divendres, 18 de desembre de 2009

La crisis juega a favor


El Villarreal CF recibió el pasado 9 de julio un ingreso de 40.000 euros. Fue el primero de los tres pagos con los que el Córdoba finiquitó la deuda adquirida por Verza. El compromiso quedó cerrado con dos pagarés de 50.000 euros cuyo vencimiento fue el 25 de septiembre y el 25 de noviembre. No vienen mal estos apuntes en el haber de un club que está aprendiendo a sacar beneficio doble de su cantera.

Por un lado, el Villarreal CF rentabiliza la inversión en el campo con futbolistas como David Fuster, que fue decisivo el domingo en el Vicente Calderón, o Jonathan Pereira, que trabaja para tener su oportunidad esta noche en El Madrigal ante el Salzburgo. En ese sentido Ernesto Valverde ha sabido aprovecharse del atrevimiento de Manuel Pellegrini y continuar con una apuesta tan valiente como efectiva.

Por el otro, el club empieza a sacar contraprestaciones económicas de aquellos futbolistas que se quedan por el camino. Esta segunda vía es básica para optimizar el coste que la entidad ha invertido últimamente en la cantera, ya sea en la construcción de una modélica Ciutat Esportiva o en la adquisición de jóvenes futbolistas. Es, sin duda, una manera más lenta de generar ingresos que la otra que hemos conocido a través de Levante de Castelló en las últimas semanas; la de las facturas.

La crisis juega a favor del Villarreal CF, que con la misma inversión podrá tener mejores plantillas que la mayoría de sus rivales. Sembrar requiere sacrificio y es una costumbre poco aconsejada para equipos con prisas o urgencias, pero a medio y largo plazo es la única vía posible para tratar de mantener el fútbol de elite en Vila-real. Lo demás, como saben en no pocas ciudades españolas, es pan para hoy y hambre para mañana.

Mantener al filial en la Liga Adelante es un objetivo al cual el club no quiere renunciar, aunque yo advertiría que tampoco conviene obsesionarse. Preferiría vincular más el tema a la calidad de las camadas venideras que a los fichajes con poco margen de llegar al conjunto profesional. Lo importante, como bien sabe el FC Barcelona, es formar a futbolistas útiles para integrarse en la dinámica del primer equipo, más incluso que acumular medallas en las categorías de formación.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 17 de diciembre del 2009.

dijous, 10 de desembre de 2009

La leche y las galletas


Cuando el viajero llega uno de estos días al Aeropuerto de Copenhague, conocido como Kastrup, se encuentra con dos puertas. Una es de color verde e invita a pasar por ella a aquellos ciudadanos normales que desean colaborar con el medio ambiente. La otra, de color rojo es para los incívicos que prefieren seguir contaminando y quieren acabar con el mundo. La elección parece sencilla.

Muchas veces, en cambio, cuesta más decidirse por un camino. Es el caso de una crisis en un equipo de fútbol. En las últimas semanas hemos visto como el Atlético de Madrid y el Villarreal CF resolvían de manera opuesta sus malos resultados. En una casa, se optó por destituir al entrenador y fichar a Quique Sánchez Flores. En la otra, se dio continuidad y confianza al proyecto de Ernesto Valverde.

Los resultados, tal y como reconocía Godín el martes ante las cámaras de Canal 9, le han dado la razón al Villarreal CF. El equipo ha logrado clasificarse para la siguiente ronda de la competición europea que estaba disputando, algo que no puede decir el Atlético de Madrid. Además, el conjunto amarillo ha enderezado su trayectoria en la Liga BBVA, sobre todo en El Madrigal.

Los elogios por esta manera de actuar han inundado los oídos de los dirigentes del Villarreal CF y es justo reconocer su mérito. La estabilidad en la que vive el equipo hay que apuntarla a su haber. Al menos en la mayor parte… porque también hay otros factores que influyen y que muchos pretenden ignorar. Vila-real no es Madrid y la plantilla no vive el asedio de medios de comunicación críticos. Aquí la prensa recibe un vaso de leche caliente y galletas y, a cambio, acepta quedarse amuermada en el sofá, incluso bajo una manta de cuadros.

Eso también ayuda a la hora de mantener la calma. Eso y una afición poco crispada que se conforma con lo que tiene. En los malos momentos hay que agudizar el oído para percibir algunos tímidos silbidos, nada más. Ni los resultados en contra ni las facturas por justificar movilizan a la gente, a diferencia de lo que ocurre en el Vicente Calderón, donde este domingo se juega un partido entre dos clubes diferentes… con medios de comunicación y aficiones que tampoco se parecen en nada.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 10 de diciembre del 2009.

dijous, 3 de desembre de 2009

La mirada de los otros


Los que trabajamos en la casa sabemos que el sello de Editorial Prensa Ibérica es una garantía de buen periodismo. Por eso, cuando empecé a viajar con el Villarreal CF, inicié una costumbre que todavía mantengo ahora, a pesar de que hace años que no acompaño al equipo en sus desplazamientos. En cada ciudad que piso busco el periódico del grupo, como interesándome momentáneamente por los problemas de la gente que me rodea aquel día en cuestión.

El hábito sirve también para darme cuenta de cómo nos ven por España. A nuestros políticos, pero también a nuestros futbolistas. Uno no es como es sino como la gente le ve. Es como coger un espejo y situarlo delante de uno, ver sus propias miserias.

El domingo no estaba en Gijón, pero hice lo posible para hacerme con un ejemplar de ‘La Nueva España’. “Enfrente, un Villarreal amuermado, con sus jugadores más veteranos sobrepasados por la intensidad local y los jóvenes con falta de cuajo. Sólo Senna resistía en el centro del campo, la línea sobre la que pivotó la mejor etapa de la historia del Villarreal. Cani resultaba intrascendente, Bruno era un amigo para el Sporting y Pires parecía más interesado en los líos que en el fútbol”, escribía Mario D. Braña.

Pensábamos que el Villarreal CF estaba recuperado, que de aquí a mayo su trayectoria iba a ser ascendente, pero eso no es lo que opina el resto. El partido de anoche ante el Levski aclaró algunas dudas, pero seguro que esta mañana me quedaré con las ganas de aprender búlgaro y acudir al kiosko internacional para ver cómo vieron el partido los colegas de la prensa de Sofía.

De momento, me consolaré con la web bilingüe del Levski. “A pesar de algunos resultados en España, el Villarreal CF es un equipo de primera línea con excelentes futbolistas que van por delante del fútbol búlgaro”, decía Antoni Zdravkov en la previa, quizás para alimentar el afán de superación de su equipo. Tras lo sucedido anoche en el Georgi Asparuhov, veremos qué opinión podemos leer hoy.

Al final, buena parte de nuestra autoestima se basa en la imagen que el resto tiene de nosotros. Eso lo saben desde hace tiempo los profesores, que cuanto mejor expectativa depositan en una aula, mejores notas obtienen a cambio. ¿Será lo mismo en el fútbol?

Artículo publicado en Levante de Castelló el 3 de diciembre del 2009.

dijous, 26 de novembre de 2009

El enemigo es la mayoría


Últimamente Internet es una especie de aloe vera, un remedio capaz de combatir todos los males. Hasta tal extremo ha llegado la fama de la red que los socialistas valencianos se han encomendado a un tal Ravi Singh para que les enseñe a utilizarla y aspirar así a destronar, ahora sí, a la derecha. Ésa, y no otra, fue la clave de Obama, dicen a su electorado, al tiempo que éste –acostumbrado ya a las decepciones– les mira con un punto de desconfianza.

Empecé a creerme la importancia del ciberespacio hace unos meses, cuando un amigo trató de convencerme para afiliarme al Partido de Internet, una agrupación cuyos diputados se comprometen a votar lo que sus militantes decidan. No hay ideología y sí mucho pragmatismo. Pese a que este fin de semana estuve atento a su congreso fundacional, todavía no acabo de estar convencido del todo. Tiene innegables virtudes, pero lo cierto es que al final todo depende de lo que decida la mayoría y, dicho sea de paso, hace tiempo que perdí la fe en ella. No hay que hacer caso a muchos sino al que tiene la razón.

De no ser así Nilmar no hubiera podido marcar ante el Valladolid, pues la mayoría de la grada de El Madrigal pedía que no disputara ni un minuto más con la camiseta del Villarreal CF. Hartos de ver cada fin de semana como la versión del delantero no se parecía en nada a la que ofrecía con Brasil, no eran pocos los que abogaban por una propuesta ofensiva diferente. Sus pocos goles y su elevado traspaso hacían fácil la demagogia.

La gente acierta tres resultados de quince en la quiniela y ya se siente capacitada para hacer ejercicios de futurología. Por suerte, los clubes serios tratan de alejarse de los plebiscitos de la grada. Lo que diferencia a las entidades estables de las volátiles es eso, que unas se guían por la opinión de sus profesionales (entrenador a la cabeza) y las otras, por los silbidos o los aplausos del público. A la larga, siempre ganan las primeras.

Nilmar es profesional desde los 18 años, pero todavía no ha brillado en Europa (ni en Lyon ni en Vila-real) como en Sudamérica. Eso es fácil decirlo. Lo que importa ahora es saber si lo va a hacer o no y en el club opinan que sí, lo que ya es una garantía.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 26 de noviembre del 2009.

dijous, 19 de novembre de 2009

El pase o el gol


Mi memoria es como los “telediarios”; prioriza las anécdotas a las cosas importantes. Seguramente por eso me acuerdo de una conversación que los periodistas que solíamos viajar con el Villarreal CF mantuvimos hace más de seis años con Benito Floro días antes del fichaje de Antonio de Nigris. Ocurrió en un bus lanzadera de esos que te lleva del avión a la terminal del aeropuerto.

El entrenador lanzó un mensaje a modo de acertijo: “Vamos a fichar a un futbolista que no es ni blanco ni negro”. Éramos nueve periodistas y todos tuvimos parecida reacción; llamar a nuestros medios de comunicación para que investigaran sobre posibles delanteros mulatos que estaban en el mercado. El Villarreal CF necesitaba goles y el fichaje era inminente.

Nadie descifró el acertijo y, como apenas se tenían referencias de Toño, el anuncio oficial sorprendió a todo el mundo. Lo mismo que su muerte el pasado lunes. A los 31 años el futbolista militaba en el AE Larisa griego. Sus experiencias se podían seguir a través de internet, donde De Nigris escribía asiduamente un blog para ESPN. La última entrada data de hace menos de un mes. “La ciudad donde vivimos también se llama Larisa. Es muy tranquila, bonita; no sé cuántos habitantes tiene, pero son pocos. La afición es muy apasionada y nos han recibido muy bien. Vivimos de maravilla aquí. Estamos muy felices y espero triunfar”, dejó anotado. Duele leerlo ahora.

El Villarreal CF reaccionó rápido lamentando su pérdida y mandándole un sentido pésame a su familia. Es lo propio. La visita del Valladolid este domingo será un buen momento para recordar, por última vez, la figura de este peculiar delantero.

