dijous, 7 de maig de 2009

La vaca y los títulos


La competición, por llamarla de alguna manera, se celebró en Galicia y, según cuentan, la ganó el Villarreal CF. Un puñado de vacas vestidas con la camiseta de algunos equipos de la Liga BBVA participaron en un esperpéntico acto en el que la gracia consistía en acertar qué animal depositaría antes su boñiga en un campo de fútbol dividido en 800 cuadrantes. Los apostantes, seguramente con el 2-6 en mente, se decantaron erróneamente por la res azulgrana.

Los foros de internet frecuentados por hinchas del Valencia CF tardaron menos de lo que canta un gallo en llenarse de comentarios irónicos. “Es el único título que ganaréis este año”, fue la frase más repetida, como si el conjunto que entrena Unai Emery estuviera en disposición de sumar varios trofeos. Avisé hace un par de semanas de la muerte de la tan cacareada ‘germanor’ y la lucha por una plaza en la Liga de Campeones 2009-10 sirve para argumentar mi teoría.

Es evidente que el Villarreal CF no ganará ningún título esta campaña e incluso tiene difícil (FC Barcelona, Real Madrid, Valencia CF y Mallorca esperan en el calendario) clasificarse para la Liga de Campeones, pero ello no constituye demérito alguno para un equipo con menor presupuesto que sus vecinos en la tabla clasificatoria. No acabar entre los cuatro primeros sería una decepción, pero nunca un fracaso.

Europa es el escenario soñado para cualquier club ambicioso, más todavía en tiempos de crisis. La diferencia económica es importante y no creo que, a estas alturas, nadie necesite que le recuerden por qué. Vean si no el enfado que Fernando Roig ha cogido al enterarse que la ULEB pretende una Euroliga semicerrada, con 13 licencias fijas que torpedean los intereses del Pamesa Valencia.

La Sexta debería imitar en las retransmisiones de fútbol los gráficos que utiliza en la Fórmula 1. Antonio Lobato y compañía comentan la carrera con una tabla en la que una clasificación indica cuántos puestos ha ganado o ha perdido cada piloto respecto a su posición en la parrilla de salida. Abogo por hacer lo mismo en el fútbol, partiendo del presupuesto gastado por cada club. Sería divertido.

Artículo publicado en Levante de Castelló el 7 de mayo del 2009.