divendres, 25 de setembre de 2009

Una casa con polvo y escombros


Con una mirada resignada dirigida hacia el metro que lleva en el bolsillo trasero o hacia el lápiz que sujeta tras la oreja, el afectado suele aceptar los plazos que le marca el supervisor de la obra. Su mujer ha decidido remodelar un baño, una cocina o lo que sea y no hay marcha atrás. Al tiempo que acepta el presupuesto es consciente ya de que los albañiles no respetarán los plazos. Si hay trabajo para una semana, serán tres. Dos en el mejor de los casos.

El saberlo de antemano no evita el disgusto. “Me dijeron que las obras durarían una semana”, exclamará en voz alta a los diez días, ya con toda la casa llena de polvo y escombros. Aunque uno quiera mentalizarse, nada cambiará y lo mismo ocurre en el mundo del fútbol.

La transición de la pizarra de Manuel Pellegrini a Ernesto Valverde no es sencilla y el equipo necesita pasar por un período de adaptación. Que ambos técnicos sean amantes del buen trato al balón es la excusa con la que mentalmente muchos nos intentamos autoconvencer de que el plazo sería menor que en anteriores traspasos de poderes, pero ya han pasado cuatro jornadas y la casa sigue llena de polvo y escombros.

Los dos quieren robar la pelota, pero uno prefiere darle importancia al dónde y el otro, al cuándo. Son matices así los que ahora trata de asimilar la plantilla. Los entendidos hablan de automatismos, que viene a ser algo así como las costumbres del equipo sobre el terreno de juego. En este proceso, la lesión de Marcos Senna no ha ayudado.

Pese a que desde el club se filtra que la entidad no anda entusiasmada con la cercanía con la que el técnico trata a sus jugadores, Valverde todavía no corre peligro. La presión mediática anda despistada con los casos de Abel Resino y Unai Emery. Uno de los dos (el que pierda el sábado) será el primero en caer.

Pese a que el Villarreal CF anda en puestos de descenso, la gente no le ha perdido la fe al entrenador. Es cierto, eso sí, que el técnico ha cometido errores, pero tiempo habrá para analizarlos detalladamente. No importa, los mejores también se equivocan. Por poner un ejemplo, Vicent Sales se olvidó ayer en la columna de opinión que publicó en este periódico (“La importància de dir-se Pau”, página 25) de Marc Gasol al hablar de los jugadores catalanes de la selección española de baloncesto y, en cambio, incluyó en la lista a Rudy Fernández y Sergi Llull, dos baleares.

El diminuto desliz no afecta a la credibilidad que el concejal del Ayuntamiento de Castelló tiene en el mundo del basket. Pocos hay en la provincia que compartan conocimientos a su nivel en el mundo de la canasta. Y lo mismo pasa con Valverde.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 25 de septiembre del 2009.

dimarts, 22 de setembre de 2009

Tiempo de playoffs


Ocho equipos empezaron la semana pasada a luchar por el título y pronto quedó claro qué jugadoras desean el anillo con más fuerza.

“Tiempo de Miller, tiempo de un killer”. La famosa frase con la que Andrés Montes bautizó las portentosas actuaciones de Reggie Miller en los playoffs de la NBA también tendría sentido en la WNBA, donde varias jugadoras se suelen transformar cuando llegan las series por el título. Cambia su semblante, cambia su rendimiento.

Tamika Catchings es una de ellas. La alero de Indiana Fever debutó en los playoffs anotando 26 puntos y capturando 12 rebotes en el Comcast Center, donde Washingnton Mystics decidió disputar el primer encuentro. Casi duplicó su promedio habitual durante toda la temporada. “Cada jugadora salió con la mentalidad correcta, ahora es todo o nada. Nuestro ritmo subió y tenemos que seguir alimentándonos de eso”, explica una eufórica Catchings.

No demasiado lejos de allí, en Atlanta, Deanna Nolan también se puso la capa de superhéroe para asegurar el triunfo de Detroit Shock. De los 16,9 puntos que promedia pasó a anotar 25 con una serie letal de 3/5 en triples. “Perder el primer partido fue muy frustrante porque desaprovechamos una gran oportunidad”, analiza Iziane Castro, a quien le tocó defender a Nolan durante muchos minutos.