Han pasado los años y el equipo en nada se parece a aquel que trataba de establecerse en Primera, pero algo sigue invariable; los problemas con el gol. Seguramente es una traba hereditaria, que viaja en el tiempo incrustada en la idea de mover la pelota que propone el club. Floro, Pellegrini, Valverde… Todos se sienten cómodos con la posesión del balón, aunque a veces corran el riesgo de caer en la caricatura de que sus futbolistas escojan un pase a un compañero desmarcado antes que un disparo a gol.

Dicen que este tipo de técnicos consulta antes los porcentajes de posesión de la pelota que el resultado. No me lo creo. Es evidente que es una maligna exageración. Al menos, de momento.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 19 de noviembre del 2009.

dimarts, 17 de novembre de 2009

Albert Miralles: "Me siento como si tuviera 20 años"



Tras cuatro temporadas en Valencia, Albert Miralles regresó el domingo a la Fonteta, donde anduvo cerca de conseguir la victoria para el Lagun Aro GBC (75-71). Fin de semana intenso para el ala-pívot catalán, que atendió a los integrantes de su peña ‘Tredici’ y concedió varias entrevistas, entre ellas ésta.

Gigantes: ¿Cómo te has sentido?
Miralles: En la primera parte, muy extraño. Hace unos pocos meses estaba jugando aquí y me he encontrado descolocado. Luego me he metido más en el partido y la verdad es que no le hemos perdido la cara al partido. Creo que hemos tenido nuestra oportunidad y hemos podido meterles el miedo en el cuerpo. Hemos competido de tú a tú.

G: Ante el Valencia BC, 9 puntos y 8 rebotes. Atraviesas un buen momento.
M: Estoy contento. Era lo que quería al fichar por el Lagun Aro GBC, cada día estoy jugando mejor. He recuperado las sensaciones de hace años y me siento como si tuviera 20 años.

G: ¿Hasta dónde puede llegar el Lagun Aro GBC?
M: El objetivo es la salvación y no es bueno crearnos una presión añadida, pero estamos en una dinámica positiva y el equipo se ha ganado el respeto de los rivales. Hay talento y buen trabajo, así que soñar es gratis y sería bonito entrar en la Copa del Rey de Bilbao.

G: ¿Cómo has visto al Valencia BC?
M: Bien, es un equipo que pasa por un buen momento de forma y están haciendo un buen baloncesto. El momento es dulce, pero no tienen que confiarse y deben seguir trabajando. La clave es que han conseguido quitarse la presión que siempre rodeaba al equipo.

G: ¿Qué recuerdos guardas de tu etapa en Valencia?
M: Entre los más emocionantes, la ovación que me dieron en el pabellón cuando reaparecí después de mi larga lesión. Nunca la olvidaré. Han sido cuatro años con momentos buenos y malos, y aunque me hubiera gustado ganar algún título, creo que me he hecho como jugador en Valencia.

G: ¿Qué tal por San Sebastián?
M: De momento, la ciudad, la afición y el equipo me han acogido muy bien. Estoy muy contento en el Lagun Aro.

Artículo publicado el 17 de noviembre en Gigantes del Basket.

dimarts, 10 de novembre de 2009

Shabtai, 20 balazos a la historia más peculiar del mundo


Recibió 20 balazos y los asesinos no se molestaron ni siquiera en coger el millón y medio de dólares que llevaba en el maletero. Así fue la vida y la muerte de Shabtai von Kalmanovic, uno de los personajes más peculiares de la historia del baloncesto.

En el Oeste la gente se enteraba de cuándo se había producido un tiroteo tras ver a un puñado de buitres revoloteando sobre el lugar en cuestión. El lunes de la semana pasada la mayoría de los dirigentes de los clubes europeos supieron de la muerte de Shabtai von Kalmanovic por los SMSs de los agentes ofreciéndoles a varias jugadoras del Spartak de Moscú, que sin el asesinato de su propietario hubieran sido intocables para el resto.

Poco a poco los detalles del tiroteo se fueron conociendo. El empresario fue abatido con 20 balazos a escasos metros del Kremlin. Una vez más, había desoído los consejos de su chófer de sentarse en la parte trasera y se desplazaba junto al conductor, en el asiento del copiloto. “El chófer intentó perseguir a los agresores, pero al estar herido perdió el control del vehículo”, explica Anatoly Bagmet, el comisario al cargo de la investigación.

Lo que apenas ha trascendido es que en el maletero del coche había un millón y medio de dólares en el momento del tiroteo, una anécdota para los asesinos, que cumplían un encargo mucho más ambicioso. Las primeras pesquisas indican que el móvil pudo estar relacionado con su nuevo negocio farmacéutico en Rusia, donde pretendía abrir más de 50 sedes de distribución de medicamentos.

“Hay mucha diferencia entre tener 100.000 dólares y tener un millón. Pero cuando tienes 150 o 200 millones eres igual de rico, así que entiendes que no puedes desayunar dos veces o llevar dos corbatas. Entonces puedes hacer otras cosas con tu dinero", decía Shabtai para explicar por qué invertía tanta pasta en el baloncesto femenino. Oficialmente su fortuna nació de sus arriesgadas inversiones de arte, su organización de eventos a escala mundial y, sobre todo, su participación en la industria farmacéutica, aunque también hay quien habla de venta de sofisticado armamento militar. Misiles y cosas así.

Decían que sus mejores jugadoras podían cobrar un dineral por temporada y, conociéndole, no parece desorbitado. “Papa” lo llamaba cariñosamente Diana Taurasi. No sabe uno si el afecto será consecuencia de los 500.000 dólares que, según Los Ángeles Times, recibía de él en sus primeras temporadas o de las historias sobre su pasado que todavía hoy le cuenta a la plantilla en unas cenas de ésas en las que uno sale con más hambre que sed.

Nació el 18 de diciembre de 1949 en Lituania y en 1972 se graduó por el Instituto Politécnico de Kaunas, tras lo cual emigró con su familia a Israel. Siete años estuvo en la cárcel Shabtai acusado por el gobierno israelí de espiar para la KGB durante 17 años. Obtenía y analizaba, según le acusaron, cuanta información de inteligencia se producía e incluso se le relaciono con el Mossad. Él era lituano y se hizo insultantemente rico en Rusia, pero sobre todo se consideraba judio, lo que explica su sepultura en la ciudad israelí de Petah-Tikva.

Sin duda, Shabtai von Kalmanovic era un tipo peculiar. En su currículo aparece desde un romance con Liza Minnelli hasta la organización de conciertos de Tom Jones y Michael Jackson. Eso y mucho más.

Antes de los partidos, minutos antes de cambiar sus pantalones vaqueros por un traje, ejercía de anfitrión en las reuniones con importantes políticos y personas de negocios, encuentros a los que solía invitar a los representantes del club rival, quien sabe si para exhibir su poder. Allí explicaba historias para no dormir que el interlocutor nunca alcanzaba a saber si eran verídicas o no.

Ésa era una característica en la que Shabtai se movía como pez en el agua; la ambigüedad. Al saludar al comisario de la FIBA y a los árbitros siempre les solía decir que si su equipo no ganaba, les pegaba un tiro en la cabeza. La broma, que era seguida de carcajadas cuando la pronunciaba un general manager de otro equipo, inquietaba a los colegiados, que ni pestañeaban al interpretar que quizás (aquella vez) su interlocutor hablaba en serio. Nunca lo hizo, nunca hizo falta.

A Shabtai siempre le gustó el lujo de lo exótico. Igual volaba repentinamente a París en un jet privado para comprarse su último capricho como le proponía sexo a Margot Dydek, la pívot de 2.16 de altura. “¿Cuánto pides por meterme en la ducha contigo?”, le preguntó en la Final Four del 2007. A la jugadora, que había visto un millón de veces como el máximo mandatario del Spartak besaba en la boca a las jugadoras de su equipo durante la presentación, no le hizo ni pizca de gracia.

Siempre se divirtió haciendo ostentación de su poder. Las jugadoras rivales recibían una rosa de su parte nada más aterrizar en Moscú y para que su desplazamiento al Vidnoje (un pabellón que solía llenar con militares) fuera más cómodo, solía prestar el autocar cinco estrellas de su equipo, con microondas, cafetera y otros lujos. Así impresionaba a las mejores estrellas del mundo, a algunas de las cuales trataría de fichar al verano siguiente.

Tras su paso por el Zalgiris, a quien hizo campeón de Europa en 1999, en los últimos años Shabtai se había dedicado a reflotar el baloncesto, un deporte que él practicó en Lituania. Su matrimonio con la ex jugadora Anna Arkhipova le introdujo en un mundo del que pronto fue el gran dominador. Primero pasó por el UMMC Ekaterinburgo, donde fue descalificado por falsificar un puñado de pasaportes georgianos de sus jugadoras. Desde hace unos años el Spartak de Moscú, campeón de la Euroliga Femenina en las últimas tres temporadas, era el destino de una parte de sus ahorros. Algunas jugadoras cobraban en su club diez veces más que en Estados Unidos, pero a él todavía le quedaban unos ahorros para organizar fiestas por todo lo alto para presumir de éxito. Tanto en la Final Four como el All Star de la Euroliga Femenina, celebrados en Moscú, todo olía a dinero.

Lejos, en cambio, de ser un personaje distante, Shabtai von Kalmanovic era capaz de interrumpir un partido para darle un premio -previo abrazo- a su jugadora favorita, de apoderarse del micro y hacer de speaker, de abroncar a una bailarina por retrasarse al salir a la pista o incluso de acercarse al entrenador rival y aconsejarle sobre su táctica ofensiva.

Pese a su abrumadora superioridad, Shabtai era un tipo que caía bien entre los equipos rivales, con cuyos dirigentes solía tener detalles en forma de botellas de vodka o paquetes de caviar. Una de las últimas apariciones públicas de Von Kalmanovic se produjo en una reunión de los clubes de la Euroliga Femenina que se celebró en Freising, una localidad alemana situada al lado de Munich. Allí acudió al lado de su inseparable Steve Kostalas. Cuando Nar Zanolín, secretario general de FIBA Europa, intentó abrir la sesión, Shabtai enchufó su micrófono y lo interrumpió. “Pido que se aplace la reunión”, dijo ante la sorpresa de los asistentes, entre quienes había representantes de Ciudad Ros Casares, Perfumerías Avenida y Rivas Ecópolis. “Falta Miss Barcelona y sin ella no podemos empezar”, dijo en alusión a Carme Lluveras, que se encontraba en la WNBA ejerciendo con las Mystics de entrenadora ayudante invitada.

Fue una de sus últimas bromas. Ahora, nadie sabe qué va a pasar con el Spartak de Moscú, pero ya hay quien define su pérdida como el acontecimiento más importante de los últimos 20 años del baloncesto femenino. De momento, su muerte obligó a suspender el partido de la semana pasada que debía enfrentar al Spartak con el Szeviep Szeged.

“La muerte de Shabtai es una gran pérdida para el mundo del deporte y para el baloncesto en particular”, dice Sergey Chernov, presidente de la Federación Rusa. Seguramente, es mucho más que eso.

