dimecres, 3 de juny de 2009

Marta Fernández, otro ángel en el Staples


Este sábado arranca la WNBA y lo hace con un nuevo ángel en el Staples Center. Marta Fernández inicia su segunda etapa en la mejor liga del mundo.

Marta Fernández lo vuelve a intentar. Después de la experiencia de hace dos años, la escolta regresa a la WNBA de la mano de Los Angeles Sparks. El objetivo es doble. Por un lado, el anillo. Por el otro, asentarse en la mejor liga del mundo. “Éste es el mejor equipo en el que he estado y estoy aprendiendo mucho tanto dentro como fuera de la pista”, dice la escolta, que en el 2007 promedió 8,7 puntos en 26,2 minutos de juego.

A la espera de que el médico de las Sparks autorice a Candace Parker a volver a jugar tras dar a luz el pasado 13 de mayo, el equipo que entrena Michael Cooper se ha reforzado con dos veteranas como Tina Thompson y Kristi Harrower. El conjunto tiene la mente puesta en el 16 de septiembre, cuando arrancarán los playoffs por el título.

“Ahora hemos estado inmersas en el Training Camp, que es una especie de pretemporada, pero más corta y más intensa. Nos pasamos horas y horas en el pabellón entrenando. La primera semana fue dura porque no paramos de entrenar y de hacer actos con el equipo”, dice Fernández en referencia al Media Day o a la presentación delante de los fans. “Fue muy divertido. Me sorprendió porque la gente se acuerda mucho de mi paso por el equipo y no paraban de decirme que estaban muy contentos con mi vuelta. Supongo que se lo dicen a todas, pero me hizo especial ilusión reconocer a bastantes aficionados. Estuvimos más de una hora firmando autógrafos, la gente está muy ilusionada con el equipo”, observa.

La escolta estuvo hace unos días en el pabellón de Los Angeles. “Tuve un hueco para ir a un encuentro de las Finales de Conferencia. Ver un partido en el Staples Center es difícil de explicar, fue alucinante. Nunca había visto un ambiente así. Fui con Jessica Moore, una de mis mejores amigas aquí, y estábamos sentadas en la octava fila. Durante el calentamiento pude saludar a Pau. Fue una pasada. No paré de hacer fotos, no siempre puedes vivir un partido así en directo y lo disfruté al máximo”, recuerda la jugadora, que tras la WNBA regresará al Wisla Can-Pack de Cracovia.

Detroit Shock es uno de los pocos conjuntos que aspiran a evitar el título de las Sparks. El primer partido oficial de Marta Fernandez de esta temporada será, precisamente, ante el vigente campeón. “El ambiente que se respira aquí es de revancha. Hay una gran rivalidad y va a ser un partidazo por el ambiente que se va a vivir en el Staples”, asegura Fernández.

San Antonio Silver Stars, Phoenix Mercury e Indiana Fever son otras de las franquicias alternativas al título. Un peldaño por debajo se encuentran Connecticut Sun, Sacramento Monarchs, Seattle Storm y New York Liberty, aunque en la Gran Manzana se autoproclaman aspirantes al anillo de la WNBA. Los otros cuatro equipos ligarán su mejoría a lo que aporte lo mejor de la nueva camada de ‘rookies’, a totas luces inferior a la del año pasado: Angel McCoughtry (Atlanta Dream), Marissa Coleman (Washington Mystics), Kristi Toliver (Chicago Sky) y Renee Montgomery (Minnesota Lynx).

LLUVERAS REPITE COMO ENTRENADORA INVITADA
Carme Lluveras repetirá este verano como entrenadora invitada en la WNBA. El nuevo destino de la general manager de Ciudad Ros Casares, que la temporada pasada estuvo en los banquillos de Minessota Lynx, será la franquicia de Washington Mystics. Angela Taylor, general manager, fue quien cursó la invitación. Lluveras se desplazará el próximo martes 14 de julio hasta Estados Unidos, donde permanecerá varias semanas. La catalana aportará su experiencia como entrenadora invitada y sus conocimientos como general manager. “El año pasado pude cumplir uno de mis sueños y ahora he aceptado repetir la experiencia. La WNBA es un reto estimulante en mi carrera deportiva al que no quería renunciar”, asegura Carme Lluveras, que la temporada pasada se convirtió en la primera española en ir a un banquillo de la WNBA.

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 2 de junio del 2009.