dijous, 21 d’octubre de 2010

Equilibrio


El chino Adili Wushouer es un legendario equilibrista capaz de completar excentricidades tales como caminar por la cuerda floja sobre un estadio de Pekín durante nada menos que 60 días consecutivos. Cuando tengo momentos de dudas existenciales, acudo al You Tube para recrearme pues el arte de desplazarse por un alambre siempre me ha impresionado, más por la concentración que exige que por su complejidad técnica. Me relaja, como a algunos el tetris.

El equilibrio suele ser la base de todo y de ahí que tanta gente se fascine con el yin, el yang y otras filosofías orientales de medio pelo basadas en el contraste de dos fuerzas aparentemente opuestas y complementarias. Los libros de autoayuda andan llenos de teorías al respecto.

Lo cierto es que algo de razón suelen tener y en el fútbol, como en la vida, todo es cuestión de equilibrio. Los entrenadores suelen resumir así complejas tácticas en las que el equipo debe acoplarse a situaciones concretas del juego. Si un lateral sube, el otro debe quedarse atrás y centrar su posición, piden. Hay una serie de espacios que conviene ocupar con criterio.

Cuando algo está equilibrado, es sencillo hacer el trabajo que a cada uno le corresponde. Incluso una paella parece sencilla de cocinar si se encuentra bien estable. Tiras el aceite y se distribuye por igual. En cambio, cuando no encuentras la simetría, puedes desesperar en el intento, poniendo un cartón aquí y un palito allá.

Algo así es Marchena para este equipo. El futbolista es de gran utilidad para el equilibrio del Villarreal CF. Sin él, Musacchio pareció el lunes un central por formar, cuando el argentino llevaba un inicio de temporada muy sólido y era una de las grandes revelaciones de la Liga BBVA. Los centrocampistas tampoco resguardaron la posición con la misma efectividad que acostumbraban y el equipo pareció más volátil e inestable que nunca.

No es que el mundialista sea el novio perfecto y carezca de defectos, pues siempre le sobran dosis de actuación cuando contacta con un rival (pienso en Málaga), pero es muy útil para ordenar a este equipo desde atrás.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 21 de octubre del 2010.