Artículo publicado el 10 de noviembre en Gigantes del Basket.

dijous, 29 d’octubre de 2009

De charlas y otros deportes


El mal arranque liguero del Villarreal CF ha provocado alguna que otra carcajada en Valencia, donde la “germanor” dejó de ser algo divertido cuando la jerarquía futbolística empezó a ser discutida. Sólo hay que repasar la prensa de la capital del Túria para detectar las hostilidades. Ahora ambos clubes se miran con recelo e incluso la mayoría de sus hinchas desean que al otro no le vaya del todo bien.

A veces, lo que el fútbol no puede unir, lo hacen otros deportes; como el baloncesto. El presidente del Villarreal CF; Fernando Roig, y el del Valencia CF, Manuel Llorente, coincidieron el martes comiendo canapés en la zona VIP del Pabellón Fuente de San Luis, donde se disputaba un encuentro cualquiera de la Eurocup.

Quizás por eso, para encontrar las claves de un deporte en otro, acudí hace un par de días al Centre Social Sant Isidre de Castelló, donde Vicente Collado daba una charla sobre “Motivación, liderazgo y gestión de equipos”. El entrenador de baloncesto, que también es ingeniero de telecomunicaciones, explicó las sinergias que se producen entre el mundo del deporte y la empresa. Hay comportamientos válidos en los dos ámbitos.

Contó el técnico varias anécdotas divertidas, pero una de ellas fue especialmente aplaudida. Es la que recuerda el ritual que Joan Creus, ahora secretario técnico del Regal Barça, seguía en sus tiempos como jugador en Manresa a la hora de prepararse la mochila ante los juveniles de su equipo. Ponía la camiseta, los pantalones y, clonando el gesto con las manos vacías, un poco de ilusión.

Es algo básico para cualquier deportista, pero nunca está de más recordarlo, advirtió Collado el martes. Puede ser un superior (el entrenador), un igual (otro jugador) o uno mismo, pero es importante que nunca se deje a un lado la ilusión cuando se debe competir. Si no, ocurre como le pasó al Real Madrid en Alcorcón, buen aviso para la visita esta noche del Villarreal CF a Puertollano.

Las alarmas están encendidas, aunque a veces eso no es suficiente. “Es un partido de esos en los que todo el mundo intentamos mentalizarnos de que no hay enemigo fácil y luego las sorpresas se siguen produciendo año tras año. La eliminación del año pasado fue muy dolorosa y estamos avisados”, repite una y otra vez Ernesto Valverde, mientras los aficionados rezan para que a los jugadores les haya quedado claro. Bastante sufrimiento acarrea la Liga BBVA como para que la Copa del Rey también se convierta en un suplicio.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 29 de octubre del 2009.

dijous, 22 d’octubre de 2009

Una casa de Primera


El Villarreal CF es una casa. “De Primera”, si hacemos caso al documental que Canal+ Liga ofrece mañana a las diez de la noche. De otro tipo, si leemos el acta en el que Antonio Rubinos Pérez define así la situación vivida tras el encuentro de Chapín: “Escuché gritos en el exterior del vestuario. Al salir a ver qué pasaba, encontré un tumulto de jugadores, técnicos, directivos, personal de ambos equipos y fuerzas de seguridad”.

En el reportaje del canal de pago el presidente de la entidad, Fernando Roig, ejerce de guía por el club, deteniéndose en aquellos lugares más interesantes para el espectador. Como el vestuario. El caso es que las imágenes son de varias semanas antes del miércoles, día en el que hubiera sido más divertido poner una cámara allí dentro y emitir en directo la reunión con la plantilla.

El consejero delegado, José Manuel Llaneza, anda ahora “sin ánimo de fichar” por Argentina, mientras que en el documental descubre cada rincón de El Madrigal. Aparece justo antes que Gonzalo Rodríguez, que se arranca a tocar la guitarra y a cantar en su propia casa, o que Robert Pires, que conduce su Ferrari hasta los estudios de televisión del club.

Cazorla, Bruno y hasta un futbolista en edad cadete que viaja desde Teruel para entrenar con el Villarreal CF son otros de los protagonistas de las imágenes, que dependiendo del resultado del partido de esta noche en el Olímpico de Roma pueden herir susceptibilidades. Nada, no se lo tengan en cuenta a los improvisados actores, que jamás pudieron preveer un escenario así para el día del estreno televisivo. Nadie programa comedias a sabiendas de que algo malo ocurrirá ese día.

Es momento, como pedía el martes Alexis Rubert, de arropar al hijo “que precisa ayuda para recuperar la personalidad que extravió”. Pero no es sencillo. Sobre todo para Ernesto Valverde, que sabe ya que su sustituto está escogido. Al técnico le tocó vivir esta misma situación hace unos meses, aunque por entonces encarnó un papel diferente en el auca. Cuando Manuel Pellegrini decidía si daba el salto al Bernabéu, el Villarreal CF no se quedó cruzado de brazos, así que nadie puede ser tan ingenuo como para pensar que ahora no está haciendo lo mismo. Busca un Plan B, que será activado sólo si es necesario.

No es sencillo trabajar así. Intentas arreglar un escape y, mientras el agua te salpica la cara, ves de reojo a un puñado de fontaneros con la llave inglesa en la mano. No sabes si esperan arreglar ellos el grifo o si buscan darte un golpe en la cabeza, que viene a ser lo mismo.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 22 de octubre del 2009.

dijous, 15 d’octubre de 2009

Ser toro o torero


Creo que no tardaré ni diez palabras en preguntarlo. ¿Está Juan Carlos Garrido
No sé qué cantidad de dinero estaría dispuesto a pagar por ser uno de los protagonistas de la serie ésa de los martes. Tras desvanecerme durante dos minutos y 17 segundos, como el resto de la humanidad, analizaría la visión futura de lo que sucederá dentro de seis meses. “Flashforward” creo que lo llaman. Sería 15 de abril y el Villarreal CF haría cuentas tras visitar al Getafe en una de esas anodinas jornadas que se disputan entre semana.

Seis partidos faltarían entonces para cerrar el campeonato y el conjunto amarillo estaría apretando los dientes para luchar por su objetivo. El caso es que ahora, tal y como están las cosas, uno no sabe si esa zanahoria que perseguir tendrá dibujado el escudo de la Liga de Campeones, de la UEFA EuroLiga o, simplemente, de la permanencia.

A día de hoy, a tres días de visitar Chapín, el club parece haber encontrado el camino. Tanto escuchar en la radio que un tal Álvaro Pérez lo conseguía todo, desde caviar hasta coches de alta cilindrada, que ha decidido firmar un acuerdo de colaboración con el Masters Castelló Costa Azahar de golf, un evento con aroma a la trama Gürtel. Mañana presentan el convenio.

De la parte deportiva, de alejarse de los puestos de descenso, se encarga Ernesto Valverde. Su crédito, ganado a pulso en Bilbao, Barcelona y Atenas, le ha dado tiempo, que es lo mejor que puedes comprar cuando falla el viento y la embarcación se detiene. Es algo por lo que, por ejemplo, David Amaral hubiera matado. Parece como si al ex técnico del CD Castellón le hubiéremos soplado en contra desde que llegó, justo lo contrario que al entrenador del Villarreal CF.

Dicen en algunos bares poco recomendables que más vale tener a favor a la prensa que al árbitro, que poco puede hacer más allá de pitar un par de penaltis. La ola de optimismo que estamos generado los medios de comunicación alrededor del Villarreal CF es de las que hacen época. Sacamos estadísticas de otras temporadas e incluso situamos el calendario venidero (ocho partidos en 24 días) como el mejor de los escenarios posibles para la remontada. Cada vez nos parecemos más a la prensa de Madrid y Barcelona, que suda de tanto empujar a sus equipos, aunque sigo sin tener claro si eso es bueno o malo.

El caso es que todo pasa por ganar al CD Xerez y tópicos por el estilo. El horario del partido, “las cinco de la tarde” que diría Federico García Lorca, huele a batalla entre toro y torero. Ahora sólo hace falta saber cuál de los dos equipos necesitados abandonará la plaza a hombros y a cuál le saldrán cuernos. Casi nada.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 15 de octubre del 2009.

dimarts, 13 d’octubre de 2009

Y Dios se disfrazó de mujer


La espera ha sido larga, pero Dios lo ha vuelto a hacer; ha regresado a una pista de baloncesto. Esta vez no escogió la NBA sino la WNBA. ¿Qué dorsal llevó en esta ocasión? El 3 de las Phoenix Mercury; el de Diana Taurasi.

Según la versión de Larry Bird, hace más de 20 años Dios se disfrazó de jugador de baloncesto. Fue en un mítico partido de playoffs celebrado en el vetusto Boston Garden en el que Michael Jordan anotó 63 puntos. Pues bien, ha vuelto a ocurrir. Dios ha regresado a una pista de baloncesto, aunque esta vez vestido con la camiseta número 3 de Phoenix Mercury; la de Diana Taurasi.

“Esto es lo que hacemos, hacemos cosas importantes. Tenemos gente que se crece y le encanta vivir el momento. Es un gran equipo, un gran equipo”. Esta frase, lanzada mientras se anudaba una toalla a la cabeza, fue lo único que Diana Taurasi acertó a decir antes de empezar a llorar tras la victoria de Phoenix Mercury en el quinto partido de la final ante Indiana Fever (94-86). No hizo falta decir más, ya había quedado todo dicho en la pista.

Este título de las Mercury, el segundo de su historia, no se entiende sin Diana Taurasi. La jugadora ha completado una temporada de ensueño. Al anillo de la WNBA le une las dos distinciones de MVP de la liga regular y las finales, algo que sólo había conseguido antes Lisa Leslie. Además, se hizo con el título de la Euroliga Femenina en Salamanca. Determinante.

Taurasi entendió pronto que los destinos de las Mercury en el decisivo encuentro pasaban por sus manos y respondió anotando 26 puntos, con cuatro triples de esos que ponen la piel de gallina tanto a los espectadores como a su defensora. A su lado, Cappie Pondexter contribuyó con 24 tantos que sumados a los suyos llegaron a los 50. Una cifra incontestable.

No estuvieron solas. Penny Taylor también tuvo un papel destacado, tras perderse la campaña del 2008 por culpa de una lesión en el tobillo. Sumó 14 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias que contribuyeron a derretir la contundente defensa de las Fever. “Gracias, Penny”, le repetía una y otra vez Cappie Pondexter mientras la abrazaba en el pasillo del US Airways Center que conduce al vestuario. “Eh, en el baloncesto no hay lágrimas”, les recriminó Diana Taurasi.

Diana Taurasi, Cappie Pondexter y Penny Taylor ya lideraron a Phoenix para conseguir el título de hace dos temporadas. Aquella vez fue ante Detroit Shock y ahora con Indiana Fever como rival, pero en las dos ocasiones necesitaron de cinco partidos para sentenciar la serie.

Las Fever no lo pudieron sencillo. Pese a quedarse atrás en el marcador tras recibir 35 puntos en el segundo cuarto, el equipo de Indiana reaccionó de la mano de Katie Douglas y Tamika Catchings, pero también con Tammy Sutton-Brown (22 puntos) y Jessica Davenport (18 tantos) adoptando un papel de estrella. Para la pívot formada en Ohio State fue la mejor anotación de sus tres años en la WNBA.

