dimarts, 6 de juliol de 2010

El All Star pierde la sonrisa


De un partido de exhibición a un campamento de entrenamiento. Este sábado llega el All Star más serio de la historia, un mero entrenamiento para el Mundial de la República Checa.

Este verano hay Mundial de baloncesto femenino y Estados Unidos quiere recuperar el trono. Hace cuatro años tuvo que ver la final de Brasil por televisión y eso todavía escuece. Tanto es así que ha cambiado las tradicionales normas del All Star de la WNBA, que a imagen de la NBA solía enfrentar a las mejores jugadoras distribuidas en dos conferencias, y plantea un sistema nuevo: “The Stars at the Sun”.

La madrugada del sábado al domingo un combinado de jugadoras de la WNBA se enfrentará a la selección de Estados Unidos, que estará entrenada por Geno Auriemma. El técnico de la Universidad de Connecticut tendrá a sus órdenes a: Sue Bird y Swin Cash (Seattle Storm), Tamika Catchings (Indiana Fever), Tina Charles y Renee Montgomery (Connecticut Sun), Candice Dupree y Diana Taurasi (Phoenix Mercury), Sylvia Fowles (Chicago Sky), Angel McCoughtry (Atlanta Dream), Cappie Pondexter (New York Liberty) y, atención, a Maya Moore (Universidad de Connecticut).

“Este Training Camp es la primera y la única oportunidad que voy a tener para trabajar con las jugadoras que forman parte de nuestro grupo principal”, dice Auriemma, que se hará cargo de la selección hasta los Juegos Olímpicos del 2012. Está claro: el técnico se toma el tradicional All Star como un banco de pruebas para el Mundial de la República Checa. Tanto es así que se ha llevado también a Seimone Augustus y Lindsay Whalen (Minnesota Lynx), Shameka Christon (Chicago Sky), Lindsey Harding (Washington Mystics) y Asjha Jones y Kara Lawson (Connecticut Sun) para aprovechar mejor los entrenamientos. No hay tiempo que perder.

ESPN ofrecerá el partido del Mohegan Sun Arena en directo para Estados Unidos, pero no podrá retransmitir el amistoso que la selección disputará contra Australia en la madrugada del domingo al lunes.

Becky Hammon, que fue una de las tres jugadoras que logró recibir más de 100.000 votos, liderará el combinado de la WNBA, que estará entrenado por Brian Agler (Seattle Storm). A su lado tendrá a jugadoras del nivel de Lauren Jackson (Seattle Storm), Jayne Appel, Michelle Snow y Sophia Young (San Antonio Silver Stars).

Las diez jugadoras que más votos recibieron tienen su presencia garantizada en el Mohegan Sun Arena, pero su participación en un combinado u otro ha sido elección de Auriemma, así como su titularidad o no. No hay tiempo para la diversión y el espectáculo queda, esta vez, en un segundo lugar

Antes del partido se disputarán los concursos de triples y de habilidades. Será, seguramente, el único momento del fin de semana en el que los latidos de las mejores jugadoras del mundo no estarán controlados por un pulsómetro.