dissabte, 28 de febrer de 2009

Leer mañana lo de ayer


Hace unos años, cuando todavía era Jefe de Deportes de RNE, Chema Forte escribió un divertido libro en el que ponía al descubierto las interioridades del mundo del deporte y las pequeñas miserias de la información deportiva. Detrás de ‘La imbecilidad minuciosa’ se escondían no pocas anécdotas de sus casi 30 años en la profesión. La mejor parte, también la más crítica, era una en la que recopilaba los disparates que, todavía hoy, se pueden escuchar a través de la radio.

El sábado pasado asistí en Madrid a una charla suya en la que el periodista demostró que sigue siendo un exigente oyente de la radio actual, de la que retrató sus defectos y sus virtudes. Predicó, seguramente en el desierto, por unas retransmisiones con ritmo, algo que muchos locutores confunden con gritar desde que el portero arranca la jugada pasándole la pelota al lateral.

Acabó su charla rescatando algunos gazapos de la radio deportiva. En uno, muy aplaudido por los asistentes, Juan Manuel Gozalo explicaba que el Valencia no tenía jugadores capaces de marcar con la cabeza. Se pasó el periodista cántabro no poco tiempo argumentando su teoría, cuando fue interrumpido por el locutor que narraba el partido para cantar un gol de John Carew… de cabeza.

Adelantar acontecimientos no es nada sencillo, menos todavía en el mundo del fútbol. Son pocos, como nos demuestra la Quiniela cada semana, quienes son capaces de anticiparse con éxito a aquello que va a ocurrir. Más allá de acertar un resultado, sí hay quien intuye por dónde vendrán los tiros; cuáles serán las claves.

Es por ello que ayer le robé unas tijeras a mi madre para recortar el artículo de Pilar Olaya en el que Paquito analizaba las virtudes y los defectos del próximo rival del Villarreal CF (“Los secretos del Panathinaikos”). Acostumbro a dedicar horas muertas a releer periódicos pasados por simple curiosidad. Anoto, por ejemplo, los fichajes que presuntamente hace el Real Madrid y, una vez finalizado el verano, compruebo cuantos de ellos son ciertos.

Mañana le pondré más empeño y, una vez finalizado el partido, repasaré el artículo con mayor curiosidad que otras veces. Prometo contárselo la próxima semana. Será el jueves, día habitual de esta columna que hoy ocupa el espacio que normalmente usa Alexis Rubert.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 24 de febrero del 2009.

dilluns, 23 de febrer de 2009

Àlex Gozalbo, el secreto de los 6.616


Ciudad Ros Casares logró el pasado viernes superar el récord de público en un partido de la Euroliga Femenina. Àlex Gozalbo, el creador de la campaña ‘Objetivo 6.500’, nos explica los detalles de una iniciativa que sorprendió a toda Europa.

uede un partido de baloncesto femenino reunir a más de 6.500 espectadores? Ciudad Ros Casares demostró que sí ante el Spartak de Moscú. La campaña ‘Objetivo 6.500’ consiguió que el encuentro del pasado viernes superara el récord de la Euroliga Femenina de esta temporada, que estaba en poder del UMMC Ekaterinburgo.

El partido de cuartos de final de la Euroliga Femenina de la temporada pasada atrajo a 2.800 espectadores en la Fonteta, mientras que el de esta campaña logró reunir a 6.616 hinchas. ¿Qué ha cambiado para ganar casi 4.000 aficionados? “La trascendencia del partido era la misma, pero desde el club intentamos dotar la cita de un valor añadido, relacionando el encuentro con un intento de récord. Así ganamos mucho espacio en los medios de comunicación y logramos que se empezara a hablar del partido dos semanas antes”, explica Àlex Gozalbo, el ideólogo de la iniciativa.

Desde que el pasado miércoles 11 se anunciara la campaña, toda la gente de Ciudad Ros Casares ha trabajado en la misma dirección. “Directamente implicados hemos estado cuatro personas del club (David Rausell, María Pallarés, Susana Rivas y yo) y una de la empresa (Saray Beltrán). Todos, eso sí, empujados por la adrenalina que desprende Carme Lluveras, la persona más competitiva que uno ha conocido jamás”, dice el periodista, quien también destaca la colaboración del cuerpo técnico y las jugadoras: “Todo el mundo se prestó muy rápido a promocionar el evento, posando en cuantas fotografías hiciera falta y acudiendo a todas las entrevistas que se concertaron”.

Isma Cantó, Elisa Aguilar, Laia Palau y Amaya Valdemoro grabaron unos divertidos anuncios, que se emitieron de forma gratuita en Canal 9 y Punt 2, en los que animaban a la gente a superar el récord de público en un partido de la Euroliga Femenina.