“Creo que jugamos casi tan bien como pudimos. Hubo un par de veces que fallamos tiros que nos podrían haber ayudado a ganar el anillo, pero no entraron”, confesó Lin Dunn, la entrenadora de Indiana Fever. De hecho, Indiana remontó una renta desfavorable de 10 puntos en la segunda mitad para igualar el marcador a 80 con cuatro minutos y medio por jugar. Dos triples de Tangela Smith, los dos únicos tiros que anotó en toda la noche, evitaron que la reacción se consumara.

“Indiana es un gran equipo. Eso sólo muestra nuestra capacidad de resistencia y de lo mucho que queríamos ganar”, dijo Pondexter, que siguió anotando pese a recibir en el segundo cuarto un codazo que limitó su visión en el ojo.

El triunfo de Phoenix Mercury es también el éxito de un estilo de juego. Lo impuso Paul Westhead, pero lo ha sabido desarrollar a la perfección Corey Gaines. Es una manera de jugar basada en la velocidad. El técnico parece vivir sólo preocupado por el ritmo y hace la vista gorda con las pérdidas y los tiros precipitados. Mal no le ha ido.

“Cuando empecé a entrenar en la WNBA Westhead, que es mi mentor y a quien debemos este campeonato, me dijo: ‘Vamos a enseñar a las jugadoras como jugadoras, no como mujeres jugadoras de baloncesto’. Es curioso como ellas han abrazado la idea porque disfrutaron siendo tratadas así, en lugar de ser tratadas como mujeres jugadoras de baloncesto, las tratamos como jugadoras de baloncesto”, explica Gaines.

La táctica de Phoenix Mercury tiene riesgos y, por ejemplo, su primer cuarto en el quinto partido fue nefasto, con demasiados errores en el tiro. Eso sí, cuando funciona, es letal y eso sucedió en el segundo período ante las Fever. “Fueron los mejores diez minutos de la temporada”, confiesa el periodista Bob Baum, columnista de la web oficial de la WNBA. La avalancha ofensiva le permitió a las Mercury marcharse al descanso con una renta de nueve puntos (51-42).

Taurasi, después de pasarlo mal contra la defensa de Tamika Catchings en los primeros cuatro partidos, anotó los cinco lanzamientos que intentó en ese segundo cuarto mágico en el que anotó 13 puntos. Las Mercury acertaron a encestar 13 de sus primeros 15 tiros en ese período.

“En el vestuario les dije a mis compañeras que no creo haber jugado contra un mejor equipo que las Fever y podría haber dicho lo mismo sobre nuestro equipo. Eso es lo que me hace sentir más orgullosa de esta serie”, resume Diana Taurasi, consciente de que será una final de la WNBA recordada durante muchos años.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Katie Douglas estuvo cerca de romperle las gafas a Lin Dunn en el clásico saludo-empujón de la jugadora al ser presentada por el ‘speaker’… El cuerpo técnico que Ciudad Ros Casares tuvo hace dos temporadas sabe algo de eso… Entre las campeonas, una cara conocida; la de Le’Coe Willingham (Perfumerías Avenida)… Amare Stoudemire, Steve Nash y Grant Hill compraron todas las entradas de la grada superior del US Airways Center, para luego regalarlas y lograr un lleno absoluto con 17.313 espectadores…

Artículo publicado el 13 de octubre en Gigantes del Basket.

dijous, 8 d’octubre de 2009

La pregunta inoportuna


Creo que no tardaré ni diez palabras en preguntarlo. ¿Está Juan Carlos Garrido preparado para entrenar al Villarreal CF? Lo sé, la pregunta habrá alterado a más de uno, que habrá corrido a releer las informaciones del conjunto amarillo que acompañan esta columna, intrigado por si con tanta distracción a su alrededor se ha perdido la destitución de Ernesto Valverde. Ahora que ya está de vuelta le confirmo que no, que el técnico sigue comandando el proyecto.

¿Por qué entonces la pregunta? Porque las cosas generalmente no son lo que parecen y en el fútbol lo que hoy es blanco mañana puede ser negro. Sin pasar por el gris. Hay tres teorías, alimentadas por el propio club, con las que los aficionados rebaten a aquellos que opinan que Valverde va a durar menos que Manuel Pellegrini en el Real Madrid. A continuación trataré de analizarlas.

1. La elección del entrenador generó consenso en los medios de comunicación, que todavía hoy repasan un día sí y otro también sus cualidades. La propuesta de ganar jugando bien nos agradó a todos, pero la memoria no es una de las virtudes de la prensa. Ocurrió, lo recordará el lector, con la selección española de Luis Aragonés, que llegó por aclamación y varias veces estuvo a punto de cesar por las críticas.

2. Fernando Roig bajó el domingo al vestuario para transmitir tranquilidad. Aún así, no vislumbro sosiego. Los entrenadores siempre son destituidos tras ser ratificados. Cierto es que ser ratificado no significa acabar siendo destituido, pero no son pocas las ocasiones en que eso ocurre. Irremediablemente.

3. El Villarreal CF es poco amigo de destituir entrenadores con la temporada empezada. No es mentira, aquí hay más paciencia que en otros lugares, pero Víctor Muñoz tiene una opinión diferente al respecto y Benito Floro acabó marchándose un minuto antes de que lo echaran, ya sin el crédito de los futbolistas.

Supongo que todos estaremos de acuerdo en que la mejor plantilla de la historia del Villarreal no puede sumar tres puntos tras seis jornadas. “Por ahora hay que seguir así”, se filtra desde el club, sin caer en la cuenta que el adverbio no ayuda. Es difícil transmitir tranquilidad cuando uno está nervioso porque, tampoco conviene olvidarlo, éste es el plantel más caro de la historia, el sexto mayor presupuesto de la Liga BBVA.

Es por todo ello que no hay que estar distraídos. Los más frikis recordarán como la ‘Confianza ciega’ de los concursantes de Antena 3 se iba difuminando a medida que los productores iban llenando la piscina de exuberancias no demasiado recatadas. En el fútbol ocurre lo mismo, sólo que aquí los sudores llegan cuando el agua se llena de derrotas. ¿Por qué he pensado en Garrido? No sé, es lo más parecido a Paquito, un hombre de club habituado a acabar temporadas difíciles, que he encontrado.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 8 de octubre del 2009.

dimarts, 6 d’octubre de 2009

La final más esperada


La final de la WNBA se decidirá este miércoles o este viernes, cuando se disputarán el cuarto y el quinto partido de la serie. ¿Phoenix o Indiana? Argumentos tienen ambos.

Phoenix Mercury dio primero, pero Indiana Fever respondió pronto. La batalla por el anillo de la WNBA no está decepcionando a nadie y las dos franquicias que mejor temporada han protagonizado lo están bordando en la gran final.

ESPN incluye ya el ajustado desenlace del primer encuentro, con prórroga incluida, entre los cinco mejores finales de todos los tiempos. Katie Douglas forzó el tiempo extra con un triple sensacional, pero Diana Taurasi y Cappie Pondexter respondieron siendo decisivas en esos cinco minutos. La WNBA, que en un primer momento dudó tras la eliminación de Los Angeles Sparks, se frota ahora las manos con un duelo que engancha.

“La serie puede decantarse de un lado o de otro realmente rápido”, asegura Diana Taurasi. La jugadora de Phoenix Mercury rozó el triple doble en el primer partido (120-116) al sumar 22 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias.

En cambio, en el segundo (84-93) encuentro la MVP de la temporada regular estuvo mejor defendida y sus porcentajes bajaron con un alarmante alarmante 2/10 en triples. “No puedes subestimar nunca a Diana Taurasi. Mi trabajo es defenderla y eso no es sencillo”, reconoce Tamika Catchings, que incluso tuvo tiempo de aportar 19 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias.

Todo parece girar sobre el enfrentamiento directo entre Diana Taurasi y Tamika Catchings. Algunos especialistas añaden a la balanza a sus dos escuderas de lujo; Cappie Pondexter y Katie Douglas. De momento, la pugna anda igualada y es ahí donde el protagonismo de jugadoras como Penny Taylor o Ebony Hoffman puede ir creciendo. Si las estrellas se anulan entre sí, será interesante ver qué aporta el resto. Es por ahí por donde Corey Gaines y Lin Dunn esperan rasgar la serie.

Tras dos partidos en el US Airways Center, el Conseco Fieldhouse tiene ahora la palabra. Son malas noticias para Phoenix Mercury, conocedor de que Indiana Fever sólo ha perdido tres encuentros en casa esta temporada.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Los premios a las mejores de la temporada han seguido el guión previsto… Diana Taurasi (Phoenix Mercury) ha sido escogida como MVP por delante de Tamika Catchings y Katie Douglas (Indiana Fever)… Dentro de unos años obtará a ese galardón la mejor ‘rookie’; Angel McCoughtry… Su entrenadora en Atlanta Dream, Marynell Meadors, ha sido distinguida como la mejor de los banquillos, pese a la decepción de los playoffs…

Artículo publicado el 6 de octubre en Gigantes del Basket.

dijous, 1 d’octubre de 2009

El dedo gris


La mayoría de entrenadores de medio pelo suelen alabar o criticar las acciones de sus futbolistas dependiendo del resultado que provocan. No es extraño ver la siguiente secuencia de los hechos. Un técnico se levanta para recriminarle a un jugador sus excesivos regates en la frontal del área. Antes de abrir la boca, llega el gol y el brazo levantado desde el banquillo con otra intención sirve festejar el tanto y aplaudir la jugada.

Siempre he pensado que tal comportamiento es equivocado. Hay que juzgar la decisión tomada y no su resultado, más todavía en formación. Si no, llegan las contradicciones. A Fran Mérida todos le aplauden su valentía para anotar un penalti al estilo Panenka con la selección española sub 20. En cambio, a Joan Tomás (Villarreal B) todos lo critican por intentar, sin éxito, lo mismo.

Me cuentan que el futbolista catalán ya había anotado cinco penaltis emulando la arriesgada táctica del mítico centrocampista checo. Todo eran elogios, hasta el sábado. Todavía no se sabe si el consejo le llegó a Notario del masajista del Albacete o de un ex compañero, pero lo cierto es que el portero le adivinó la intención.

Juan Carlos Garrido ha sido coherente y no ha tardado en salir en defensa del futbolista, quien en cambio está recibiendo mucha menos comprensión en los bares de Vila-real. Su descaro es criticado por muchos que ni siquiera vieron el partido y sólo se enteraron tras las risas de los presentadores de los informativos.

La afición es intocable, pero tampoco conviene escuchársela mucho. Su estado de ánimo siempre viene determinado por el resultado del fin de semana y así es imposible trabajar. Es por eso que no hago mucho caso de los consejos que le llegan a Ernesto Valverde desde la grada, pues entiendo que todos ellos salen de la boca de hinchas que, por primera vez en mucho tiempo, tienen la yema del dedo gris. Cada lunes aparece sucia de tinta, consecuencia de recorrer la página de Levante de Castelló en busca de la posición del Villarreal CF en la clasificación. Más abajo de lo esperado.

