle. El principal reto de la entrenadora será hacer que las nuevas jugadoras actúen como un verdadero equipo, ya que el talento individual se da por supuesto.

La guinda a la plantilla la puso Kalana Greene, una ‘rookie’ que llega para reforzar el perímetro tras ganar dos títulos consecutivos de la NCAA con UConn. “Su elección en el draft me pareció un enorme regalo. Estábamos convencidos de que saldría escogida antes, en primera ronda, pero llegó libre hasta nuestro turno“, asegura Carol Blazejowski, general manager de las Liberty.

“Para mí esto es una oportunidad y un nuevo comienzo”, reconoce Cappie Pondexter, que en el partido inaugural ante Chicago Sky aportó 22 puntos, 8 asistencias y 5 rebotes. “Cappie New Year”, tituló The New York Post en uno de los juegos de palabras que ya corren por el MSG. Otro de los más utilizados es el que se refiere a la franquicia como “New-Look’ Liberty”.

“Me gustan los desafíos y ganar aquí acabaría con las dudas. Mucha gente se pregunta si soy la mejor jugadora del mundo. De momento, estoy dando pasos pequeños. No estoy diciendo que vaya a ganar el anillo, pero voy a trabajar muy duro para competir por él”, explica Pondexter, desafiando a la que hasta hace unos meses era su compañera de equipo en Phoenix; Diana Taurasi. “No es que no me guste ella o que piense que me estaba quedando ensombrecida a su lado ya que somos grandes amigas desde el instituto. Simplemente pensé que éste era el mejor sitio para realizar mi baloncesto”, matiza.

Tras visitar a Washington y recibir a Atlanta, las New York Liberty visitan este viernes la pista de San Antonio en un partido que les servirá para cerrar el mes de mayo. Será un buen momento para empezar a hacer balance, aunque la fecha que muchos han marcado ya en su calendario es el 3 de julio, cuando Pondexter se verá las caras con Taurasi.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Como su padre, Abi Olajuwon juega de pívot… Ya está, no le busquéis más similitudes a la jugadora de Chicago Sky… A primera vista también cuestan de encontrar las virtudes de Marion Jones… La ex atleta, que no jugaba a baloncesto desde los tiempos de la universidad, apenas disputó tres minutos en el debut de Tulsa Shock… Otra que jugó de joven a nuestro deporte favorito es Condoleezza Rice… Eso sí, el regreso a las pistas de la ex secretaria de estado de Estados Unidos es más improbable…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 25 de mayo del 2010.

dijous, 20 de maig de 2010

Anomalías


Acudí el martes a varias de las charlas del Día de la Persona Emprendedora. En una de ellas Pau García-Milà, el precoz fundador de un escritorio virtual que en pocos años invadirá nuestros ordenadores, lanzó una frase que me inquietó bastante: “La gente normal, y cuando hablo de gente normal me refiero a los que no son frikis como nosotros, dicen…”. Sin haber rellenado una solicitud de ingreso y sin ni siquiera tiempo para huir, me sentí parte de un grupo de personas estrafalarias a los que la gente mira con extrañeza.

Ser friki no es malo, me repetía una y otra vez al día siguiente mientras ojeaba el periódico. Todos tenemos alguna anomalía y conviene aceptarlo cuanto antes. Acostumbro a empezar el diario de los miércoles leyendo la habitual soflama albinegra que encabeza la información del CD Castellón. Sólo aquellos días en los que descifro varios de sus mensajes encriptados, me siento un ‘hacker’ de la información y me doy como premio un desayuno en condiciones a media mañana. Un almuerzo, decíamos en mi pueblo antes de que la influencia madrileña lo confundiera con el ágape de mediodía. Un brunch, dicen ahora los modernos.

En Vila-real las preocupaciones de los albinegros suenan estrafalarias y lo contrario sucede en Castelló, donde han mirado con extrañeza el revuelo que se formó días atrás con las diferentes versiones de la posible (o no) clasificación del Villarreal CF para la Europa League. La aclaración de la UEFA rebajó, a buen seguro, la audiencia de la final de anoche en la provincia, donde algunos se hubieran dado cita ante el televisor. Unos hubieran querido que ganara el Sevilla CF (y con él, el Villarreal CF) y los otros, el Atlético de Madrid.

