dijous, 29 d’abril de 2010

La utilidad de las banderas


Las banderas suelen quedar muy bien en los desfiles militares, pero no son útiles en el campo de batalla. La frase es aplicable a los equipos de fútbol, que demasiadas veces deben defender otras cosas además que el resultado. Viendo al FC Barcelona anoche uno atisbó que el equipo de Pep Guardiola no sólo debía superar al Inter de Milán sino que además debía llevar el peso de una nación sin estado, de los amantes del fútbol de toque, de los admiradores del trabajo de cantera y hasta de los defensores de los derechos de los niños europeos con necesidades básicas.

A veces, al Villarreal CF le sucede lo mismo y, sin darse cuenta, añade lastre a una mochila ya de por sí bastante pesada. “Los retos que me planteo son que el equipo tenga un buen estilo de juego definido, que tenga una manera de jugar que la gente admire y que haga que vayan al campo con ganas de verle jugar”, aseguró Juan Carlos Garrido en la rueda de prensa de su renovación.

El equipo anda inmerso en la lucha por el sexto puesto y no necesita cargarse con propuestas estéticas que retarden su camino. Soy de los que prefieren que el entrenador del Villarreal CF apueste por el buen fútbol, pero no quisiera que el equipo se convirtiera en uno de esos cuyos aficionados no duermen tras una victoria en un mal encuentro.

La situación no está como para pedir exquisiteces. Más todavía viendo los necesarios ajustes económicos que el club va a realizar. La renovación de un técnico ‘low cost’ es el primero de los pasos que la entidad ha dado. Ventas de jugadores importantes, renovaciones a la baja y fichajes sin pagar traspaso serán algunas de las siguientes operaciones, algo imprescindible para asegurar la continuidad de un proyecto que debe vivir (ahora más que nunca) con los pies en el suelo.

La incógnita es si el nuevo proyecto estará diseñado por José Manuel Llaneza, a quien (16 años después) algunos ya pretenden jubilar de la escena para reducir un salario más y darle mayor protagonismo a Fernando Roig Negueroles. No sé a ustedes, pero de entre todas las posibles bajas del primer equipo, a mí esa es la que más me preocupa.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 29 de abril del 2010.