dimarts, 14 de setembre de 2010

EEUU desea un nuevo milagro


Nueve victorias de diferencia en apenas 34 partidos parecen muchas, pero Atlanta Dream tratará de romper todos los pronósticos e imponerse a Seattle Storm en la final de la WNBA.

Tres años lleva Atlanta Dream en la WNBA y ya ha conseguido plantarse en las finales. Marynell Meadors ha metido a un equipo que sólo cuenta con Angel McCoughtry como estrella de relumbrón en la serie por el título. Enfrente tendrá a Seattle Storm, el unánime favorito de esta campaña. Detrás, a todo un país al que le gusta emocionarse con las gestas de las franquicias pequeñas. Todos ansían asistir a un nuevo milagro, al enésimo ejemplo de superación.

Hay mucho que explicar para analizar cómo una franquicia que logró un registro de 4-30 hace apenas dos años se ha plantado en la pelea por el anillo, sobreponiéndose en el camino a dos severas eliminatorias (Mystics y Liberty) con el factor pista en contra. Esta vez la gesta deberá ser mayor, pues la serie es a cinco partidos y tres de ellos se disputarán en Seattle, donde las Storm no han perdido esta temporada.

Los analistas recuerdan que Seattle Storm recorrió un camino similar hasta llegar a su primer anillo. De un 6-26 en su primer año pasó a ganar el título en cuatro años. Atlanta pretende recortar el tiempo y lograrlo en apenas dos. “Sé que para la gente es difícil de entender lo que hemos logrado en tan poco tiempo, pero llevo mucho tiempo en este deporte y conozco lo que mis jugadoras pueden ofrecer. Traté de encajarlas en un sistema y parece que ha funcionado”, relata una inalterable Marynell Meadors.

¿Las bazas de Atlanta? “Seguramente son el equipo más atlético de la competición. Lo que hace que sean un conjunto muy difícil de defender es su envergadura cerca del aro, lo que les permite rebotear muy bien. Además, cuentan con gente que puede anotar desde el perímetro y eso limita las ayudas interiores que puedes plantear”, asegura Brian Agler. El técnico de las Storm, que sigue soñando con entrenar algún día en Europa, pretende repetir sobre Angel McCoughtry e Iziane Castro la defensa que sufrieron en la final de la Conferencia Oeste Diana Taurasi y Penny Taylor.

Los dos precedentes de esta temporada favorecen a Seattle, que se impuso cómodamente tanto en el Key Arena (90-72) como en el Philips Arena (70-80). La contundente defensa de Agler logró dejar a Atlanta Dream en 70 puntos, 25 menos que su media en estos playoffs.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO

Más unanimidad imposible… Tina Charles fue nombrada rookie del año con todos los votos a su favor… Otro de los galardones se lo ha llevado Tamika Catchings, que ha sido ratificada como mejor defensora de la WNBA por cuarta vez… Contenta a medias, pues prefería el MVP de Lauren Jackson y llegar, al menos, a la final de conferencia… Las New York Liberty dejan un Madison en reformas y jugarán las tres próximas temporadas en New Jersey, concretamente en el Prudential Center de Newark… Más vale que las jugadoras cambien el seguro de sus coches a todo riesgo…

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 14 de septiembre del 2010.