dijous, 22 d’octubre de 2009

Una casa de Primera


El Villarreal CF es una casa. “De Primera”, si hacemos caso al documental que Canal+ Liga ofrece mañana a las diez de la noche. De otro tipo, si leemos el acta en el que Antonio Rubinos Pérez define así la situación vivida tras el encuentro de Chapín: “Escuché gritos en el exterior del vestuario. Al salir a ver qué pasaba, encontré un tumulto de jugadores, técnicos, directivos, personal de ambos equipos y fuerzas de seguridad”.

En el reportaje del canal de pago el presidente de la entidad, Fernando Roig, ejerce de guía por el club, deteniéndose en aquellos lugares más interesantes para el espectador. Como el vestuario. El caso es que las imágenes son de varias semanas antes del miércoles, día en el que hubiera sido más divertido poner una cámara allí dentro y emitir en directo la reunión con la plantilla.

El consejero delegado, José Manuel Llaneza, anda ahora “sin ánimo de fichar” por Argentina, mientras que en el documental descubre cada rincón de El Madrigal. Aparece justo antes que Gonzalo Rodríguez, que se arranca a tocar la guitarra y a cantar en su propia casa, o que Robert Pires, que conduce su Ferrari hasta los estudios de televisión del club.

Cazorla, Bruno y hasta un futbolista en edad cadete que viaja desde Teruel para entrenar con el Villarreal CF son otros de los protagonistas de las imágenes, que dependiendo del resultado del partido de esta noche en el Olímpico de Roma pueden herir susceptibilidades. Nada, no se lo tengan en cuenta a los improvisados actores, que jamás pudieron preveer un escenario así para el día del estreno televisivo. Nadie programa comedias a sabiendas de que algo malo ocurrirá ese día.

Es momento, como pedía el martes Alexis Rubert, de arropar al hijo “que precisa ayuda para recuperar la personalidad que extravió”. Pero no es sencillo. Sobre todo para Ernesto Valverde, que sabe ya que su sustituto está escogido. Al técnico le tocó vivir esta misma situación hace unos meses, aunque por entonces encarnó un papel diferente en el auca. Cuando Manuel Pellegrini decidía si daba el salto al Bernabéu, el Villarreal CF no se quedó cruzado de brazos, así que nadie puede ser tan ingenuo como para pensar que ahora no está haciendo lo mismo. Busca un Plan B, que será activado sólo si es necesario.

No es sencillo trabajar así. Intentas arreglar un escape y, mientras el agua te salpica la cara, ves de reojo a un puñado de fontaneros con la llave inglesa en la mano. No sabes si esperan arreglar ellos el grifo o si buscan darte un golpe en la cabeza, que viene a ser lo mismo.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 22 de octubre del 2009.