dimarts, 1 de setembre de 2009

Las Sparks han vuelto



Durante muchas semanas vivieron alejadas de los puestos de playoff, pero ahora nadie quiere cruzarse con Los Angeles Sparks en la lucha por el anillo de la WNBA. ¿Qué ha cambiado?

El UMMC Ekaterinburgo decidirá a principios de octubre si Candace Parker se convierte en su último refuerzo o no. La temporada pasada el equipo ruso decidió convertir a la jugadora de las Sparks en la mejor pagada del mundo, pero su inesperado embarazo alteró los planes para arrebatarle el trono europeo al Spartak de Moscú. Lailaa Nicole Williams fue bautizada, incluso antes de nacer, como “el bebé más caro del mundo”.

La WNBA también miró de reojo su llegada al mundo, pues las Sparks tuvieron que comenzar la temporada sin su máxima estrella; Candace Parker. Pasaron las semanas y la preocupación aumentó, al vivir el equipo de Los Angeles alejado permanentemente de los puestos de playoffs. El candidato número 1 al anillo (al menos para el 41,6% de los general managers) naufragaba.

Parker recortó su vuelta a las pistas, pero el equipo no lo notó de inmediato y el entrenador Michael Cooper tuvo que salir pronto en su defensa: “Estamos extremadamente felices de tenerla de regreso. Evidentemente no está al 100% y nos vamos a tomar las cosas con calma, pero está claro que Candace, incluso por debajo del máximo es una jugadora increíble”.

Justo cuando el nerviosismo estaba a punto de contagiar a todo el mundo, el equipo empezó a funcionar. Antes de caer ante Phoenix Mercury, las Sparks encadenaron seis triunfos, aupándose a la tercera plaza de la Conferencia Oeste. Sacramento, Washingnton, Minnesota, San Antonio, Atlanta y Chicago fueron víctimas del equipo en una recta final del mes de agosto sencillamente espectacular.

“Nuestro destino está en nuestras manos”, repite una y otra vez Cooper, que cifra en 18 el número de victorias necesario para clasificarse para la ronda decisiva. “Esto es Los Angeles, así que sabemos que se trata de ganar o de nada. Sabemos qué debemos hacer para acabar llevándonos el anillo”, asegura Lisa Leslie, la primera opción ofensiva del equipo.

Candace Parker fue nominada hace unos días como jugadora de la semana, completando una evolución imparable. La alero ha promediado ya varios partidos por encima de los 16 puntos y los 10 rebotes. “Tenemos confianza en nosotras porque de lo que somos capaces. La clave estará en ver si en el momento decisivo jugamos como un equipo, todas juntas”, analiza Parker.

En las próximas dos semanas a Los Angeles Sparks les restan cinco partidos (tres en el Staples y dos fuera de casa) para acabar la temporada regular y asentarse entre los cuatro mejores conjuntos de la Conferencia Oeste. Durante ese período deberán, además, llenar su juego de argumentos con los que luchar contra equipos como Indiana, Phoenix o Seattle por el anillo.

ESTO NO PASA EN EL BALONCESTO MASCULINO
Halle Berry asistió hace unos días al partido entre Los Angeles Sparks y Minnesota Lynx… ¿Qué camiseta llevaba? La de las Sparks… El mismo equipo que le ha dado tres partidos de tiempo a Kristi Harrower para volver a jugar tras la muerte de su abuela… Según los expertos, Tulsa (Oklahoma) tiene un 75% de opciones de tener franquicia en la WNBA la próxima temporada… Donna Orender, presidenta de la WNBA, marcó el 1 de septiembre como fecha límite para llegar a un acuerdo…

Artículo publicado el 1 de septiembre en Gigantes del Basket.