En la Conferencia Oeste también hay jugadoras dispuestas a adoptar un papel decisivo en los playoffs. Sólo viendo en acción a Sophia Young, por ejemplo, uno puede entender cómo Phoenix Mercury calló en la pista de San Antonio Silver Stars. La alero agujereó la defensa propuesta por Corey Gaines con 24 puntos. Su compañera Becky Hammon, otra especialista de los playoffs, sentenció el triunfo con dos tiros libres a falta de dos segundos para el final.

En el Staples Center, en cambio, no hubo ninguna jugadora de Los Angeles Sparks que destacara sobre el resto en el triunfo ante Seattle Storm. O, dicho de otra manera, destacaron todas. Michael Cooper apuesta por un cinco inicial en el que DeLisha Milton-Jones, Candace Parker, Tina Thompson y Lisa Leslie (cuatro interiores) comparten pista con una base, Kristi Harrower. Quizás no haya en el mundo equipo capaz de parar eso.

Tras los partidos de este fin de semana, en los que se decidieron los cuatro equipos que siguen adelante en la lucha por el título, ahora llegan las finales de conferencia, el paso previo a la gran final.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Tres jugadoras de la Liga Femenina coparon los puestos a jugadora con mayor progresión… Se trata de Crystal Langhorne (Rivas Ecópolis); Sancho Lyttle (Perfumerías Avenida) y Erika de Souza (Ciudad Ros Casares)… Brian Agler, entrenador de Seattle Storm, ha firmado una extensión de su contrato para dos temporadas más, con opción a una tercera… Jennifer Gillom (Minnesota Lynx) ejercerá de ayudante de la selección de Estados Unidos en el Mundial del 2010…

Artículo publicado el 22 de septiembre en Gigantes del Basket.

dijous, 17 de setembre de 2009

Donde caben dos, caben tres


Los mismos que intentaron convencernos de la necesidad de “redecorar nuestra vida” se han pasado el verano cantando que “donde caben dos, caben tres”. Se referían a la posibilidad de apretujarse en casa, al menos hasta que amaine la tormenta de la crisis y uno pueda hacer vida normal sin empaparse.

El fútbol es otra cosa. Esta temporada todos los especialistas coinciden en que solo caben dos equipos en las apuestas por el título; el FC Barcelona y el Real Madrid. El orden depende del grado de simpatía o rechazo que a uno la causara la consulta de Arenys de Munt. Nadie contempla un escenario diferente, un paisaje en el que aparezcan el Atlético de Madrid, el Sevilla CF, el Valencia CF o nuestro Villarreal CF.

Las diferencias entre los dos grandes y el resto han aumentado. Lo repiten tanto en Barcelona como en Madrid, como queriendo justificar las elevadas inversiones realizadas por Zlatan Ibrahimovic y Cristiano Ronaldo. Este año, nos aseguran, no hay margen para la sorpresa y el resto de conjuntos están condenados a pelear por premios menores. A más de uno le puede entrar complejo de Poulidor, el ciclista que subió ocho veces al podio del Tour de Francia sin llegar a ganarlo nunca.

Si las previsiones de los sesudos analistas se cumplen, hay 18 equipos que deberán conformarse con intentar puntuar en cada meta volante, condenados a no poder liderar jamás la clasificación general. Hoy arranca la UEFA Europa League en El Madrigal y ése puede ser un reto bonito. No se trata de emular al Shakhtar Donetsk y ganar la competición, sino de conseguir que los aficionados se enganchen a ella y el equipo se quede con un buen sabor de boca.

Los cambios en el nombre, el logo y la identidad de la competición ayudan a que, en un primer momento, el aficionado dirija su mirada hacia este nuevo invento. Hay curiosidad. Es septiembre y Vila-real olerá esta noche a forro transparente, a libro por estrenar. Confían en la UEFA que el esfuerzo servirá “para atraer nuevos patrocinadores”, aunque no queda claro si para el organismo europeo o para los clubes participantes. El matiz es importante.