Gozalbo sonríe cuando se le pregunta por el presupuesto de la campaña ‘Objetivo 6.500’: “No miento si digo que los gastos han sido de 60 euros, lo que la imprenta nos cobró por imprimir el ya famoso cartel de ‘plotter’ que ha ido apareciendo en los medios de comunicación. El diseño del logo lo hicimos en el club”.

“Lo mejor de todo es que el partido se pudo seguir en televisión, a través de Eurosport 2, por toda Europa. Eso, sin duda, habrá contribuido a asentar la imagen de gran club europeo por la que tanto estamos luchando en las últimas tres temporadas”, reconoce el joven valenciano.

Poco a poco, Ciudad Ros Casares está fidelizando en Valencia una masa fiel de espectadores. Según Gozalbo, “está claro que lo del día del Spartak de Moscú no se puede repetir todas las semanas, pero la gente que vino se lo pasó en grande y ésa es la mejor manera de lograr que repitan y se interesen por nuestros partidos”.

El club organizó toda una serie de actos para convertir el encuentro en una fiesta. Durante el intermedio, por ejemplo, se realizó una original iniciativa; ‘Canastas para la igualdad’. Un grupo de deportistas olímpicas saltó a la pista para amenizar la espera. Ahí estuvieron, entre otras, María Vasco (de atletismo), Esther Termens y Gemma Bernad (de hoquey hierba), la entrenadora Anna Tarrés y sus jugadoras Andrea Fuentes, Thais Enríquez, Laura López, Cristina Violán, Ona Carbonell, Margalida Crespi y Gisela Moron (de natación sincronizada).

“En Estados Unidos hace tiempo que en estos temas van un paso por delante y crean alrededor del partido un puñado de actividades para darle mayor interés. Los aficionados van a pasárselo bien, no a sufrir por el resultado”, comenta Gozalbo, que el pasado verano estuvo tres meses en Estados Unidos estudiando cómo funcionan clubes de la NBA como Los Angeles Lakers y Boston Celtics o de la WNBA como Atlanta Dream, Minnesota Lynx y New York Liberty.

Como director del Área de Comunicación de Ciudad Ros Casares, Àlex Gozalbo ha estado estos días en Madrid cursando el primer ciclo del IV Máster de Periodismo que se ha celebrado en la sede de la FEB.

Artículo publicado en FEB.es el 22 de febrero. Consulta aquí el artículo en su contexto original.

dijous, 5 de febrer de 2009

La vaca en crisis


Si no fuera por Leopoldo Abadía, a quien Andreu Buenafuente llama ‘El ninja de la economía’, no entendería nada de la crisis. No es que mi cuenta corriente se parezca a la de tenistas como Fernando Verdasco (“Yo no noto la crisis”, dice), sino que me suenan a chino los argumentos que explican los motivos por los que nos encontramos en esta situación de penuria económica.

Lo que es evidente es que la crisis ha llegado al mundo del fútbol y ha cogido a muchos a contrapié. No son pocos quienes, pese a las palabras con las que Fernando Roig cerró el 2008, esperaban que el Villarreal CF se reforzara en el mercado de invierno. Más incluso, lo exigían. Son muchos, sobre todo los representantes, quienes siguen viendo al club como una vaca gorda capaz de amamantar a cuantos futbolistas de medio pelo se le crucen por el camino.

La historia es hora diferente. Renovaciones a la baja y reducción del pago de traspasos al mínimo son dos de las primeras actuaciones propuestas. No serán las únicas medidas y ni siquiera se sabe si será algo transitorio o permanente, pero la única opción que lleva al desastre gestor es la de quedarse con los brazos cruzados. SI los ingresos bajan, los gastos también deben hacerlo. Es de cajón.

Hasta ahora se pensaba que sólo algunos clubes puntuales, con problemas graves, deberían adaptarse a la nueva situación económica. El caso es que la coyuntura afecta a todos y el que no haya empezado a moverse llegará tarde. Sin ir más lejos, estos días (por ende el traspaso de Abel Resino al Atlético de Madrid) hemos conocido que el CD Castellón no está al día en los pagos. La crisis ya no es algo que sale en la televisión, es una urgencia a la que hay que adaptarse.

Las plantillas serán, sin duda, más cortas. ¿Alguien se ha preguntado por qué ha cedido el Villarreal CF a Jozy Altidore al Xerez? Los tiempos de excesos se han terminado y el que antes se adapte a la nueva situación, saldrá reforzado. Muchos, preocupados por los últimos malos resultados del equipo, andan inquietos y exigían fichajes, pero ahora conviene tener visión a medio plazo.

Por suerte, como en todo lo económico, el Villarreal CF ya está tomando ventaja a la mayoría de clubes. No es extraño que una de las primeras medidas de José Manuel López Lara (Levante UD) haya sido buscar reunirse con José Manuel Llaneza para tratar de conocer la piedra filosofal sobre la que construir cualquier proyecto deportivo. No es mal árbol al que arrimarse.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 5 de febrero del 2009.