dimarts, 23 de juny de 2009

Hugo González: "El entrenador español está muy preparado"


Tras pasarse una temporada como técnico ayudante en los los Anaheim Arsenal de la NBA D-League, Hugo González quiere entrenar en España. Tras su paso por California ya se ha dejado ver por los entrenamientos del Unicaja y por el Reebok Eurocamp de Treviso. No para quieto.

-Hugo, ¿cómo te surgió la posibilidad de entrenar en Anaheim Arsenal?
-Siempre había tenido la intención de entrenar en Estados Unidos para aprender alguna metodología diferente. Se lo comenté a Aíto García Reneses y él me puso en contacto con Miguel Ángel Paniagua. Gracias a ellos dos y la predisposición de Sam Vincent, he tenido el honor de ser el primer entrenador europeo en poder entrenar en la Liga de Desarrollo de la NBA durante toda una temporada.

-¿Qué balance haces de tu experiencia en California?
-El balance es muy bueno. Nada más llegar me comunicaron que mi estancia con ellos sería tan solo de dos semanas ya que nunca antes la NBA D-League había tramitado la ficha de un entrenador europeo y tenían mucha desconfianza y reticencias. Pude dar la vuelta a esa situación. Me ascendieron y pusieron todos los medios posibles para que mi estancia fuera muy cómoda.

-¿Qué aporta un español en una liga como la NBDL?
-El entrenador español está muy preparado. En la NBA D-League podemos aportar en todos los conceptos relacionados con el juego, pero sobretodo en aspectos técnicos y tácticos.

-¿Qué diferencias hay entre el estilo de juego?
-Las reglas de juego condicionan parcialmente los estilos. Por otra parte, en Estados Unidos, se intenta promocionar a los jugadores mejores aunque eso no sea lo mejor para el juego de equipo. Todo gira entorno al jugador estrella. A nivel técnico y táctico, muchas veces se prioriza en la velocidad de ejecución sobre la elección de la acción. La selección de tiro es quizás lo que más diferencia ambos estilos. En Europa hay una mayor riqueza, sobretodo táctica, favorecida también por las posibilidades defensivas que permite el reglamento FIBA.

-¿Cómo es tu relación con Sam Vincent?
-Excepcional. Constantemente ha valorado mi trabajo. Es muy buen entrenador, un grandísimo profesional, honesto, tremendamente trabajador y un ganador. El sentimiento hacia una persona así, solo puede ser de orgullo y admiración.

-¿Qué te gustaría hacer la temporada que viene?
-Entrenar y trabajar mucho. No me importa dónde, en cualquier lugar del mundo donde haya un proyecto serio y pueda ser útil al equipo.

Artículo publicado en Gigantes del Basket el 23 de junio del 2009.