La balanza siempre se decanta hacia el mismo lado. Es como el famoso Juego Limpio Financiero, donde la UEFA pretende “garantizar la salud y la verdadera viabilidad de los clubes”. La idea no es mala, pero como siempre queda desequilibrada. Habrá que someterse a mecanismos de control y auditorías financieras. Es, para entendernos, como si a un parado le ponen un policía al lado para evitar que caiga en la desesperación y atraque un banco, cuando lo que necesita es que le ayuden a encontrar trabajo.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 17 de septiembre del 2009.

dimecres, 16 de setembre de 2009

Heroína por un día


Minnesota Lynx apuró sus opciones de disputar los playoffs hasta el último momento. Fue gracias a una ‘rookie’ muy especial. ¿Su nombre? Anna Montañana.

La primera temporada de Jennifer Gillom en el banquillo del Target Center no ha sido sencilla. Minnesota Lynx llegó a perder hasta seis partidos consecutivos a lo largo del mes de agosto, acusando la lesión de una Seimone Augustus que sólo ha podido disputar media docena de encuentros esta temporada. Pese a ello, el equipo supo rehacerse y llegar a la recta final de la temporada regular con opciones de disputar los playoffs.

Para no despedirse del sueño de la cuarta plaza de la Conferencia Oeste, ocupada por San Antonio Silver Stars, las Lynx debían dar la sorpresa ante Detroit Shock. La baja de Nicky Anosike no ayudó a encarar con optimismo el partido ante las vigentes campeonas de la WNBA y, de hecho, el encuentro se puso pronto muy cuesta arriba. Hasta que apareció una ‘rookie’ cuya presencia no entraba en el guión previsto.

El show de Anna Montañana empexó cuando ésta anotó un triple al final del tercer cuarto que le dio alas al conjunto de Minneapolis. No obstante, Detroit supo rehacerse y retomó el control del partido. Con el marcador empatado volvió a aparecer la ala-pívot de Ciudad Ros Casares, que se convirtió en la heroína del encuentro con un potente rebote ofensivo y una canasta decisiva a sólo 28 segundos para el final del encuentro. Luego, su ex compañera de equipo en Valencia Candice Wiggins selló el triunfo con cuatro tiros libres.

Al final, 75-72 ante Detroit Shock y, con dos encuentros por disputar, opciones intactas de clasificarse para los playoffs por el título, donde desde hace días ya esperaban Phoenix, Seattle y Los Angeles. En el otro lado del cuadro, en la Conferencia Este, Indiana lleva semanas impacientándose a falta de contrincantes.

“Este equipo no se ha dado por vencido”, aseguró Gillom tras el triunfo ante Detroit. “Eso es lo que más me gusta de esta plantilla, que lucha hasta el final”, resumió la entrenadora de Minnesota Lynx, que alineó a Montañana durante 24 minutos. La valenciana respondió de sobras: 12 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias. Una actuación que la sirvió para aparecer en la portada de la web de ESPN: “Un gran tiro de Montañana corona la noche de su vida”. Así fue.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Las eliminatorias por el título arrancan este miércoles y lo harán sin Sacramento… Las Monarchs ficharon a la base Chelsea Newton para completar de la manera más digna posible sus últimos encuentros, ya sin opciones… Sólo Nicole Powell, que ha logrado el récord anotador de la franquicia, se ha revalorizado… Las gradas del Staples siguen siendo el mejor escaparate posible… Por allí se pasó Ron Artest, quien antes invitó a sus seguidores vía Twitter…

Artículo publicado el 15 de septiembre en Gigantes del Basket.

dijous, 10 de setembre de 2009

El enojo de los "domingueros"


Hasta tres documentales contenía la entrega del martes del coleccionable ‘Crónicas de la II Guerra Mundial’. William Wyler era uno de los realizadores responsables de unos capítulos destinados a narrar “la guerra en el aire”. Uno se imagina al director, conocido por su fama de repetir una y mil veces las tomas de sus películas, nervioso al no poder hacer despegar y aterrizar los aviones a su antojo. “Lento y meticuloso”, lo definen en las biografías, que también hablan de su participación en el Ejército del Aire, medalla al valor incluida.

