dijous, 1 d’abril de 2010

Un médico con 65 amigos


“Si los que hablan mal de mí supieran lo que yo pienso de ellos, hablarían peor”. Buceando en el Facebook de Juan Albors he encontrado que se había hecho fan de ese grupo y que, además, tenía 65 amigos. Lo primero adquiere ahora otra perspectiva. Lo segundo es falso, puesto que al ex médico del Villarreal CF le ha dado tiempo en siete años de cultivar muchas más amistades. Aunque ahora sienta que nadie lo defienda, buen trabajo el suyo.

Dicen que la lesión de Cazorla le ha costado el puesto, pero más cierto todavía es que la subida al primer equipo de Juan Carlos Garrido, a quien ahora se quiere reforzar, no le ha ayudado. Empiezan a ser visibles muchas batallas internas que antes nunca trascendían y eso no es bueno. Hace semanas advertíamos por estas latitudes “algunos comportamientos a los que no estábamos acostumbrados (…). No creo estarme haciendo viejo, pero antes eso no pasaba. La ropa sucia se lavaba en casa y los conflictos nunca recorrían el pasillo que une en la Ciutat Esportiva el vestuario de la sala de prensa. El egoísmo se ha instalado en el equipo y quizás por ahí han entrado algunos de los males”. Lejos de mejorar, la situación ha empeorado.

Otro de los temas que me preocupa tiene que ver con el filial, un equipo alrededor del cual no dejan de salir noticias relacionas con los maletines. La última llega de Sevilla e incluso ha tenido que desmentirla el Betis a través de su Radio Oficial. La información, que como diría Andreu Buenafuente salió publicada en el único diario que viene grapado, aseguraba que ambos clubes pactaron una serie de plazos para el traspaso de Pereira y el primero de ellos (500.000 euros) se convertiría en un millón si el Betis ascendiera.

Especulaba el texto con la posibilidad de que el filial amarillo se dejara perder porque no se aumentan las cantidades, pero sí se adelantan los plazos, con lo que el Villarreal CF cobraría este año el doble de lo pactado. En algunos ámbitos puede parecer que el único interés en que el club tenga un filial en la Liga Adelante es económico y convendría cerrar el debate cuanto antes, no sea que alguien se lo pueda empezar a creer.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 1 de abril del 2010.