El equipo visita esta noche al Salzburgo, un rival interesante para mejorar la autoestima de cara al partido contra el RCD Espanyol. No sé cómo irá el resultado, pero ya les dicho ahora que prefiero escuchar el lunes a los aduladores oficiales que a los críticos ventajistas. Eso querrá decir, al menos, que el Villarreal CF ha sumado los tres puntos. Que no es poco.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 1 de octubre del 2009.

divendres, 25 de setembre de 2009

Una casa con polvo y escombros


Con una mirada resignada dirigida hacia el metro que lleva en el bolsillo trasero o hacia el lápiz que sujeta tras la oreja, el afectado suele aceptar los plazos que le marca el supervisor de la obra. Su mujer ha decidido remodelar un baño, una cocina o lo que sea y no hay marcha atrás. Al tiempo que acepta el presupuesto es consciente ya de que los albañiles no respetarán los plazos. Si hay trabajo para una semana, serán tres. Dos en el mejor de los casos.

El saberlo de antemano no evita el disgusto. “Me dijeron que las obras durarían una semana”, exclamará en voz alta a los diez días, ya con toda la casa llena de polvo y escombros. Aunque uno quiera mentalizarse, nada cambiará y lo mismo ocurre en el mundo del fútbol.

La transición de la pizarra de Manuel Pellegrini a Ernesto Valverde no es sencilla y el equipo necesita pasar por un período de adaptación. Que ambos técnicos sean amantes del buen trato al balón es la excusa con la que mentalmente muchos nos intentamos autoconvencer de que el plazo sería menor que en anteriores traspasos de poderes, pero ya han pasado cuatro jornadas y la casa sigue llena de polvo y escombros.

Los dos quieren robar la pelota, pero uno prefiere darle importancia al dónde y el otro, al cuándo. Son matices así los que ahora trata de asimilar la plantilla. Los entendidos hablan de automatismos, que viene a ser algo así como las costumbres del equipo sobre el terreno de juego. En este proceso, la lesión de Marcos Senna no ha ayudado.

Pese a que desde el club se filtra que la entidad no anda entusiasmada con la cercanía con la que el técnico trata a sus jugadores, Valverde todavía no corre peligro. La presión mediática anda despistada con los casos de Abel Resino y Unai Emery. Uno de los dos (el que pierda el sábado) será el primero en caer.

Pese a que el Villarreal CF anda en puestos de descenso, la gente no le ha perdido la fe al entrenador. Es cierto, eso sí, que el técnico ha cometido errores, pero tiempo habrá para analizarlos detalladamente. No importa, los mejores también se equivocan. Por poner un ejemplo, Vicent Sales se olvidó ayer en la columna de opinión que publicó en este periódico (“La importància de dir-se Pau”, página 25) de Marc Gasol al hablar de los jugadores catalanes de la selección española de baloncesto y, en cambio, incluyó en la lista a Rudy Fernández y Sergi Llull, dos baleares.

El diminuto desliz no afecta a la credibilidad que el concejal del Ayuntamiento de Castelló tiene en el mundo del basket. Pocos hay en la provincia que compartan conocimientos a su nivel en el mundo de la canasta. Y lo mismo pasa con Valverde.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 25 de septiembre del 2009.

dimarts, 22 de setembre de 2009

Tiempo de playoffs


Ocho equipos empezaron la semana pasada a luchar por el título y pronto quedó claro qué jugadoras desean el anillo con más fuerza.

“Tiempo de Miller, tiempo de un killer”. La famosa frase con la que Andrés Montes bautizó las portentosas actuaciones de Reggie Miller en los playoffs de la NBA también tendría sentido en la WNBA, donde varias jugadoras se suelen transformar cuando llegan las series por el título. Cambia su semblante, cambia su rendimiento.

Tamika Catchings es una de ellas. La alero de Indiana Fever debutó en los playoffs anotando 26 puntos y capturando 12 rebotes en el Comcast Center, donde Washingnton Mystics decidió disputar el primer encuentro. Casi duplicó su promedio habitual durante toda la temporada. “Cada jugadora salió con la mentalidad correcta, ahora es todo o nada. Nuestro ritmo subió y tenemos que seguir alimentándonos de eso”, explica una eufórica Catchings.

No demasiado lejos de allí, en Atlanta, Deanna Nolan también se puso la capa de superhéroe para asegurar el triunfo de Detroit Shock. De los 16,9 puntos que promedia pasó a anotar 25 con una serie letal de 3/5 en triples. “Perder el primer partido fue muy frustrante porque desaprovechamos una gran oportunidad”, analiza Iziane Castro, a quien le tocó defender a Nolan durante muchos minutos.

En la Conferencia Oeste también hay jugadoras dispuestas a adoptar un papel decisivo en los playoffs. Sólo viendo en acción a Sophia Young, por ejemplo, uno puede entender cómo Phoenix Mercury calló en la pista de San Antonio Silver Stars. La alero agujereó la defensa propuesta por Corey Gaines con 24 puntos. Su compañera Becky Hammon, otra especialista de los playoffs, sentenció el triunfo con dos tiros libres a falta de dos segundos para el final.

En el Staples Center, en cambio, no hubo ninguna jugadora de Los Angeles Sparks que destacara sobre el resto en el triunfo ante Seattle Storm. O, dicho de otra manera, destacaron todas. Michael Cooper apuesta por un cinco inicial en el que DeLisha Milton-Jones, Candace Parker, Tina Thompson y Lisa Leslie (cuatro interiores) comparten pista con una base, Kristi Harrower. Quizás no haya en el mundo equipo capaz de parar eso.

Tras los partidos de este fin de semana, en los que se decidieron los cuatro equipos que siguen adelante en la lucha por el título, ahora llegan las finales de conferencia, el paso previo a la gran final.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Tres jugadoras de la Liga Femenina coparon los puestos a jugadora con mayor progresión… Se trata de Crystal Langhorne (Rivas Ecópolis); Sancho Lyttle (Perfumerías Avenida) y Erika de Souza (Ciudad Ros Casares)… Brian Agler, entrenador de Seattle Storm, ha firmado una extensión de su contrato para dos temporadas más, con opción a una tercera… Jennifer Gillom (Minnesota Lynx) ejercerá de ayudante de la selección de Estados Unidos en el Mundial del 2010…

Artículo publicado el 22 de septiembre en Gigantes del Basket.

dijous, 17 de setembre de 2009

Donde caben dos, caben tres


Los mismos que intentaron convencernos de la necesidad de “redecorar nuestra vida” se han pasado el verano cantando que “donde caben dos, caben tres”. Se referían a la posibilidad de apretujarse en casa, al menos hasta que amaine la tormenta de la crisis y uno pueda hacer vida normal sin empaparse.

El fútbol es otra cosa. Esta temporada todos los especialistas coinciden en que solo caben dos equipos en las apuestas por el título; el FC Barcelona y el Real Madrid. El orden depende del grado de simpatía o rechazo que a uno la causara la consulta de Arenys de Munt. Nadie contempla un escenario diferente, un paisaje en el que aparezcan el Atlético de Madrid, el Sevilla CF, el Valencia CF o nuestro Villarreal CF.

Las diferencias entre los dos grandes y el resto han aumentado. Lo repiten tanto en Barcelona como en Madrid, como queriendo justificar las elevadas inversiones realizadas por Zlatan Ibrahimovic y Cristiano Ronaldo. Este año, nos aseguran, no hay margen para la sorpresa y el resto de conjuntos están condenados a pelear por premios menores. A más de uno le puede entrar complejo de Poulidor, el ciclista que subió ocho veces al podio del Tour de Francia sin llegar a ganarlo nunca.

Si las previsiones de los sesudos analistas se cumplen, hay 18 equipos que deberán conformarse con intentar puntuar en cada meta volante, condenados a no poder liderar jamás la clasificación general. Hoy arranca la UEFA Europa League en El Madrigal y ése puede ser un reto bonito. No se trata de emular al Shakhtar Donetsk y ganar la competición, sino de conseguir que los aficionados se enganchen a ella y el equipo se quede con un buen sabor de boca.

Los cambios en el nombre, el logo y la identidad de la competición ayudan a que, en un primer momento, el aficionado dirija su mirada hacia este nuevo invento. Hay curiosidad. Es septiembre y Vila-real olerá esta noche a forro transparente, a libro por estrenar. Confían en la UEFA que el esfuerzo servirá “para atraer nuevos patrocinadores”, aunque no queda claro si para el organismo europeo o para los clubes participantes. El matiz es importante.

La balanza siempre se decanta hacia el mismo lado. Es como el famoso Juego Limpio Financiero, donde la UEFA pretende “garantizar la salud y la verdadera viabilidad de los clubes”. La idea no es mala, pero como siempre queda desequilibrada. Habrá que someterse a mecanismos de control y auditorías financieras. Es, para entendernos, como si a un parado le ponen un policía al lado para evitar que caiga en la desesperación y atraque un banco, cuando lo que necesita es que le ayuden a encontrar trabajo.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 17 de septiembre del 2009.

dimecres, 16 de setembre de 2009

Heroína por un día


Minnesota Lynx apuró sus opciones de disputar los playoffs hasta el último momento. Fue gracias a una ‘rookie’ muy especial. ¿Su nombre? Anna Montañana.

La primera temporada de Jennifer Gillom en el banquillo del Target Center no ha sido sencilla. Minnesota Lynx llegó a perder hasta seis partidos consecutivos a lo largo del mes de agosto, acusando la lesión de una Seimone Augustus que sólo ha podido disputar media docena de encuentros esta temporada. Pese a ello, el equipo supo rehacerse y llegar a la recta final de la temporada regular con opciones de disputar los playoffs.

Para no despedirse del sueño de la cuarta plaza de la Conferencia Oeste, ocupada por San Antonio Silver Stars, las Lynx debían dar la sorpresa ante Detroit Shock. La baja de Nicky Anosike no ayudó a encarar con optimismo el partido ante las vigentes campeonas de la WNBA y, de hecho, el encuentro se puso pronto muy cuesta arriba. Hasta que apareció una ‘rookie’ cuya presencia no entraba en el guión previsto.

El show de Anna Montañana empexó cuando ésta anotó un triple al final del tercer cuarto que le dio alas al conjunto de Minneapolis. No obstante, Detroit supo rehacerse y retomó el control del partido. Con el marcador empatado volvió a aparecer la ala-pívot de Ciudad Ros Casares, que se convirtió en la heroína del encuentro con un potente rebote ofensivo y una canasta decisiva a sólo 28 segundos para el final del encuentro. Luego, su ex compañera de equipo en Valencia Candice Wiggins selló el triunfo con cuatro tiros libres.

Al final, 75-72 ante Detroit Shock y, con dos encuentros por disputar, opciones intactas de clasificarse para los playoffs por el título, donde desde hace días ya esperaban Phoenix, Seattle y Los Angeles. En el otro lado del cuadro, en la Conferencia Este, Indiana lleva semanas impacientándose a falta de contrincantes.