Para muchos, ‘Cumbres borrascosas’ es su producción más conocida. En ella la lucha de clases aparece como decorado perfecto para una nueva historia de amor. Como casi siempre, el diferente poder adquisitivo de los protagonistas lo predetermina todo. Es habitual desde que el trueque pasó a la historia. Por eso no debería extrañarnos que unos equipos tengan más dinero que otros en la Liga de las Estrellas. El club más rico no tiene por qué ganar el título, pero lo que está claro es que no lo ganará el más pobre.

Cada entidad encamina sus pasos a escalar peldaños en la pirámide económica, conscientes todos de que cuanto más cerca se está de la cúspide más papeletas hay para el triunfo. La tómbola tiene truco. Los clubes actúan respetando tradiciones no escritas cuya trasgresión soliviantaría a las masas. En un código postal está mal visto recalificar terrenos y en otro, poner publicidad en la camiseta. Hay hinchas que celebran la venta de sus jugadores estrella y otros que se manifiestan para evitarlo.

Una de las fuentes de ingresos por la que la mayoría de los clubes apuestan es la venta de entradas de los partidos importantes. No son pocos quienes el día que les visita el grande de turno hinchan las tarifas, al tiempo que hacen pasar por caja también a los socios. El Villarreal CF lleva años manteniendo la misma política de precios elevados en los encuentros importantes para incentivar a la gente a abonarse. El club insiste en que en aficionado que quiera ver al Real Madrid, el FC Barcelona y el Valencia CF vendría a gastarse cerca de 300 euros, algo parecido a lo que cuesta un pase para la temporada completa.

Suele ocurrir entonces que los "domingueros", entendiendo como tales a las personas que acostumbran a divertirse solamente los días de fiesta, los no habituales de El Madrigal, se quejan de los precios. Ya lo han empezado a hacer de forma más o menos visible en los foros de internet. Para ver a Cristiano Ronaldo, por ejemplo, deberán desembolsar de 40 a 120 euros. “Un robo”, aúllan en el ciberespacio, sin saber todavía que nadie verá delito en tan extendida artimaña.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 10 de septiembre del 2009.

dimecres, 9 de setembre de 2009

Aroma a playoffs épicos



Este domingo finaliza la temporada regular de la WNBA y el miércoles de la próxima semana arrancan los playoffs por el título. ¿Quién parte con más opciones?

“En los playoffs de la WNBA algunos equipos ganan y otros no”. La sencilla frase, sacada del anuncio que ESPN presentó la semana pasada sirve para dar el pistoletazo de salida a la lucha por el anillo, que arranca el miércoles de la próxima semana. Ocho equipos se preparan para luchar por el título.

Indiana Fever completará la mejor temporada regular, pero franquicias como Atlanta Dream, Seattle Storm, Los Angeles Sparks y, sobre todo, Phoenix Mercury ya le están esperando. La semana pasada las Fever cedieron en casa ante las Mercury (90-106) en un encuentro que para muchos escenificó una hipotética final. “Fue un buen test para nosotras, sobre todo sabiendo que Indiana lidera la clasificación. Nada más”, explica Cappie Pondexter, que esa noche acabó con 25 puntos.

“Hicimos varias cosas bien muy rápido. No es sencillo anotar más de 100 puntos ante una defensa a media pista como la de Indiana. Ahora nos tenemos que centrar en darle crédito a nuestras jugadoras interiores”, advierte Diana Taurasi.

Lo cierto es que Indiana y Phoenix parten como favoritos en sus respectivas conferencias, pero no les será sencillo llegar a la final. En el Este las Fever tendrán una primera eliminatoria trampa, enfrentándose a uno de los equipos que ha ido de menos a más, y luego deberán superar a Atlanta Dream, la franquicia más mejorada de la campaña, en una hipotética final de conferencia.

