dimecres, 31 de desembre de 2008

Viveros ACB (III): Las mejores apuestas internacionales


En pleno fragor del Circuito Sub 20, qué mejor que continuar con la serie “Viveros ACB” y su tercera entrega: “Las mejores apuestas internacionales”. En este artículo, Àlex Gozalbo nos presenta a las jóvenes perlas foráneas que se foguean en las canteras de los clubes ACB. Los ojeadores viajan sin descanso de un rincón a otro del planeta para encontrar a la nueva perla del baloncesto mundial. No importa que sea de Senegal, Burkina Faso, Georgia, Islandia o Ucrania; hoy en día, se escrutan todos los confines para encontrar esa joven perla que pueda revolucionar el equipo en un futuro no muy lejano.

Cuando Moncho Monsalve viajó a África y empezó a advertir sobre el potencial de aquel continente en cuanto a jugadores de baloncesto, no fueron pocos los que esbozaron una sonrisa. Ahora es imposible encontrar clubes de primer nivel que no tengan en África una red de ojeadores y establezcan acuerdos con varias escuelas autóctonas.La llegada de Sitapha Savane a la ACB no es casual. Varios clubes se han preocupado ya de localizar Senegal en un mapa. Uno de los últimos jugadores en llegar desde allí es Michel Diouf, un ala-pívot de 17 años y 2,08 centímetros de altura. Los médicos del Caja San Fernando definen su físico como “espectacular”, algo habitual en sus compatriotas. Para cerrar el fichaje, el club sevillano tuvo que enviar hasta Dakar a su director de cantera, Pablo Camacho, que aprovechó su estancia para tratar de documentarse sobre varios jugadores jóvenes que practican el baloncesto en las calles, sin apenas infraestructuras.Otra de las prometedoras joyas de Senegal es Youssuopha Mbao, un junior de 2,16 a quien mima el Gran Canaria Grupo Dunas y que fue seleccionado para el reciente European Tour de Michael Jordan. El club insular trata de pulir las cualidades técnicas de ‘Yus’ Mbao, llevándole a eventos como el Campus and Stage Attack que organiza Jorge Santana.Los azulgrana Cheick Samb (2,15 de altura y 22 años recién cumplidos) y Mamadou Samb (2,06 y 17 años) son dos de los pívots con más proyección de Europa. En el último draft de la NBA, el mayor fue escogido por los Lakers, que traspasaron sus derechos a los Pistons a cambio de Maurice Evans. Ambos hermanos empezaron a jugar tarde al basket en Mbour, una pequeña aldea situada a 200 kilómetros de Dakar, pero su evolución ha sido espectacular. De momento, Cheick Samb juega en Cornellà a las órdenes de todo un especialista en pulir futuros talentos: Agustí Cuesta.La evolución de Andre Bamogo (Burkina Faso) será algo más lenta. Ahora ya mide 2,15, pero antes de empezar a entrenarse con normalidad necesita fortalecer su delgado cuerpo. Para ello, el Unicaja le ha diseñado un plan específico que, según algunas páginas web norteamericanas, le debe llevar al draft de la NBA allá por el año 2009. ¿Y de dónde sale este chico? En uno de los equipos de la cantera malagueña juega un niño francés, cuyo padre es representante de jugadores con buenos contactos en algunos países de África. Fue él quien habló con Paco Alonso sobre un chaval que jugaba en el AS Sonabel de Burkina Faso y que no alcanzaba todavía la mayoría de edad.Argentina es otro de los países del que se nutren con asiduidad las canteras de los equipos de la ACB, especialmente la del TAU Cerámica. El conjunto vasco trata de repetir la fórmula que tanto éxito le dio con Luis Scola y Andrés Nocioni: ficha a las promesas antes de que exploten y las cede a conjuntos de Adecco LEB o LEB 2 para que progresen, al tiempo que empiezan a asumir responsabilidad. Actualmente tiene al alero Matías Sandes (2,02 y 22 años) en el Autocid Ford Burgos, al ala-pívot Leo Mainoldi (2,02 y 21 años) en el Plus Pujol Lleida y al pívot Diego A. Guaita (2,04 y 23 años) en el Ourense. La última incorporación es la del base Matías Nocedal (1,90 y 15 años), que cumplirá un exigente programa de trabajo a las órdenes de Iñaki Iriarte. Muchos scouts ya han pedido cita para seguir sus evoluciones de cerca después de verle hacer mates tras giros de 360º en el campus organizado este verano por Adidas en Sao Pablo (Brasil). El contrato con el Tau de este jovenzuelo, que ya es todo un mito en San Andrés, es por ocho temporadas.Diferente es el caso del base Diego Gerbaudo (1.80 y 17 años), otro argentino a quien el Real Madrid prefiere tener controlado en el día a día, disponiendo de minutos tanto en el equipo junior como en el filial de Adecco LEB 2. Hace apenas un año Gerbaudo llevó a su selección a ganar el título en un Campeonato Sudamericano Cadete del que fue MVP. El Madrid le hizo una prueba cuando éste apenas tenía 14 años. Lo habían visto jugar antes en unas imágenes borrosas que le ubicaban en una cancha de Villa María. Allí el chaval trataba de imitar los movimientos de su coprovinciano Marcelo Melanesio. Tras ver horas y horas de sus imágenes repetidas en video, el mimetismo era asombroso.Diferente es el caso de Martín Calvo. El Gran Canarias Grupo Dunas lo tiene desde que era infantil. Es un pívot de 18 años que ahora cuenta con minutos en el conjunto filial de la Liga EBA.Conocida es la rivalidad entre argentinos y uruguayos, así que quizás algún día la veamos trasladada a la ACB. De momento, un par de bases tratan de hacerse sitio. La progresión de Panchi Barrera (1,92 y 21 años), que ahora juega cedido por el DKV Joventut en el Breogán, parece haberse frenado un poco, pero Jason Granger (1,98 y 17 años) pide paso en el MMT Estudiantes. Hijo del ex jugador estadounidense Jeff Granger, Jason destaca por un potente físico y una gran capacidad anotadora.