“Este equipo no se ha dado por vencido”, aseguró Gillom tras el triunfo ante Detroit. “Eso es lo que más me gusta de esta plantilla, que lucha hasta el final”, resumió la entrenadora de Minnesota Lynx, que alineó a Montañana durante 24 minutos. La valenciana respondió de sobras: 12 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias. Una actuación que la sirvió para aparecer en la portada de la web de ESPN: “Un gran tiro de Montañana corona la noche de su vida”. Así fue.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Las eliminatorias por el título arrancan este miércoles y lo harán sin Sacramento… Las Monarchs ficharon a la base Chelsea Newton para completar de la manera más digna posible sus últimos encuentros, ya sin opciones… Sólo Nicole Powell, que ha logrado el récord anotador de la franquicia, se ha revalorizado… Las gradas del Staples siguen siendo el mejor escaparate posible… Por allí se pasó Ron Artest, quien antes invitó a sus seguidores vía Twitter…

Artículo publicado el 15 de septiembre en Gigantes del Basket.

dijous, 10 de setembre de 2009

El enojo de los "domingueros"


Hasta tres documentales contenía la entrega del martes del coleccionable ‘Crónicas de la II Guerra Mundial’. William Wyler era uno de los realizadores responsables de unos capítulos destinados a narrar “la guerra en el aire”. Uno se imagina al director, conocido por su fama de repetir una y mil veces las tomas de sus películas, nervioso al no poder hacer despegar y aterrizar los aviones a su antojo. “Lento y meticuloso”, lo definen en las biografías, que también hablan de su participación en el Ejército del Aire, medalla al valor incluida.

Para muchos, ‘Cumbres borrascosas’ es su producción más conocida. En ella la lucha de clases aparece como decorado perfecto para una nueva historia de amor. Como casi siempre, el diferente poder adquisitivo de los protagonistas lo predetermina todo. Es habitual desde que el trueque pasó a la historia. Por eso no debería extrañarnos que unos equipos tengan más dinero que otros en la Liga de las Estrellas. El club más rico no tiene por qué ganar el título, pero lo que está claro es que no lo ganará el más pobre.

Cada entidad encamina sus pasos a escalar peldaños en la pirámide económica, conscientes todos de que cuanto más cerca se está de la cúspide más papeletas hay para el triunfo. La tómbola tiene truco. Los clubes actúan respetando tradiciones no escritas cuya trasgresión soliviantaría a las masas. En un código postal está mal visto recalificar terrenos y en otro, poner publicidad en la camiseta. Hay hinchas que celebran la venta de sus jugadores estrella y otros que se manifiestan para evitarlo.

Una de las fuentes de ingresos por la que la mayoría de los clubes apuestan es la venta de entradas de los partidos importantes. No son pocos quienes el día que les visita el grande de turno hinchan las tarifas, al tiempo que hacen pasar por caja también a los socios. El Villarreal CF lleva años manteniendo la misma política de precios elevados en los encuentros importantes para incentivar a la gente a abonarse. El club insiste en que en aficionado que quiera ver al Real Madrid, el FC Barcelona y el Valencia CF vendría a gastarse cerca de 300 euros, algo parecido a lo que cuesta un pase para la temporada completa.

Suele ocurrir entonces que los "domingueros", entendiendo como tales a las personas que acostumbran a divertirse solamente los días de fiesta, los no habituales de El Madrigal, se quejan de los precios. Ya lo han empezado a hacer de forma más o menos visible en los foros de internet. Para ver a Cristiano Ronaldo, por ejemplo, deberán desembolsar de 40 a 120 euros. “Un robo”, aúllan en el ciberespacio, sin saber todavía que nadie verá delito en tan extendida artimaña.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 10 de septiembre del 2009.

dimecres, 9 de setembre de 2009

Aroma a playoffs épicos



Este domingo finaliza la temporada regular de la WNBA y el miércoles de la próxima semana arrancan los playoffs por el título. ¿Quién parte con más opciones?

“En los playoffs de la WNBA algunos equipos ganan y otros no”. La sencilla frase, sacada del anuncio que ESPN presentó la semana pasada sirve para dar el pistoletazo de salida a la lucha por el anillo, que arranca el miércoles de la próxima semana. Ocho equipos se preparan para luchar por el título.

Indiana Fever completará la mejor temporada regular, pero franquicias como Atlanta Dream, Seattle Storm, Los Angeles Sparks y, sobre todo, Phoenix Mercury ya le están esperando. La semana pasada las Fever cedieron en casa ante las Mercury (90-106) en un encuentro que para muchos escenificó una hipotética final. “Fue un buen test para nosotras, sobre todo sabiendo que Indiana lidera la clasificación. Nada más”, explica Cappie Pondexter, que esa noche acabó con 25 puntos.

“Hicimos varias cosas bien muy rápido. No es sencillo anotar más de 100 puntos ante una defensa a media pista como la de Indiana. Ahora nos tenemos que centrar en darle crédito a nuestras jugadoras interiores”, advierte Diana Taurasi.

Lo cierto es que Indiana y Phoenix parten como favoritos en sus respectivas conferencias, pero no les será sencillo llegar a la final. En el Este las Fever tendrán una primera eliminatoria trampa, enfrentándose a uno de los equipos que ha ido de menos a más, y luego deberán superar a Atlanta Dream, la franquicia más mejorada de la campaña, en una hipotética final de conferencia.

Washington, Chicago, Detroit y Connecticut deberán repartirse las dos plazas restantes. Las Shock, vigentes campeonas, todavía pagan un mal arranque de temporada, pero no renuncian a nada de la mano de una inspirada Deanna Nolan. Minnesota, New York y Chicago serán sus últimos tres rivales para ganarse el honor de defender el título en los playoffs de la WNBA. Impulsadas tras una victoria ante Phoenix, las de Rick Mahorn andan con la moral por las nubes.

En el Oeste las Mercury deberán luchar con equipos como Seattle Storm, que confía en recuperar a Lauren Jackson de sus problemas de espalda, o Los Angeles Sparks para acceder a la lucha por el anillo. San Antonio Silver Stars se postula como el cuarto aspirante de la conferencia, aunque primero deberá certificar su clasificación para disputar los playoffs.

Más difícil lo tiene Anna Montañana ya que Minnesota cierra la temporada regular con un calendario poco propicio para escalar posiciones, pero las Lynx apurarán sus opciones hasta las últimas salidas a Seattle y Los Angeles. “Bueno, estamos cerca de San Antonio y está todo tan igualado que cualquier cosa puede pasar. Aún pueden pasar muchas cosas”, explica la ala-pívot de Ciudad Ros Casares. Eso sí, la derrota en la pista de las Stars lo dificulta todo.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Lisa Leslie prepara ya su retirada y las Sparks le han preparado una fiesta de despedida este martes… Bonito homenaje también el que las Stars le brindaron a Vickie Johnson, que cuando finalice esta campaña completará 13 temporadas en la WNBA… Menos tiempo lleva en la liga Candice Wiggins, que contribuyó con 500 voluntarios a cocinar más de 150.000 comidas para gente necesitada… Brooke Wyckoff se perderá lo que queda de temporada por lesión y Chicago Sky ha reaccionado fichando a Katie Feenstra

Artículo publicado el 9 de septiembre en Gigantes del Basket.

dijous, 3 de setembre de 2009

El oficio mudado


De todas las virtudes de Jaume Tribó la que más me impactó fue la capacidad de asesorar a decenas de cantantes en la pronunciación en diez idiomas. “Maestro de un oficio difícil y misterioso que se va quedando sin practicantes”, era la definición que el suplemento dominical de este periódico hacía de “El último apuntador”, un mohicano que todavía hoy resiste en El Liceu de Barcelona.

Mientras Roberto Herrscher iba relatando como este peculiar oficio se ha extinguido en el mundo de la música, las fotografías de Guillermina Puig nos mostraban a un personaje que trabaja en un habitáculo poco generoso de espacio en el centro del escenario, casi al borde del foso de la orquesta. Nadie atiende a su presencia, pero no son pocas las ocasiones en las que le recuerda a los cantantes qué deben decir. La ópera es un genero en el que la improvisación no está bien vista.

Más que extinguirse, pienso, su oficio se ha mudado. Al mundo del fútbol, concretamente. Cuando el Villarreal CF (y ahora también su filial) disputa un partido, el espacio mediático se llena de apuntadores que, tenue lamparita en mano, aconsejan sobre qué opinar de lo visto. Susurran las primeras palabras de las arias que los aficionados recitarán una y otra vez en el bar de la esquina.

Si se empata, hay que dirigir pronto la mirada a la cantera, no sea que alguien caiga en la horrible tentación de comparar a Ernesto Valverde con Manuel Pellegrini. Si el club pasa el verano buscando facturas, conviene recordar el potencial de la plantilla o su creciente aceptación entre la hinchada. “Dos sílabas antes de que te toque entrar”, piden los tenores y eso es lo que reciben. La entrada.

No es que a mí no me seduzca la propuesta futbolística del equipo, sino que me molesta que traten de encauzarnos. Sobre todo, cuando me doy cuenta. A la gente nos gusta pensar que somos dueños y señores de nuestros actos, algo que la publicidad ha captado rápido y ahora utiliza sugestiones menos evidentes. Incluso los políticos se han dado cuenta de ello. No pasa nada porque nos dirijan, desde la opinión hasta los hábitos de consumo, pero no queremos darnos cuenta. Preferimos vivir sin ver los hilos sobre las marionetas.

Antes las instrucciones llegaban tras los encuentros y parecía lo lógico. El crítico de cine se esperaba a ver la película para emitir su juicio. Ahora el adiestramiento es mucho más prematuro, aconsejándonos qué pensar días antes de los partidos. Si el equipo cae eliminado, nadie podrá decir que no ha luchado o un empate no sé dónde no sería un mal resultado. No sé a ustedes, pero de tanto oírlo a mi me dan ganas de pensar lo contrario.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 3 de septiembre del 2009.

dimarts, 1 de setembre de 2009

Las Sparks han vuelto



Durante muchas semanas vivieron alejadas de los puestos de playoff, pero ahora nadie quiere cruzarse con Los Angeles Sparks en la lucha por el anillo de la WNBA. ¿Qué ha cambiado?

El UMMC Ekaterinburgo decidirá a principios de octubre si Candace Parker se convierte en su último refuerzo o no. La temporada pasada el equipo ruso decidió convertir a la jugadora de las Sparks en la mejor pagada del mundo, pero su inesperado embarazo alteró los planes para arrebatarle el trono europeo al Spartak de Moscú. Lailaa Nicole Williams fue bautizada, incluso antes de nacer, como “el bebé más caro del mundo”.

La WNBA también miró de reojo su llegada al mundo, pues las Sparks tuvieron que comenzar la temporada sin su máxima estrella; Candace Parker. Pasaron las semanas y la preocupación aumentó, al vivir el equipo de Los Angeles alejado permanentemente de los puestos de playoffs. El candidato número 1 al anillo (al menos para el 41,6% de los general managers) naufragaba.

Parker recortó su vuelta a las pistas, pero el equipo no lo notó de inmediato y el entrenador Michael Cooper tuvo que salir pronto en su defensa: “Estamos extremadamente felices de tenerla de regreso. Evidentemente no está al 100% y nos vamos a tomar las cosas con calma, pero está claro que Candace, incluso por debajo del máximo es una jugadora increíble”.

Justo cuando el nerviosismo estaba a punto de contagiar a todo el mundo, el equipo empezó a funcionar. Antes de caer ante Phoenix Mercury, las Sparks encadenaron seis triunfos, aupándose a la tercera plaza de la Conferencia Oeste. Sacramento, Washingnton, Minnesota, San Antonio, Atlanta y Chicago fueron víctimas del equipo en una recta final del mes de agosto sencillamente espectacular.