Washington, Chicago, Detroit y Connecticut deberán repartirse las dos plazas restantes. Las Shock, vigentes campeonas, todavía pagan un mal arranque de temporada, pero no renuncian a nada de la mano de una inspirada Deanna Nolan. Minnesota, New York y Chicago serán sus últimos tres rivales para ganarse el honor de defender el título en los playoffs de la WNBA. Impulsadas tras una victoria ante Phoenix, las de Rick Mahorn andan con la moral por las nubes.

En el Oeste las Mercury deberán luchar con equipos como Seattle Storm, que confía en recuperar a Lauren Jackson de sus problemas de espalda, o Los Angeles Sparks para acceder a la lucha por el anillo. San Antonio Silver Stars se postula como el cuarto aspirante de la conferencia, aunque primero deberá certificar su clasificación para disputar los playoffs.

Más difícil lo tiene Anna Montañana ya que Minnesota cierra la temporada regular con un calendario poco propicio para escalar posiciones, pero las Lynx apurarán sus opciones hasta las últimas salidas a Seattle y Los Angeles. “Bueno, estamos cerca de San Antonio y está todo tan igualado que cualquier cosa puede pasar. Aún pueden pasar muchas cosas”, explica la ala-pívot de Ciudad Ros Casares. Eso sí, la derrota en la pista de las Stars lo dificulta todo.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Lisa Leslie prepara ya su retirada y las Sparks le han preparado una fiesta de despedida este martes… Bonito homenaje también el que las Stars le brindaron a Vickie Johnson, que cuando finalice esta campaña completará 13 temporadas en la WNBA… Menos tiempo lleva en la liga Candice Wiggins, que contribuyó con 500 voluntarios a cocinar más de 150.000 comidas para gente necesitada… Brooke Wyckoff se perderá lo que queda de temporada por lesión y Chicago Sky ha reaccionado fichando a Katie Feenstra

Artículo publicado el 9 de septiembre en Gigantes del Basket.

dijous, 3 de setembre de 2009

El oficio mudado


De todas las virtudes de Jaume Tribó la que más me impactó fue la capacidad de asesorar a decenas de cantantes en la pronunciación en diez idiomas. “Maestro de un oficio difícil y misterioso que se va quedando sin practicantes”, era la definición que el suplemento dominical de este periódico hacía de “El último apuntador”, un mohicano que todavía hoy resiste en El Liceu de Barcelona.

Mientras Roberto Herrscher iba relatando como este peculiar oficio se ha extinguido en el mundo de la música, las fotografías de Guillermina Puig nos mostraban a un personaje que trabaja en un habitáculo poco generoso de espacio en el centro del escenario, casi al borde del foso de la orquesta. Nadie atiende a su presencia, pero no son pocas las ocasiones en las que le recuerda a los cantantes qué deben decir. La ópera es un genero en el que la improvisación no está bien vista.

Más que extinguirse, pienso, su oficio se ha mudado. Al mundo del fútbol, concretamente. Cuando el Villarreal CF (y ahora también su filial) disputa un partido, el espacio mediático se llena de apuntadores que, tenue lamparita en mano, aconsejan sobre qué opinar de lo visto. Susurran las primeras palabras de las arias que los aficionados recitarán una y otra vez en el bar de la esquina.

Si se empata, hay que dirigir pronto la mirada a la cantera, no sea que alguien caiga en la horrible tentación de comparar a Ernesto Valverde con Manuel Pellegrini. Si el club pasa el verano buscando facturas, conviene recordar el potencial de la plantilla o su creciente aceptación entre la hinchada. “Dos sílabas antes de que te toque entrar”, piden los tenores y eso es lo que reciben. La entrada.

No es que a mí no me seduzca la propuesta futbolística del equipo, sino que me molesta que traten de encauzarnos. Sobre todo, cuando me doy cuenta. A la gente nos gusta pensar que somos dueños y señores de nuestros actos, algo que la publicidad ha captado rápido y ahora utiliza sugestiones menos evidentes. Incluso los políticos se han dado cuenta de ello. No pasa nada porque nos dirijan, desde la opinión hasta los hábitos de consumo, pero no queremos darnos cuenta. Preferimos vivir sin ver los hilos sobre las marionetas.