Sin salir de América, llama la atención la creciente llegada de jugadores brasileños. Vitor Faverani (2,11 y 18 años), la joya del Unicaja cedida al CAI Zaragoza, es uno de los que mejor pinta tiene. El pívot llegó a Málaga a mediados de la temporada 2004-05 gracias a un ‘scout’ del club que viajó a Brasil. La presencia de Chus Mateo (entrenador) y Juan Trapero (preparador físico) en Zaragoza fueron determinantes para cerrar su cesión.Pero Faverani no está solo en España, donde ya han desembarcado más compatriotas suyos. Es el caso de cuatro pivots: Paulo Sergio Prestes (Unicaja, 2,08 y 18 años), Caio Torres (MTT Estudiantes, 2,11 y 19 años), Rafa Hettsheimeier (Akasvayu Girona, 2,06 y 20 años) y Renan Leichtweiss (Caja San Fernando, 2,09 y 16 años) que vienen pisando fuerte. Torres llegó hace unas semanas hasta 50 de valoración en un partido de Liga EBA (30 puntos, 23 rebotes y 9 faltas forzadas ante el Bansander).
Rafa Hettsheimeier, que de momento se foguea en el Akasvayu Vic (LEB-2), ha superado unos problemas en la tibia que le aparecieron tras disputar la novena edición del Nike Hoop Summit. Tal y como él mismo reconoce en unas declaraciones a la página web oficial de la Confederación Brasileña, uno de sus únicos problemas es su facilidad para coger algún kilo de más: “Al principio de vivir en España extrañé la comida y engordé cinco kilos porque sólo comía en McDonalds”.Menos habitual todavía es la nacionalidad de Jhoman Zamora (1,98 y 17 años), jugador venezolano del Grupo Capitol Valladolid a quien desde Estados Unidos asemejan a Latrell Sprewell por la imposibilidad que tienen las defensas rivales para frenar su uno contra uno.Pero no todas las mejores promesas de los equipos de la ACB llegan de otros continentes. Europa también es una gran cantera e incluso países con no demasiada tradición en el baloncesto empiezan a generar grandes jugadores. Es el caso de Daniel Clark (2,10 y 18 años), hijo del seleccionador femenino inglés que maravilla en el MMT Estudiantes. Lo ficharon porque fue a un campus de verano del club, tras un chivatazo de alguien vinculado a la entidad que lo vio en Inglaterra. Va a un colegio inglés muy prestigioso de Madrid y, de momento, no tiene ficha ACB porque no quieren que sea profesional hasta que acabe la enseñanza secundaria, que en Gran Bretaña es un año más que aquí. También inglés es Ashley Hamilton (Gran Canaria Grupo Dunas y 18 años), ahora ganando importancia en la Liga EBA.Las dos grandes canteras por excelencia del baloncesto europeo han sido siempre los países que forman la antigua Yugoslavia y la extinta URSS. De Georgia, por ejemplo, viene Levan Patsatsia (1,97 y 18 años). Este alero pertenece ahora a la disciplina del Winterthur FC Barcelona, pero llegó a España de la mano del Arona Basket Sur, un curioso club de Tenerife coordinado por Antonio de Torres que se ha especializado en la detección precoz de talentos. Con una red de contactos casi artesanal en el centro de Europa y en África Occidental, el club se suele adelantar a los ojeadores de clubes con muchos más recursos. Los hermanos Samb, Michel Diouf, Koka Tomaradze, Deimantas Baziukas, Inakli Jgerenaia o el propio Levan Patsatsia son algunos de sus descubrimientos.También es georgiano Viktor Sanikidze (2,03 y 20 años). Este ala-pívot es natural de Tbilisi y está en el MMT Estudiantes, equipo al que llegó procedente del JDA Dijon Basket. En el último Europeo Sub 20 B disputado este verano en Lisboa, fue el MVP y condujo a su selección al título.De Uzbekistán es natural Maxim Cheburov (2,05 y 25 años), un ala-pívot a quien el Unicaja tiene jugando en el Clínicas Rincón Axarquía (Adecco LEB 2). Esta temporada los problemas de espalda no le están dejando trabajar con regularidad.Polonia (el base Michal Chylinski de 1,93 y 20 años pertenece al Unicaja), Lituania (el ala-pívot zurdo Vilmantas Dilys de 2,06 y 19 años pasó del Zalgiris Kaunas al Unicaja), Eslovenia (el escolta Danilo Smigic de 1,90 y 22 años ha acabado en un Real Madrid que ya se interesó por él hace cuatro campañas), Croacia (el escolta Bojan Bogdanovic -2,00 y 17 años- y el pívot Toni Soda -2,10 y 18 años- juegan en el Madrid de Adecco LEB 2) o Serbia (el alero Marko Keselj de 18 años y 2,06 fue fichado por el Akasvayu Girona y está ya vinculado al equipo ACB) también tienen su presencia en las canteras de los clubes.
Como Keselj, el base esloveno Goran Dragic (1,90 y 20 años) ya juega en la ACB, al cederlo el Tau Cerámica al Polaris World CB Murcia. El contrato con el club vasco es por tres temporadas.Pese a que el pívot Vladie Savchuk (16 años y 2,04) es ucraniano, el Pamesa Valencia lo descubrió en un diminuto pueblecito de Jaén. De momento trata de ganarse el puesto ante la competencia de dos portugueses: el pívot Claudio Fonseca (2,06 y 17 años) y el alero Fabio Arlindo Da Cruz Lima (18 años y 1,98).Visto el buen rendimiento que les está dando al Caja San Fernando Filip Videnov, no es extraño que en el club apuesten por jugadores búlgaros. Una de las últimas genialidades es el pívot Deyan Ivanov (2,05 y 20 años). Se trata del hermano gemelo de Kaloyan Ivanov, que ya dispone de minutos ACB en el ViveMenorca.Cuando se habla de los equipos inferiores del DKV Joventut de Badalona hasta hace poco todo el mundo pensaba en Ricky Rubio, pero ahora que el base parece asentado en el primer equipo las miradas se han girado hacia Henk Norel. De momento, este pívot holandés de 2,10 y 19 años juega en el CB Prat de LEB 2, aunque muy pronto estará mucho más arriba. La prensa lo compara con Rik Smits, pero su entrenador, Sito Alonso, opina que tiene unas características más similares a las de Pau Gasol.La República Checa aporta varios jugadores a las canteras de la ACB. El Gran Canaria Grupo Dunas cuenta con Jaromir Fohler (21 años) y Jaroslav Tyrna (20 años), mientras que el Lagun Aro Bilbao Basket tiene al pívot Tomas Hampl (2,12 y 18 años), que juega cedido en el Santurtzi de Liga EBA; y el Real Madrid al alero Rotislav Uhlir (1,96 y 20 años). Además, el club blanco cuenta con un francés en sus filas: el pívot Sidiki Dit Boua Sidibe (2,10 y 21 años).Más exótica es la procedencia del alero Pavel Ermolinski (2,00 y 19 años), que pertenece al Unicaja, y el base Axel Vilhjalmsson (1,98 y 18 años), que juega en el Gran Canaria Grupo Dunas de Liga EBA. Ambos son naturales de Islandia. Tampoco es habitual en el mundo del baloncesto ser de Bélgica, como el pívot Yannick Driesen (2,10 y 18 años). El MMT Estudiantes espera que Driesen, a quien el Winterthur FC Barcelona le hizo una prueba, continúe con la progresión que ha permitido encadenar tres ascensos consecutivos con el Sint Jan de Amberes.También es extraño que jugadores norteamericanos de formen en España, país al que suelen llegar cuando ya están formados. En cambio, el ala-pívot Devin Wright (20 años y 2,00) juega en el CB Granada. Este hijo del mítico Jimmy Wright es tan tímido fuera de la pista como espectacular en ella, donde es conocido por sus mates.
Artículo publicado en ACB.com el 14 de noviembre del 2006. Consulta aquí el artículo en su contexto original.