dijous, 15 d’abril de 2010

El guión gráfico del entrenador


Ahora que el Villarreal CF estrena película (‘La Tripulación del Submarino Amarillo, en la elite del fútbol’), son muchos los que buscan paralelismos entre el mundo del fútbol y el cine. En el film, que se estrenará el lunes en el Auditori de Vila-real, aparecen desde jugadores hasta miembros del cuerpo técnico o de la prensa. El que no sale es Boris Izaguirre.

Lo que la mayoría llamamos táctica o pizarra es definido como ‘storyboard’ por el escritor venezolano, que se ha vuelto futbolero desde que Pep Guardiola dirige al FC Barcelona. A él le gusta imaginarse que un entrenador de fútbol es como un director de cine, que planifica las secuencias del partido meticulosamente, casi plano a plano. Luego, eso sí, depende de los actores (en este caso los jugadores) para que todo salga según el guión gráfico previsto.

Algunas veces, como el martes en Getafe, nada se asemeja a lo planificado. Pese a la derrota, todavía confía Juan Carlos Garrido en acabar entre los seis primeros puestos, que es un eufemismo para decir en la sexta plaza. La culpa de los malos resultados no suele tener un solo padre, como ha quedado claro con la salida de Ernesto Valverde, pero hay algunos factores determinantes y es evidente que las lesiones han tenido su importancia.

Durante semanas nadie ha prestado atención a las bajas del Villarreal CF. Ahora que se acerca el Mundial, la cosa cambia. “La Roja”, se desesperan, “parece la Cruz Roja”. Empiezan a preguntar cuándo Marcos Senna y Santi Cazorla estarán al 100%, pues confían en su aportación al combinado de Vicente del Bosque.

El último en incorporarse a la lista de lesionados es Gonzalo Rodríguez, con molestias musculares en los isquiotibiales. Su parcela del campo, la defensiva, ha sido una de las que más ha sufrido las consecuencias de los problemas físicos, impidiendo a los técnicos trabajar con la regularidad necesaria en los partidos y, sobre todo, en los entrenamientos.

Seis encuentros restan para finalizar una temporada difícil. Muchos salivan pensando que es la campaña del punto y final del sueño. Aquí, preferimos pensar que es la del paréntesis… a poco que las lesiones respeten a la plantilla el año que viene.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 15 de abril del 2010.