“Nuestro destino está en nuestras manos”, repite una y otra vez Cooper, que cifra en 18 el número de victorias necesario para clasificarse para la ronda decisiva. “Esto es Los Angeles, así que sabemos que se trata de ganar o de nada. Sabemos qué debemos hacer para acabar llevándonos el anillo”, asegura Lisa Leslie, la primera opción ofensiva del equipo.

Candace Parker fue nominada hace unos días como jugadora de la semana, completando una evolución imparable. La alero ha promediado ya varios partidos por encima de los 16 puntos y los 10 rebotes. “Tenemos confianza en nosotras porque de lo que somos capaces. La clave estará en ver si en el momento decisivo jugamos como un equipo, todas juntas”, analiza Parker.

En las próximas dos semanas a Los Angeles Sparks les restan cinco partidos (tres en el Staples y dos fuera de casa) para acabar la temporada regular y asentarse entre los cuatro mejores conjuntos de la Conferencia Oeste. Durante ese período deberán, además, llenar su juego de argumentos con los que luchar contra equipos como Indiana, Phoenix o Seattle por el anillo.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Halle Berry asistió hace unos días al partido entre Los Angeles Sparks y Minnesota Lynx… ¿Qué camiseta llevaba? La de las Sparks… El mismo equipo que le ha dado tres partidos de tiempo a Kristi Harrower para volver a jugar tras la muerte de su abuela… Según los expertos, Tulsa (Oklahoma) tiene un 75% de opciones de tener franquicia en la WNBA la próxima temporada… Donna Orender, presidenta de la WNBA, marcó el 1 de septiembre como fecha límite para llegar a un acuerdo…

Artículo publicado el 1 de septiembre en Gigantes del Basket.

dimecres, 26 d’agost de 2009

Lauren Jackson alcanza los 5.000 puntos


Sólo tres jugadoras habían anotado 5.000 puntos en la WNBA, pero ninguna lo había hecho en tan poco tiempo. Así es Lauren Jackson, una de las mejores jugadoras del mundo.

Pocos deportistas poseen un palmarés parecido al de Lauren Jackson. No importa si compite en Europa, donde suma dos títulos consecutivos de la Euroliga con el Spartak; en Estados Unidos, donde hace unas semanas disputó su sexto All Star; o en cualquier otra parte del mundo con Australia, selección con la que acumula un oro en un Mundial y tres platas en los Juegos Olímpicos. Ella es letal. Ahora acaba de cruzar la enésima frontera, al superar los 5.000 puntos en la WNBA.

Tres jugadoras norteamericanas (Lisa Leslie, Tina Thompson y Katie Smith) habían llegado antes la cifra de los 5.000 puntos, pero ninguna lo había logrado en tan poco tiempo. Jackson apenas ha necesitado 259 partidos para alcanzar la mítica cantidad, a la que ha llegado a los 28 años.

Jackson acudió al partido ante Connecticut con la posibilidad real de alcanzar los 5.000 puntos, pero ese día estuvo especialmente desafortunada en el tiro. Anotó apenas tres de los 16 lanzamiento que intentó y se quedó a un tanto de la esperada cifra redonda. Ante Atlanta, en cambio, apenas tardó tres minutos en sumar una canasta, llegando hasta los 25 puntos.

“Ahora mismo no me preocupa cuántos puntos llevo o cosas así. Necesitamos triunfos y no estamos jugando con la suficiente regularidad como para conseguirlos”, confesó Lauren Jackson cuando los periodistas la rodearon al finalizar el encuentro para preguntarle por los 5.000 tantos. En su cara no había ni un atisbo de satisfacción ya que su equipo acababa de perder. Ante todo, ella es una ganadora.

A los pocos días, la jugadora australiana volvió a exhibirse, esta vez anotando 36 puntos en la pista de las Shock. “No había ninguna salida posible del infierno para nosotras si perdíamos en Detroit. Nos jugábamos mucho allí”, recuerda Jackson, que evitó la quinta derrota en seis partidos con 11 tantos (tres triples) en el último cuarto. Ni siquiera la experimentada Deanna Nolan pudo detenerla. “Estaba en racha”, confiesa.

Tras medirse a Indiana, esta semana las Storm reciben a Washington, Connecticut y Atlanta en el Key Arena de Seattle, cerrando una serie de cuatro partidos consecutivos en casa que les deben afianzar tras Phoenix en el Oeste. La intención de Lauren Jackson es superar las semifinales de conferencia, algo que no pudieron hacer hace un año.

La prensa de Seattle suele atizar a Brian Agler por su manía de mantener a las tres jugadoras franquicia demasiado tiempo juntas en la pista, pero el entrenador parece tener claro que las Storm sólo serán grandes caminando de la mano de Sue Bird, Swin Cash y, sobre todo, Lauren Jackson.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Todas las televisiones de Estados Unidos dieron una y otra vez la imagen de Becky Hammon asistiendo al entrenamiento de los Dallas Cowboys… Una bella entre bestias y tópicos así… A esto se le llama previsión: USA Basketball anunció a 8 de las 12 jugadoras que formarán parte de la selección nacional durante el período 2009-12… A saber: Sue Bird, Tamika Catchings, Diana Taurasi, Seimone Augustus, Sylvia Fowles, Kara Lawson, Candace Parker y Cappie Pondexter… En Salamanca ya se frotan las manos con Sancho Lyttle, MVP de la pasada semana en la WNBA…

Artículo publicado el 25 de agosto en Gigantes del Basket.

dimecres, 19 d’agost de 2009

Chicago, a dinamitar los pronósticos


En la pintura de la WNBA, no hay una pareja interior mejor. Ahora, Sylvia Fowles y Candice Dupree sueñan con dinamitar los pronósticos y llevar a Chicago Sky a los playoffs.

Houston vivió sus mejores momentos en la NBA a la sombra de las Torres Gemelas y algo parecido pretenden construir ahora en Chicago con Sylvia Fowles y Candice Dupree. Buena parte de las aspiraciones de meterse en playoffs de las Sky pasan por la aportación de estas dos jugadoras interiores.

El impacto de Sylvia Fowles en la competición quedó el año pasado un tanto difuminado por la irrupción de Candace Parker, pero pocas dudas rodean ahora al rendimiento de la pívot de LSU, que ya promedia 11,3 puntos y 8,6 rebotes. Como quedó demostrado en el All Star de Connecticut, ni siquiera las estrellas interiores de la WNBA pueden limitar su devastadora influencia.

A su lado, Candice Dupree ha sabido aprovechar la oportunidad y suma 15,1 tantos y 7,2 rebotes. “Cuando Sylvia Fowles postea, las demás jugadoras tenemos un poco más espacio para atacar. Si la defensa le hace un dos contra uno, yo puedo esperar fuera”, confiesa la ala-pívot, que ha dedicado horas y horas a mejorar su lanzamiento exterior. Según Mechelle Voepel, analista de ESPN, Dupree apenas anotó 1/17 tiros lejanos en sus tres primeras temporadas en la WNBA. En esta campaña, en cambio, ha convertido 18/42, un 43%.

De momento, la apuesta le está saliendo bien a Steven Key. El entrenador, que compagina su cargo con el de general manager, ha sabido arropar a la joven pareja con un perímetro consagrado donde destacan Jia Perkins y Dominique Canty. “Con Sylvia Fowles y Candice Dupree en la zona, todo es más fácil porque las defensas se cierran sobre ellas. Nuestro trabajo es más sencillo”, reconoce Perkins.

Desde que Key se hizo cargo de la franquicia, la defensa es una de las señas de identidad del equipo. La otra es el reparto de minutos, algo imprescindible para mantener el ritmo de exigencia que el técnico pretende implantar. Su rotación es de 11 jugadoras, algo poco habitual en la WNBA.

A pocas semanas para el inicio de los playoffs, Chicago Sky ha buscado el salto de calidad definitivo con la adquisición de Tamera Young. La operación es arriesgada ya que se ha visto obligado a desprenderse de Armintie Price, la que fuera ‘rookie’ del año en la WNBA. “Es un paso enorme para nosotros. Es obvio que hemos estado luchando mucho bajo canasta y el rebote lejano no era nuestra mejor virtud. Creo que Tamera nos puede ayudar mucho en esa faceta”, argumenta Key.

El único borrón de Chicago Sky aparece lejos del UIC Pavilion, donde sólo han ganado 3 de sus primeros 13 partidos ‘on road’. En la lucha que mantiene con Connecticut, Atlanta, Washington o Detroit por seguir la estela de Indiana en la Conferencia Este, deberá mejorar sus prestaciones como visitante. Si lo consigue, puede dinamitar muchas predicciones.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Ya va siendo hora de que los equipos de la WNBA aprenden a defender la arriesgada táctica de Phoenix Mercury tras tiro libre… Con ella, Cappie Pondexter y Diana Taurasi ya luchan por el MVP… Sus dos principales rivales por esta distinción personal también son compañeras de equipo; Tamika Catchings y Katie Douglas... En Atlanta se han movilizado para aprovechar el tirón de Erika de Souza entre los brasileños… La Noche Latina ante Seattle fue el primer paso…

Artículo publicado el 18 de agosto en Gigantes del Basket.

diumenge, 16 d’agost de 2009

Indiana Fever busca estrenarse


Nunca antes había logrado Indiana Fever tantas victorias en los primeros 20 partidos de la WNBA. La racha es especialmente llamativa en casa y ha provocado que la mayoría de analistas estadounidenses empiecen a considerar al conjunto como un serio aspirante al anillo. Más todavía viendo el discreto arranque de favoritos como Detroit Shock y Los Angeles Sparks. Indiana Fever se siente fuerte para luchar por el título y estrenar el palmarés de una franquicia que ni siquiera ha llegado nunca a las finales de la WNBA.

Ni la precipitada despedida de Yolanda Griffith, que se ha visto obligada a retirarse por culpa de una lesión, parece empañar una trayectoria sin precedentes en la historia de la franquicia, que este verano cumple diez años de vida.

Katie Douglas y Tamika Catchings lideran ofensivamente a un equipo que empezó a hacerse fuerte en el Conseco Fieldhouse, donde este sábado podría sumar su duodécimo triunfo consecutivo. Sólo Minnesota Lynx ha sido capaz esta temporada de salir de Indiana con una victoria. Fue, además, una derrota dolorosa de las Fever (74-96). “Pensé que todavía estábamos en el avión”, dijo Lin Dunn. La entrenadora utilizó aquella noche como revulsivo y el equipo se dio por aludido. Desde entonces, 11-0.

Dunn, que dirigió a la Conferencia Este en el All Star, es una de las claves para entender la trayectoria de Indiana Fever. “En el momento que supe que Lin aceptaba el reto de liderar el equipo, me quedé tranquila”, reconoce Kelly Krauskopf, general manager de la franquicia. “Era importante tener a alguien con mucha experiencia en el banquillo, que conociera qué hace falta para ganar partidos en la WNBA. Es una líder nata, que además tiene un extraordinario dominio del juego”, explica.