Antes las instrucciones llegaban tras los encuentros y parecía lo lógico. El crítico de cine se esperaba a ver la película para emitir su juicio. Ahora el adiestramiento es mucho más prematuro, aconsejándonos qué pensar días antes de los partidos. Si el equipo cae eliminado, nadie podrá decir que no ha luchado o un empate no sé dónde no sería un mal resultado. No sé a ustedes, pero de tanto oírlo a mi me dan ganas de pensar lo contrario.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 3 de septiembre del 2009.

dimarts, 1 de setembre de 2009

Las Sparks han vuelto



Durante muchas semanas vivieron alejadas de los puestos de playoff, pero ahora nadie quiere cruzarse con Los Angeles Sparks en la lucha por el anillo de la WNBA. ¿Qué ha cambiado?

El UMMC Ekaterinburgo decidirá a principios de octubre si Candace Parker se convierte en su último refuerzo o no. La temporada pasada el equipo ruso decidió convertir a la jugadora de las Sparks en la mejor pagada del mundo, pero su inesperado embarazo alteró los planes para arrebatarle el trono europeo al Spartak de Moscú. Lailaa Nicole Williams fue bautizada, incluso antes de nacer, como “el bebé más caro del mundo”.

La WNBA también miró de reojo su llegada al mundo, pues las Sparks tuvieron que comenzar la temporada sin su máxima estrella; Candace Parker. Pasaron las semanas y la preocupación aumentó, al vivir el equipo de Los Angeles alejado permanentemente de los puestos de playoffs. El candidato número 1 al anillo (al menos para el 41,6% de los general managers) naufragaba.

Parker recortó su vuelta a las pistas, pero el equipo no lo notó de inmediato y el entrenador Michael Cooper tuvo que salir pronto en su defensa: “Estamos extremadamente felices de tenerla de regreso. Evidentemente no está al 100% y nos vamos a tomar las cosas con calma, pero está claro que Candace, incluso por debajo del máximo es una jugadora increíble”.

Justo cuando el nerviosismo estaba a punto de contagiar a todo el mundo, el equipo empezó a funcionar. Antes de caer ante Phoenix Mercury, las Sparks encadenaron seis triunfos, aupándose a la tercera plaza de la Conferencia Oeste. Sacramento, Washingnton, Minnesota, San Antonio, Atlanta y Chicago fueron víctimas del equipo en una recta final del mes de agosto sencillamente espectacular.

“Nuestro destino está en nuestras manos”, repite una y otra vez Cooper, que cifra en 18 el número de victorias necesario para clasificarse para la ronda decisiva. “Esto es Los Angeles, así que sabemos que se trata de ganar o de nada. Sabemos qué debemos hacer para acabar llevándonos el anillo”, asegura Lisa Leslie, la primera opción ofensiva del equipo.

Candace Parker fue nominada hace unos días como jugadora de la semana, completando una evolución imparable. La alero ha promediado ya varios partidos por encima de los 16 puntos y los 10 rebotes. “Tenemos confianza en nosotras porque de lo que somos capaces. La clave estará en ver si en el momento decisivo jugamos como un equipo, todas juntas”, analiza Parker.

En las próximas dos semanas a Los Angeles Sparks les restan cinco partidos (tres en el Staples y dos fuera de casa) para acabar la temporada regular y asentarse entre los cuatro mejores conjuntos de la Conferencia Oeste. Durante ese período deberán, además, llenar su juego de argumentos con los que luchar contra equipos como Indiana, Phoenix o Seattle por el anillo.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Halle Berry asistió hace unos días al partido entre Los Angeles Sparks y Minnesota Lynx… ¿Qué camiseta llevaba? La de las Sparks… El mismo equipo que le ha dado tres partidos de tiempo a Kristi Harrower para volver a jugar tras la muerte de su abuela… Según los expertos, Tulsa (Oklahoma) tiene un 75% de opciones de tener franquicia en la WNBA la próxima temporada… Donna Orender, presidenta de la WNBA, marcó el 1 de septiembre como fecha límite para llegar a un acuerdo…

Artículo publicado el 1 de septiembre en Gigantes del Basket.