dijous, 28 de maig de 2009

Esconder los calcetines


Acudo hoy con más timidez de la habitual a mi cita de los jueves, todavía en proceso de adaptación a este nuevo entorno que nos ha diseñado Herminio Javier Fernández. “Los periódicos triunfan o fracasan, prosperan o sucumben, por la calidad de su información y su capacidad de ser útiles a sus lectores (…), pero los diarios deben reinventarse cada día, porque cada día deben pasar el examen del quiosco, donde el lector exige a su periódico lo mejor de sí mismo”, dejó escrito el martes, antes de acabar repasando el resultado con un rotulador en la mano pasadas las dos de la madrugada. El accento del diseño lo pone en Castelló Lleonard Sánchez, tota una garantía.

Aprovechando la nueva cara del periódico Pepe Beltrán enarboló ayer “la bandera del periodismo independiente”. Tiene valor su osadía, más todavía “frente a la prostitución de aquellos medios sumisos, que acaban siendo copartícipes de las corruptelas que silencian a cambio de un módulo publicitario”. Pese a que el artículo iba acompañado de una fotografía del Villarreal CF, se refería el delegado a temas políticos. Me gustaría ampliar su demanda a cualquier ámbito, incluido el deportivo.

El periódico trata con la misma dosis de ilusión los éxitos de los equipos castellonenses que de rigor sus situaciones menos agradables, más todavía desde que Roger Lorgeoux es jefe de Deportes. El lunes, con la publicación de los datos económicos de José María Gay de Liébana, tuvimos el último ejemplo, mientras en otras casas se le daba la vuelta al calcetín o simplemente se escondía en el cajón de la cómoda.

Disimular el estudio del profesor de economía de la Universitat de Barcelona y consejero de la UEFA no servirá para solucionar los problemas financieros de algunos clubes. A nadie nos gusta bajar la basura, pero si no lo hacemos el hedor nos recordará en apenas unos días que los deshechos siguen estando allí, sin desaparecer. Esconder una crisis (sea del tipo que sea) no es la mejor manera de salir de ella y si alguien tiene dudas que le pregunte al presidente del Gobierno, que se pasó meses buscando sinónimos, o al de la Generalitat, que anda buscando perder tiempo como cualquier futbolista italiano.

Independientemente de si juega una competición europea u otra, la temporada del Villarreal CF ha sido un éxito. De eso no hay duda, pero uno empieza a estar un poco saturado de las voces que lo repiten una y otra vez, como adelantándose a lo que pueda suceder. Conviene tener adoctrinada a la clientela, no sea que a alguien (en función de lo que ocurra en el Vicente Calderón) se le escape el sábado una crítica espontánia. Eso, nos recuerdan, sería imperdonable.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 28 de mayo del 2009.

dijous, 21 de maig de 2009

Ganarse la vida con apuestas


Supongo que cuando Nacho Cardenal empezó a hacer apuestas deportivas por internet no podía imaginar que algún día se ganaría la vida con ello y, menos todavía, que escribiría un libro. Suelo consultar su página web personal a menudo, intuyo que invadido por un una sana envidia. Para mí, que nunca paso de diez en la quiniela, ése debe ser, sin duda, el mejor trabajo del mundo, superior incluso a ése que acaba de conseguir Ben Southall, un británico que deberá cuidar durante seis meses y una paradisíaca isla de Australia por una módica cantidad de 100.000 dólares.

Curioseo entre sus análisis, días antes del trascendental partido de este sábado ante el Valencia CF, donde el Villarreal CF apura sus opciones de Liga de Campeones y, a la vez, se juega la corona de gallito autonómico, que no es poco.

“Hay dos formas de apostar: la una es hacerlo mal y la otra es hacerlo bien. La primera consiste en intentar adivinar el resultado; la segunda consiste en buscar qué resultados están bien pagados. Predecir el futuro no está al alcance de nadie, pero valorar las posibilidades de que algo suceda sí”, escribe Cardenal antes de plantear sus complejas fórmulas matemáticas para encontrar apuestas rentables.

Las cuotas de su casa de apuestas favorita, la que fundaron hace nueve años Andrew Black y Edward Wray, favorecen al Villarreal CF (2,32), aunque las opciones de una victoria del Valencia CF (3,10) y un empate (3,75) no pueden descartarse. Eso sí, los más de 1.100 empleados que supervisan las apuestas todavía no han tenido en cuenta la última gran noticia que afecta al derbi; la designación de Fermín como juez de línea. En Valencia, donde acostumbran a ponerse la tirita antes de hacerse la herida, consideran su presencia como desequilibrante, así que bien harían los futbolistas del Villarreal CF en suministrarle balones sin descanso.