Lo triste de la historia es que, como decía Pepe Beltrán el miércoles, la misa no iba con mucha de la gente de la provincia, más fiel al FC Barcelona, el Real Madrid o el Valencia CF que a cualquiera de los dos grandes popes de nuestro territorio. Algo han hecho mal ambos clubes para no haber enamorado todavía a una sociedad que, harta de sus líderes, busca héroes en el mundo del deporte. O dónde sea.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 20 de mayo del 2010.

dimarts, 18 de maig de 2010

Taurasi ya no es como Jordan


Empezó jugando como los hombres y mejoró hasta hacerlo como Michael Jordan. ¿Alguien se atreve a buscar una comparación para el juego que exhibirá este verano en la WNBA?

Cuando Diana Taurasi estudiaba en UConn, la gente solía exclamar tras verla competir: “Juega como un hombre”. Con los años la comparación se quedó corta y su juego con Phoenix Mercury causó impacto en la WNBA: “Juega como Michael Jordan”, manifestaron entonces. ¿Qué será lo próximo que digan de ella?

El espíritu competitivo de Diana Taurasi es voraz y necesita de gestas cada vez mayores. Tras ganar la WNBA con las Mercury, la mejor jugadora del mundo se enfrenta ahora al reto de revalidar el anillo con más dificultades que nunca: la baja de Cappie Pondexter (ahora en New York), un calendario con cinco de los últimos seis partidos “on the road” y unos rivales más reforzados que nunca.

“Hay que jugar sin miedo”, repite una y otra vez Taurasi, dispuesta a conducir a su franquicia al título por tercera vez en cuatro años. El único refuerzo de renombre es Candice Dupree, pero poco parece importarle a la gran estrella del baloncesto femenino, ansiosa por comprobar si los cálculos de Corey Gaines son ciertos y el equipo dispondrá de más lanzamientos por partido. El técnico quiere darle una vuelta más al descarado estilo de juego del equipo y, para ello, pondrá el acento en la defensa y en el rebote.

La duda es si el poco ortodoxo sistema de las Mercury, basado en atravesar la pista cuanto antes y lanzar lo más pronto posible, habrá evolucionado tanto como las defensas rivales, cuyos entrenadores ya no se verán sorprendidos ya que han tenido tiempo para plantear alternativas contundentes. El creciente papel de DeWanna Bonner puede ser uno de los nuevos recursos utilizados por Corey Gaines.

Las amenazas más creíbles llegan de Indiana Fever, New York Liberty, Los Angeles Sparks y, sobre todo, Connecticut Sunn. Mike Thibault se ha quedado sin Lindsay Whalen, pero ha sabido hacer buenas adquisiciones como Tina Charles, Renee Montgomery, Kara Lawson o DeMya Walker, estas dos últimas procedentes de las desaparecidas Monarchs. Según el técnico, si las lesiones les respetan y la defensa mejora, pueden aspirar al trono. La advertencia no huele a farol.

La temporada que arrancó en la madrugada del sábado al domingo será atípica, con apenas 12 franquicias compitiendo por el anillo. La reducción, en cambio, ha servido para mejorar la calidad de los equipos e igualarlos, dejando fuera de la WNBA a las profesionales menos interesantes. Pese a que la cantidad de puestos de trabajo para las jugadoras se ha reducido, el papel de las europeas crece exponencialmente, a imagen y semejanza de lo que ocurre en la NBA.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

Núria Martínez está viviendo, por fin, su particular sueño en Minnesota Lynx… Una de sus compañeras en Minneapolis será Rebekkah Brunson, un portento físico con quien también coincidirá en Valencia… Las predicciones de Mechelle Voepel son el oráculo de muchos al inicio de la temporada y este año la periodista de ESPN apuesta por Candace Parker (Sparks) y Cappie Pondexter (Liberty) como candidatas a destronar a Diana Taurasi (Mercury) como MVP… De momento no aparece en la lista la atleta Marion Jones, cuya aportación es uno de los grandes atractivos de Tulsa Shock…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 18 de mayo del 2010.