dijous, 3 de desembre de 2009

La mirada de los otros


Los que trabajamos en la casa sabemos que el sello de Editorial Prensa Ibérica es una garantía de buen periodismo. Por eso, cuando empecé a viajar con el Villarreal CF, inicié una costumbre que todavía mantengo ahora, a pesar de que hace años que no acompaño al equipo en sus desplazamientos. En cada ciudad que piso busco el periódico del grupo, como interesándome momentáneamente por los problemas de la gente que me rodea aquel día en cuestión.

El hábito sirve también para darme cuenta de cómo nos ven por España. A nuestros políticos, pero también a nuestros futbolistas. Uno no es como es sino como la gente le ve. Es como coger un espejo y situarlo delante de uno, ver sus propias miserias.

El domingo no estaba en Gijón, pero hice lo posible para hacerme con un ejemplar de ‘La Nueva España’. “Enfrente, un Villarreal amuermado, con sus jugadores más veteranos sobrepasados por la intensidad local y los jóvenes con falta de cuajo. Sólo Senna resistía en el centro del campo, la línea sobre la que pivotó la mejor etapa de la historia del Villarreal. Cani resultaba intrascendente, Bruno era un amigo para el Sporting y Pires parecía más interesado en los líos que en el fútbol”, escribía Mario D. Braña.

Pensábamos que el Villarreal CF estaba recuperado, que de aquí a mayo su trayectoria iba a ser ascendente, pero eso no es lo que opina el resto. El partido de anoche ante el Levski aclaró algunas dudas, pero seguro que esta mañana me quedaré con las ganas de aprender búlgaro y acudir al kiosko internacional para ver cómo vieron el partido los colegas de la prensa de Sofía.

De momento, me consolaré con la web bilingüe del Levski. “A pesar de algunos resultados en España, el Villarreal CF es un equipo de primera línea con excelentes futbolistas que van por delante del fútbol búlgaro”, decía Antoni Zdravkov en la previa, quizás para alimentar el afán de superación de su equipo. Tras lo sucedido anoche en el Georgi Asparuhov, veremos qué opinión podemos leer hoy.

Al final, buena parte de nuestra autoestima se basa en la imagen que el resto tiene de nosotros. Eso lo saben desde hace tiempo los profesores, que cuanto mejor expectativa depositan en una aula, mejores notas obtienen a cambio. ¿Será lo mismo en el fútbol?

Artículo publicado en Levante de Castelló el 3 de diciembre del 2009.