Fernando Roig espera “que la gente venga a animar al Villarreal y sea consciente de lo que se ha hecho hasta ahora”. La duda ofende. El ejemplo se pudo ver el sábado, observando el comportamiento de algunos socios del equipo amarillo que también tienen un espacio culé en su corazoncito. Animaron con banderas del Villarreal CF durante los 90 minutos y (se pudo ver en televisión) sólo sacaron las insignias del FC Barcelona una vez concluido el encuentro.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 21 de mayo del 2009.

dijous, 14 de maig de 2009

Distraerse está mal visto


Distraerse siempre ha estado mal visto. Cuando éramos niños y nuestros padres y madres nos enviaban a hacer la compra, más como un aprendizaje que no por una necesidad (los ingredientes imprescindibles para hacer la cena, los compraban ellos), nos solían repetir una coletilla a modo de advertencia: “Y no te distraigas”.

Todavía hoy sigue estando mal visto. Entiendo mensajes encaminados a evitar distracciones en situaciones muy específicas, como mientras se está conduciendo. La DGT informa cada año que más del 50% de los accidentes tienen que ver con entretenimientos varios del piloto. Lo que no acepto es que se acuse permanentemente a esta falta de atención de todos los males del mundo.

En el mundo del fútbol casi nunca los goles son mérito de los atacantes, sino siempre tienen que ver con distracciones de los defensas o el portero. El último tanto de Joseba Llorente en el Camp Nou, sin ir más lejos. Al menos, ésa es la opinión de la mayoría. Más todavía, el sentir generalizado es que el FC Barcelona retrasó su alirón porque la precipitada celebración de la grada distrajo a sus futbolistas.

A veces las distracciones son casuales y otras, provocadas y premeditadas. Al segundo grupo corresponde (o al menos así claman desde Valencia) la foto que Fernando Roig se hizo tras mantener una conversación con David Villa y Juan Mata en Montmeló. Atracción fatal. El presidente del Villarreal CF ha sido acusado, entre otras cosas, de desestabilizar a los futbolistas a tres escasas jornadas para llegar a una meta con premio europeo.

La última distracción afecta al Villarreal CF y tiene que ver con la continuidad de Manuel Pellegrini en el banquillo. Su representante, Jesús Martínez, destapó la liebre en ‘La Tercera’ chilena. "Lo único que le puedo decir es que tiene contrato con el Villarreal hasta junio de 2010 y no lo va a renovar", señaló. Aunque las interpretaciones han sido diferentes (continuidad aparcada o abandono del club), la noticia se convertirá en banda sonora de unos últimos encuentros decisivos. Eso sin hablar de la temporada que viene, la última que aparece en el contrato del técnico. A ver si, al final, todo el mundo tendrá razón y eso de distraerse no será nada bueno…

Artículo publicado en Levante de Castelló el 14 de mayo del 2009.

dijous, 7 de maig de 2009

La vaca y los títulos


La competición, por llamarla de alguna manera, se celebró en Galicia y, según cuentan, la ganó el Villarreal CF. Un puñado de vacas vestidas con la camiseta de algunos equipos de la Liga BBVA participaron en un esperpéntico acto en el que la gracia consistía en acertar qué animal depositaría antes su boñiga en un campo de fútbol dividido en 800 cuadrantes. Los apostantes, seguramente con el 2-6 en mente, se decantaron erróneamente por la res azulgrana.

Los foros de internet frecuentados por hinchas del Valencia CF tardaron menos de lo que canta un gallo en llenarse de comentarios irónicos. “Es el único título que ganaréis este año”, fue la frase más repetida, como si el conjunto que entrena Unai Emery estuviera en disposición de sumar varios trofeos. Avisé hace un par de semanas de la muerte de la tan cacareada ‘germanor’ y la lucha por una plaza en la Liga de Campeones 2009-10 sirve para argumentar mi teoría.

Es evidente que el Villarreal CF no ganará ningún título esta campaña e incluso tiene difícil (FC Barcelona, Real Madrid, Valencia CF y Mallorca esperan en el calendario) clasificarse para la Liga de Campeones, pero ello no constituye demérito alguno para un equipo con menor presupuesto que sus vecinos en la tabla clasificatoria. No acabar entre los cuatro primeros sería una decepción, pero nunca un fracaso.

Europa es el escenario soñado para cualquier club ambicioso, más todavía en tiempos de crisis. La diferencia económica es importante y no creo que, a estas alturas, nadie necesite que le recuerden por qué. Vean si no el enfado que Fernando Roig ha cogido al enterarse que la ULEB pretende una Euroliga semicerrada, con 13 licencias fijas que torpedean los intereses del Pamesa Valencia.

La Sexta debería imitar en las retransmisiones de fútbol los gráficos que utiliza en la Fórmula 1. Antonio Lobato y compañía comentan la carrera con una tabla en la que una clasificación indica cuántos puestos ha ganado o ha perdido cada piloto respecto a su posición en la parrilla de salida. Abogo por hacer lo mismo en el fútbol, partiendo del presupuesto gastado por cada club. Sería divertido.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 7 de mayo del 2009.