Indiana Fever es un conjunto muy experimentado, donde apenas un par de jugadoras jóvenes (la alero Shay Murphy y la base ‘rookie’ Briann January) tienen protagonismo en las rotaciones. El resto, caras conocidas de la competición que saben cómo darle la vuelta a un partido complicado como el de la semana pasada ante Chicago Sky, que no tuvo buena pinta hasta el último cuarto.

“Una de las cosas de las que estamos hablando mucho es del banquillo. Desde el principio todas tienen claro qué deben aportar al equipo. Ésa será una de las claves que nos puede llevar a optar por el anillo”, revela Tamika Catchings, que en el All Star de Connecticut fue titular.

A su lado, Katie Douglas afina la mirilla desde el perímetro. “Al regresar hace un par de años a Indiana busqué la posibilidad de poder jugar cerca de mi familia y mis amigos. Era como un sueño para mí y aseguré que me esforzaría al máximo para contribuir a que el equipo mejorara”, recuerda Katie Douglas, que ahora puede presumir de los resultados.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Dos jugadoras españolas se han animado a probar la experiencia norteamericana, alternando los estudios con el baloncesto universitario de primer nivel… Leonor Rodríguez lo hará en Florida State y Vega Gimeno, en la Robert Morris de Philadelphia… La pasada temporada Detroit y New York disputaron la final de la Conferencia Este y, en cambio, esta campaña ambos andan fuera de puestos de playoffs… Tulsa, la segunda ciudad más grande del estado de Oklahoma, podría tener franquicia en la WNBA la próxima temporada…

Artículo publicado el 11 de agosto en Gigantes del Basket.

dimecres, 5 d’agost de 2009

El All Star retrasa el traspaso de poderes



El All Star del cambio no lo fue tanto. Sin Candice Wiggins ni, sobre todo, Candance Parker, la WNBA deberá esperar para certificar el traspaso de poderes.

La WNBA situó en Connecticut el lugar testimonial para ejemplificar el cambio generacional que tanto éxito le dio durante la campaña pasada. La extraordinaria camada de ‘rookies’ del 2008 debía tomar el timón de la competición en el All Star, pero al final el traspaso no fue tan evidente. Sólo Sylvia Fowles, que aportó 17 puntos y 5 rebotes a la Conferencia Este, tuvo la oportunidad de brillar en la pista.

Ni rastro hubo de Candice Wiggins ni, sobre todo, de Candance Parker, quien tras dar a luz todavía tardará en recuperar su nivel habitual. Además, el protagonismo de talentos como Cappie Pondexter o Nicky Anosike quedó muy difuminado en un Mohegan Sun Arena que reunió a 9.518 espectadores.

La Conferencia Oeste se impuso por 118-130 en un encuentro dominado por la vieja guardia. Swin Cash, que va camino de los 30 años, fue MVP del evento con 22 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. “El mérito es de mis compañeras de equipo, no sólo por pasarme el balón sino porque en el último cuarto me animaron a regresar a la pista y mantener la agresividad”, reconoció la alero de Seattle Storm. Y es que su lado, jugadoras como Tina Thompson tuvieron un papel protagonista en el guión del encuentro. Nada parecía haber cambiado respecto a años anteriores.

Algunas estrellas de la Liga Femenina, eso sí, asomaron la cabeza por el All Star de la WNBA. Es el caso de Erika de Souza y Sancho Lyttle. De momento, son compañeras en Atlanta Dream. Dentro de unos meses serán rivales ya que una lucirá la camiseta de Ciudad Ros Casares y la otra, la del Perfumerías Avenida. De Souza aportó 12 puntos y 9 rebotes anotando en 15 minutos todos los lanzamientos que intentó; cinco de dos puntos y dos tiros libres. Lyttle sumó 6 puntos y 8 rebotes en 12 minutos.

“Jugar el All Star ha significado la realización de un sueño que parecía estar muy lejano. Llegar a la WNBA ya es algo muy difícil. Además, este año estoy consiguiendo tener un espacio importante dentro del equipo jugando muchos minutos y eso me hace pensar que estoy en el camino correcto. Tengo que seguir esa línea para llegar aún más lejos. Por todo ello estoy muy contenta y muy feliz de poder haber tenido un desafío más. Es una conquista más en mi carrera profesional”, opina Erika de Souza.

La fiesta, que fue retransmitida en directo para Estados Unidos por la cadena ABC, tuvo una previa interesante y divertida con Becky Hammon reinando en el Concurso de Triples y el trío formado por Cappie Pondexter, Charde Houston y Sophia Young sorprendiendo en el de Habilidades.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Anna Montañana se convirtió la semana pasada en la novena española en jugar en la WNBA… En su debut con las Lynx aportó 2 puntos y 2 rebotes en 15 minutos… La racha de KT Douglas y su Indiana empieza a causar respeto… Ya son diez victorias seguidas en el Conseco Fieldhouse… De seguir así, el año que viene por estas fechas las Fever serán recibidas por Barack Obama, como las Detroit Shock…

Artículo publicado el 4 de agosto en Gigantes del Basket.

diumenge, 2 d’agost de 2009

Anna Montañana da el salto



Anna Montañana puede convertirse en las próximas horas en la novena jugadora española en debutar en la WNBA. De momento, ya está entrenándose con Minnesota Lynx.

Mientras el mundo del baloncesto femenino dirigía su mirada hacia el All Star de Connecticut, Anna Montañana viajó el jueves hasta Minneapolis (Estados Unidos), donde se ha incorporado a los entrenamientos de Minnesota Lynx, franquicia que pretende asegurarse sus servicios para ésta y la próxima temporada de la WNBA.

En caso de concretarse su incorporación a las Minnesota Lynx, la jugadora de Ciudad Ros Casares se convertiría en la novena española en competir en la WNBA. Antes lo hicieron Amaya Valdemoro (Houston Comets), Elisa Aguilar (Utah Starzz), Marina Ferragut y Betty Cebrián (New York Liberty), Begoña García e Isa Sánchez (Detroit Shock), Núria Martínez (Minnesota Lynx) y Marta Fernández (Los Angeles Sparks).

A su llegada a Minneapolis, la ala-pívot internacional se ha reencontrado en las Minnesota Lynx con Candice Wiggins y Roneeka Hodges, con quienes ha coincidido esta temporada en Valencia a las órdenes de Isma Cantó. La franquicia está entrenada por Jennifer Guillom y ocupa la tercera plaza de la Conferencia Oeste (10 victorias y 7 derrotas).

Montañana, tercera máxima anotadora del reciente Eurobasket de Letonia en el que España logró la medalla de bronce, ya jugó en Estados Unidos, concretamente en la Universidad George Washington (2001-2005).

“Era algo que tenía en mente. Si mis compromisos con la selección me lo permitían, quería dar el salto a la WNBA”, reconoce Anna Montañana, que el verano pasado ya estuvo en el Target Center viendo algunos encuentros de la WNBA.

Tras el parón de All Star, las Lynx reciben a Los Angeles Sparks. El club, que ha puesto entradas a la venta a partir de 10 dólares, espera una gran entrada, aprovechando el tirón mediático de Candace Parker.

El equipo de Minneapolis lleva semanas preocupado con la posición de ala-pívot, puesto para el que han repescado recientemente a Tasha Humphrey, que ocupó el lugar de Christi Thomas. Sólo la All Star Nicky Anosike parece estar cumpliendo en la zona de las Lynx.

Más recursos tiene el equipo en el perímetro, donde pese a la baja de Seimone Augustus, hay talento de sobra. Candice Wiggins o Charde Houston son sólo dos ejemplos de las opciones anotadoras exteriores de la franquicia en la que ahora se tratará de hacer un hueco Anna Montañana.

Artículo publicado el 28 de julio en Gigantes del Basket.

dimecres, 22 de juliol de 2009

Connecticut 2009: El All Star del cambio


Por una vez, todo el mundo quiere estar en Connecticut, donde este sábado se celebra un All Star de la WNBA plagado de jugadoras jóvenes.

Pese a que la estructura de las Sun es una de las mejores de la WNBA, pocas jugadoras consagradas quieren ir a Connecticut. El tercer estado más pequeño del país, situado en plena región montañosa del noreste, no destaca por sus tiendas ni por su oferta de ocio. Ni siquiera la presencia de Mike Thibault en el banquillo sirve de cebo para una franquicia que suele apostar por un perfil de profesionales poco egoístas, acostumbradas al trabajo en equipo.

Este sábado, en cambio, la elite del baloncesto femenino estará en el Mohegan Sun Arena, donde se disputará el All Star de la WNBA. La ciudad repite en la organización de un evento que ya albergó hace cuatro años, cuando el Oeste se impuso al Este por un contundente 122-99. De hecho, esa conferencia llegó a dominar seis de los primeros ocho partidos de las estrellas. Ahora, en cambio, la batalla se presenta más igualada.

Lin Dunn, entrenadora de Indiana Fever, defenderá los intereses del Este con un cinco inicial formado por Alana Beard (Washington Mystics), Katie Douglas y Tamika Catchings (Indiana Fever), Candice Dupree y Sylvia Fowles (Chicago Sky). Catchings, seis veces All Star, ha sido la jugadora más votada por los aficionados con casi 100.00 votos.

Enfrente, Dan Hughes, técnico de San Antonio Silver Stars, tratará de plantar cara con Becky Hammon (San Antonio Silver Stars), Sue Bird, Swin Cash y Lauren Jackson (Seattle Storm) y Lisa Leslie (Los Angeles Sparks). Jackson, que estaba promediando 18,9 puntos y 6,7 rebotes, será duda hasta el último momento por culpa de unas dolorosas molestias en el tendón de Aquiles. Si finalmente puede estar, Seattle Storm hará historia al colocar a tres jugadoras en el cinco inicial de la Conferencia Oeste.

La fiesta se abrirá el viernes con un clínic y los habituales actos benéficos. El sábado llegará el turno del partido, que será precedido por un concurso de habilidades y otro de triples.

Lo cierto es que el All Star, que la temporada pasada no se pudo disputar por culpa de los Juegos Olímpicos, ha generado más expectación que en anteriores ocasiones. La nueva camada de jugadoras jóvenes, muy presente en el evento, sirve de reclamo perfecto para un mercado con un potencial de crecimiento todavía por explorar. Sólo Sylvia Fowles se ha colado entre las titulares, pero muchas más aparecen entre las reservas, que fueron anunciadas el lunes.

Las únicas críticas dirigidas a la WNBA han llegado por culpa del calendario, que obligará a seis equipos a jugar partidos hasta el jueves, la víspera del All Star. El resto, elogios para un evento que ha despertado más interés mediático que sus predecesores.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Phoenix Mercury ha suspendido a Diana Taurasi durante dos partidos por conducir ebria… Tras perder los dos primeros partidos, Indiana Fever ha encadenado una racha de 10 triunfos consecutivos… La clave: Katie Douglas y Tamika Catchings… Peor le van las cosas a Sacramento Monarchs, que han destituido a Jenny Boucek tras arrancar con una racha de 3-10… Otra franquicia con problemas, Detroit Shock, ha reforzado su perímetro con la veterana Anna de Forge

Artículo publicado el 21 de julio en Gigantes del Basket.